Redacción indirecta: Definición, ejemplos y ejercicios resueltos

La redacción indirecta es una habilidad indispensable para demostrar una escritura correcta y un buen manejo de la ortografía. Además, por sus características se ha convertido en uno de los pilares de muchísimas pruebas de admisión como el Exani II de ceneval.

redaccion indirecta

En este post nos dedicaremos a hablar de su definición, sus características y los elementos presentes en ella, y para que no te queden dudas al respecto explicaremos varios ejemplos. De igual modo colocaremos al final varios ejercicios resueltos que te permitirán practicar.

Definición de redacción indirecta

La redacción indirecta es la capacidad para seleccionar o elegir un texto que cumple todas las normativas de una lengua determinada.

Otra forma de definirla es plantearla como una forma de evaluar. Desde esta perspectiva, la redacción indirecta es la evaluación de las competencias básicas de escritura de una persona mediante la selección de un texto previamente preparado con ese fin.

Otra definición de redacción indirecta es:

«Es la habilidad que permite al individuo seleccionar pasajes textuales que cumplan con las convenciones gramaticales, semánticas y ortográficas propias de la lengua, a partir de un propósito determinado de comunicación, y considerando la audiencia a la que van dirigidos, ya sea en el ámbito de estudio o el de participación social.»

Temoltzin, G. T., Sánchez, L. S., & GonzálezTemoltzin, H. G. (2014). Destrezas y estrategias para la universidad. Ejercita tus habilidades de razonamiento (Primera ed.). McGraw-Hill Education.

Esa selección se realiza entre varias opciones, algunas de ellas incorrectas. Por eso la redacción indirecta es también una capacidad, ya que solo si dominamos las normas de nuestro idioma podremos escoger correctamente.

Debemos resaltar además que tiene el adjetivo “indirecta” porque en realidad no escribirás nada. Más bien corregirás textos y oraciones seleccionando entre las alternativas.

Características de la redacción indirecta

La redacción indirecta se diferencia de otras capacidades y evaluaciones relacionadas con la escritura en el idioma español principalmente por sus características. Estas últimas le dan una esencia que nos permite identificarla sin dificultad.

Curiosamente, son solo dos. Aquí nos enfocaremos en hablar de cada una, puesto que eso nos servirá para entender mejor la definición:

Aplicación práctica

En la redacción indirecta todo se basa en lo práctico. Desde luego, hay que conocer un buen conjunto de reglas y principios de la lengua, pero esto se asume como un paso previo.

Este tipo de redacción va directamente al examen y evaluación de tus conocimientos sobre esas normas. En ese sentido, es una habilidad para aprender poniendo en práctica las reglas y fundamentos básicos que conoces en ejemplos puntuales.

Por ese motivo la redacción indirecta es considerada una vía más precisa para confirmar el dominio de las normas de escritura de un idioma. En primer lugar, porque la utilización correcta de un conocimiento es prueba innegable de que ha sido asimilado.

Y en segundo, porque garantiza que una persona puede reconocer la presencia de una normativa o regla en un texto.

Metodología adaptada a la selección múltiple

Ya dijimos que la redacción indirecta es más práctica que teórica. Por consiguiente, no debe extrañarnos que en general sea evaluada a partir de la selección múltiple.

Esa forma de evaluación se adapta perfectamente. Al haber varias opciones, tienes que valerte de tus conocimientos para poder distinguir cuáles se ajustan a lo que se solicita. De ese modo, si aciertas significa que realmente dominas las normas de tu lengua.

Si en cambio simplemente debieras responder una pregunta teórica, el criterio a medir sería tu memoria y no tu habilidad real sobre una regla de escritura.

Elementos de la redacción indirecta

Dentro de la redacción indirecta hay tres temas o elementos básicos que se toma en cuenta durante su evaluación:
  • El aspecto semántico, que se evalúa en las relaciones semánticas.
  • El aspecto gramatical, que implica las reglas gramaticales.
  • El aspecto ortográfico, que comprende las reglas ortográficas.

Cada uno de ellos a su vez se compone de otros elementos. Veámoslos por separado a fin de que puedas tener a la mano todos los conocimientos necesarios para responder bien cualquier ejercicio:

Relaciones semánticas

Las relaciones semánticas se refieren a las conexiones entre diferentes palabras a partir de su significado, ya sea por oposición, por similitud, etc.

Es decir, hay un elemento en común en todas ellas que puede ser casi idéntico, contrario o solo un poco parecido. A pesar de esa variación, la relación siempre se encontrará en el plano del significado (y de allí la palabra “semántica”).

De las relaciones semánticas surgen varios grupos de palabras: Todos ellos están muy presentes en la redacción indirecta y de cada uno encontraremos diccionarios que nos servirán de ayuda durante las evaluaciones:

  • Sinónimos.
  • Antónimos.
  • Hiperónimos.
  • Homónimos.
  • Homófonos.
  • Parónimos.

¿Qué son los sinónimos?

Los sinónimos son aquellas palabras que se relacionan entre sí porque poseen un significado muy parecido, con una grafía o escritura diferentes.

Sin embargo, hay que destacar que el significado nunca será exactamente el mismo para todos los términos. Esta imposibilidad se debe a varios factores, pero hay dos que conviene destacar:

  • Contexto: aunque dos palabras tiendan a significar casi lo mismo, siempre hay una más adecuada en función del contexto o de la oración que escribimos. Es el caso de “infante” y “niño”. Aun cuando ambas se refieran a un ser humano pequeño, la segunda resultará más adecuada en un texto o mensaje convencional.
  • Singularidad: si hay dos palabras que significan casi lo mismo es porque en algo se diferencian. De lo contrario, habría una sola. Este es un principio lógico que rige los sinónimos y establece que coincidan entre sí más que con otros términos.

Si bien ambos factores impiden un significado exacto y fiel, no evitan que podamos reemplazar una palabra por otra según sea el caso. La única condición es que al hacer el reemplazo no se pierda la armonía de lo escrito.

Ahora tomemos todo lo anterior y veámoslo en acción a través de varios ejemplos:

  • Advertir-prevenir: estas dos palabras son sinónimas porque ambas se refieren a dar un aviso a alguna persona. Sin embargo, la primera parece tener un tono más negativo, mientras que la segunda apunta más a salvar a alguien de algo.
  • Barato-económico: en este caso los dos términos hacen alusión a un elemento de bajo costo. Pero “barato” pareciera implicar además que no es de una calidad notable. “Económico” se limita a referir el costo sin entrar en detalles de calidad.
  • Camino-sendero: aquí tanto uno como otro nos hablan de una vía. Pero “camino” es más amplio, ya que lo podemos usar literal y metafóricamente. Por su parte, “sendero” pareciera servir principalmente en el sentido literal.

En cada uno de esos casos podemos ver que en muchas oraciones podríamos sustituir un sinónimo por otro sin que hubiese ningún problema de sentido. No obstante, el efecto no será exactamente el mismo siempre que hagamos este reemplazo.

¿Para qué sirven los sinónimos?

Los sinónimos sirven como un medio para ampliar el vocabulario durante la redacción. Con eso queremos decir que utilizando sinónimos tenemos la posibilidad de evitar repetir demasiadas veces un mismo término.

Hacerlo sería una señal de que no tenemos un buen repertorio de palabras:
  • “Adrián compró un auto hace poco. Es un auto de último modelo”: en esta oración la palabra “auto” aparece en dos ocasiones. Pese a que es cierto que no representa ningún error, a nivel de estilo suena repetitivo.
  • “Adrián compró un auto hace poco. Es un coche de último modelo”: aquí ya no hay repetición, gracias a que usamos el sinónimo “coche”. Como vemos, se conserva la armonía y el sentido de la oración, y esta última está mejor construida.

Fuera de eso, los sinónimos también dan prueba de que sabemos asociar diferentes palabras en nuestro vocabulario. Por eso están tan presentes en la redacción indirecta.

¿Qué son los antónimos?

Los antónimos son las palabras o términos cuyo significado se opone entre sí.

Es decir, estamos hablando de aquellas palabras que son las contrarias de otras. Por supuesto, eso hace que los antónimos sean a su vez el opuesto de los sinónimos.

Con los antónimos existe una mayor exactitud en la relación semántica. Una palabra que es la opuesta de otra siempre tendrá una conexión específica con ella en su significado. Aunque hay que resaltar que en ciertos casos es más fácil apreciar esta relación:

  • Alto-bajo: este par de antónimos es de los más claros que encontraremos. Ser alto equivale a lo opuesto de ser bajo, y un alto costo es lo contrario a un bajo costo.
  • Bonito-feo: este es otro caso muy fácil de apreciar. Algo con belleza será siempre y sin lugar a dudas totalmente opuesto a cualquier otra cosa con un grado de fealdad.
  • Anexar-desunir: aquí la relación de oposición entre los términos no es tan exacta. Desde luego, sí se oponen, pero no son el mejor ejemplo. Sería más adecuado “unir-desunir”.

Considerando esos ejemplos, queda claro que debemos evaluar bien todas las opciones de antónimos que tengamos a la mano, y elegir la que encaje más con la otra palabra.

¿Para qué sirven los antónimos?

Los antónimos sirven para crear contrastes dentro de una oración. Esa es la utilidad más común para este grupo de palabras. Sin embargo, en el caso de la redacción indirecta sirve para confirmar si hemos asimilado bien el concepto o definición de una palabra.

Si somos capaces de identificar el opuesto más ideal de un término, es porque este último lo hemos entendido de la forma correcta.

¿Qué son los homónimos?

Los homónimos son palabras que se escriben y se pronuncian de la misma forma pero poseen un significado diferente.

Dicho de otro modo, dos términos son homónimos cuando tienen una escritura idéntica sin significar lo mismo.

Por ende, no existe entre ellos ninguna conexión semántica real. Pero aunque no estén conectados por su significado, los homónimos sí funcionan en ese nivel, ya que su contraste tiene lugar precisamente en el sentido tan distante de cada palabra.

Es por ello que se los considera parte de las relaciones semánticas.Por otro lado, es lógico asumir que si tienen la misma escritura compartirán una pronunciación igual.

A los homónimos se les llama también “palabras polisémicas”, esto es, palabras con muchos significados que no suelen parecerse en lo más mínimo.

La cuestión de la diferencia en el sentido de los homónimos suele atribuirse a un único factor:

  • Origen de cada homónimo: en todo idioma suele ocurrir que una palabra aparece en diferentes lugares y con una función distinta. Eso repercute sobre su sentido haciendo que no se relacionen para nada.

A partir de ese origen distinto es más fácil entender por qué un término puede usarse para varias cosas al momento de escribir. En todo caso, con un buen diccionario podremos conocer todos los significados.

Vale que mencionemos además que puede haber varios homónimos. No necesariamente tienen que ser solo dos.

¿Cómo identificar los homónimos?

Para identificar los homónimos hay que fijarse en el contexto de la oración. Tenemos que leer toda la oración para captar su sentido, y partir de él podremos saber cuál significado está teniendo el homónimo dentro de ella.

Desde luego, esto se entiende muchísimo mejor con unos ejemplos:

  • “Me duele mucho la lengua”: en esta oración podemos ver que se menciona un dolor. Para que algo así exista tiene que hacer referencia a una parte u órgano del cuerpo. Por ende, está claro que “lengua” se refiere aquí al órgano presente en la boca.
  • “Él sabe las reglas de la lengua”: en este caso sería un poco difícil que se estuviese hablando de un órgano, puesto que se menciona unas reglas. En cambio, “lengua” como sinónimo de “idioma” sí puede contener normas y principios, así que ese es su sentido en esta oración.
  • “Halló un banco, y se sentó en él”: aquí tenemos que se habla de un elemento que permite sentarse encima. No parece lógico que se refiera a un banco como una institución, sino más como un objeto. Así pues, “banco” en este caso tiene el significado de “asiento”.
  • “Decidió guardar todo su dinero en el banco”: en esta otra oración nos encontramos con una palabra clave, “dinero”. Si se nos dice que alguien ha decidido guardar el suyo, eso indica claramente que “banco” tiene el significado de institución.

Esos pocos ejemplos son suficientes para notar que el homónimo adquiere su sentido siempre en función de las palabras que lo rodean. Por consiguiente, tenemos que asegurarnos bien de leer la oración completa.

En los casos de redacción indirecta que contengan homónimos será vital hacer eso. Y podremos hallar ejercicios parecidos a los ejemplos anteriores y también un poco más complejos:

  • “La capital de Japón es Tokio, una ciudad con un inmenso capital en inversiones extranjeras”: en este caso nos aparecen dos homónimos en una misma oración. Si leemos bien veremos que el primero hace referencia a una ciudad principal, mientras que el otro habla de una suma de dinero.
  • “Quiero comprar un peso para medir mi cuerpo, pero no tengo ni un peso en mi cuenta bancaria”: aquí el primer homónimo se refiere al aparato utilizado para cuantificar el peso corporal, mientras que el segundo habla de dinero.

Siempre resultarán más difíciles los ejercicios que contengan varios homónimos. Sin embargo, el contexto y las palabras que los acompañen nos darán el sentido correcto de cada uno.

¿Qué son los homófonos?

Los homófonos son todas aquellas palabras que se pronuncian igual pero se escriben de una forma distinta.

En ese sentido, los homófonos son diferentes a los homónimos, ya que estos últimos comparten la misma escritura y pronunciación. Pero a la vez se parecen, pues en ambos el significado de las palabras nunca es igual, por lo que su relación semántica es de contraste.

Con los homófonos en español suele haber muchísima confusión a la hora de escribirlos. En especial con los hablantes de las zonas donde la “z” y la “s” son pronunciadas de la misma forma.

Pero si nos aprendemos la escritura de cada palabra y su significado, cuando las escuchemos podremos identificarla según el sentido de las oraciones.

Ejemplos de este grupo son los siguientes:

  • Asia-Hacia: aquí en el primer caso tenemos un sustantivo propio que se refiere a un continente, mientras que el segundo es una preposición.
  • Tuvo-Tubo: en este ejemplo el primer homófono es un verbo conjugado. El segundo es un sustantivo referido a un objeto.
  • Hola-Ola: en esta ocasión tenemos en primer lugar una palabra que sirve como una forma de saludo. En segundo, un sustantivo que hace referencia a un elemento de los mares y playas.
  • Casa-Caza: este ejemplo es especial, ya que en sitios como España no serían dos homófonos debido a que la “z” tiene una pronunciación distinta. En cambio, en Latinoamérica se pronuncia igual que la “s”. Ambas palabras son sustantivos, aunque con significados completamente distintos.
Tal como vemos, en la escritura se puede distinguir cada homófono, pero en la pronunciación son exactamente iguales.

Las diferencias entre estas palabras suelen ser tres:

  • Letras distintas: como en “tuvo” y “tubo”.
  • Presencia o ausencia de una consonante: como en “hola” y “ola”.
  • Las dos anteriores: como en “Asia” y “hacia”.

En la redacción indirecta los homófonos suelen aparecer bastante. Aunque se vean complejos, si dominamos la escritura y el sentido de cada uno podremos resolver cualquier ejercicio.

¿Qué son los hiperónimos?

Los hiperónimos son las palabras que engloban a otras por su esencia.

Un hiperónimo no necesita parecerse en su forma o escritura a los términos que engloba. La conexión está en el plano del significado, y por eso forman parte de las relaciones semánticas.

Cuando escribimos utilizamos mucho estas palabras. Los ejemplos que siguen son prueba de ello:

  • «Flor»: este hiperónimo incluye las rosas, los claveles, las margaritas, etc.
  • «Insecto»: aquí podríamos incluir a los escarabajos, a las hormigas, entre otros.
  • «Pájaro»: engloba a los colibríes, a las golondrinas, a las palomas, etc.
  • «Color»: en este caso tenemos el rojo, el azul, el verde y cualquier otro.

Cada uno de esos hiperónimos lo hemos usado muchísimas veces al hablar y escribir. Por ende, quizá sean las palabras de las relaciones semánticas con las que estamos más familiarizados.

Debemos mencionar también que las palabras englobadas por un hiperónimo se llaman “hipónimos”. Es decir, “colibrí” es uno de los hipónimos de “pájaro”.

¿Para qué sirven los hiperónimos?

Los hiperónimos sirven para evitar repetir un término dentro de una oración o párrafo. Cuando ya hemos dicho “golondrina” varias veces, podemos optar por escribir “pájaro”, y con eso logramos que nuestro texto resulte más fluido y con un vocabulario más diverso.

En el caso específico de la redacción indirecta, los hiperónimos sirven para comprobar que se está manejando correctamente el sentido de un término:
  • “Me gustan mucho los claveles. Son una planta muy bonita”: en este caso, si bien hay una relación entre los claveles y las plantas, no es un hiperónimo válido, por lo que hay un problema en la redacción.
  • “Me gustan mucho los claveles. Son unas flores muy bonitas”: aquí la exactitud es completa, puesto que “flores” implica automáticamente a los claveles.

Para resolver el problema en esos ejemplos resulta vital que tomemos en cuenta el significado de las palabras. Por ese motivo hay que recalcar lo importante que es tener siempre un buen diccionario con nosotros.

¿Qué son los parónimos?

Los parónimos son palabras que guardan un parecido entre sí por su sonido, forma u origen.

Por lo tanto, no existe realmente una conexión entre ellas en el plano del significado. Sin embargo, las semejanzas entre ambas suelen hacer pensar lo contrario.

Los parónimos pueden parecerse mucho entre sí, de modo que podrían ser casi homófonos. Pero no es un requisito para que los consideremos como tal:

  • Vendido-vendado: estos dos parónimos comparten una misma forma, pero se diferencian en una vocal.
  • Sexta-Secta: en este caso la diferencia radica en una consonante. En la pronunciación ambas palabras suenan casi igual.

En esos ejemplos el parecido no es completo, aunque sí muy cercano. De cualquier modo, el nivel de similitud variará según cada caso.

Reglas gramaticales

Las reglas gramaticales se refieren a aquellas normas en las que se sostiene un determinado idioma para su correcta construcción. En otras palabras, son los principios que rigen una lengua y que le permiten tener sentido y armonía en sus palabras, frases y oraciones.

En el caso de un idioma como el español la abundancia de estas reglas es notable. No obstante, en la redacción indirecta veremos cuatro temas principales:

Concordancia

La concordancia se refiere a la relación correcta entre diferentes elementos que se deben corresponder dentro de una oración.

Si no existe una correspondencia adecuada, es fácil notar que hay un error en la construcción del enunciado. Ahora bien, la concordancia puede aplicarse en varios aspectos:

  • Género: aquí se trata de lo femenino y lo masculino. Es decir, un sustantivo masculino siempre deberá ir con un adjetivo del mismo tipo. Si es femenino tenemos un error.
  • Número: el número se refiere a si un elemento de la oración es singular o plural. Según cuál sea el caso, todos los otros deberán ajustarse. Por ejemplo, si el sujeto es singular entonces el verbo debe ir conjugado así.
  • Persona: este aspecto tiene que ver directamente con la conjugación verbal. No es lo mismo “canté”, verbo en primera persona, que “cantaste”, verbo en segunda persona.

Coherencia

La coherencia se refiere a la lógica interna que hay en un enunciado u oración.

O sea, si uno de los elementos presentes contradice a otro la oración deja de ser coherente. Sin embargo, vale resaltar que puede haber excepciones cuando se usa una palabra con sentido metafórico.

Pero eso suele verse principalmente en textos poéticos. En oraciones formales y académicas se usa y se prefiere más el sentido literal.

La coherencia es uno de los temas más importantes en la redacción indirecta, ya que implica también la comprensión lectora.

Eso se debe a que si somos capaces de notar que algo no concuerda es porque tenemos claro el significado de cada palabra y la relación que hay entre todas ellas. Por consiguiente, hemos comprendido lo leído.

Como siempre, unos ejemplos ilustrarán mejor todo lo anterior:

  • “Las nubes son verdes”: el color de las nubes no es el verde, por lo que existe una incoherencia al final de la oración.
  • “Mi padre es menor que yo”: un padre no puede ser menor que su hijo, porque eso contradice su paternidad.
  • “Los monos son mis aves preferidas”: los monos no son aves, sino mamíferos. Excepto por esa incoherencia, todo lo demás tiene sentido.
  • “Mi madre es mayor que yo”: esta oración no tiene ningún problema de coherencia, pues necesariamente la madre debe ser mayor.

Cada uno de los ejemplos nos da una idea de lo que significa ser coherente. Sea como sea, debemos recordar leer la oración o el párrafo varias veces hasta identificar lo que no concuerde, para entonces corregirlo o apuntarlo.

Oración simple

Las oraciones simples son aquellas que contienen un solo predicado, por lo cual son también las más sencillas de analizar.

La longitud no importa en este tipo de oraciones. Pueden ser muy largas o cortas sin dejar de ser simples. El único requisito es que no tengan más de un predicado:

  • «La casa es azul»: esta oración es breve, dado que tiene solo cuatro palabras. Y es simple porque tiene un único predicado.
  • «La libertad es un principio fundamental en la vida humana»: esta oración es más larga que la anterior, pero sigue teniendo un solo predicado, así que es simple.
  • «Juana quiere comprar un coche, pero su marido prefiere irse de viaje»: en este ejemplo la palabra «pero» nos introduce un segundo predicado. Por ende, no entra en la categoría de oraciones simples.

Oración compuesta

Las oraciones compuestas son las que están formadas o constituidas por varias oraciones simples, de modo que tienen más de un predicado.

En este caso tampoco importa demasiado la longitud. Una oración compuesta puede ser casi tan corta como una oración simple, aunque normalmente son extensas.

Las palabras más usadas para unir las oraciones simples y formar una compuesta son las conjunciones. Las hay de varios tipos, pero existen tres más frecuentes:

  • Conjunciones adversativas: como «pero», «mas», «sino» y «aunque».
  • Conjunciones copulativas: entre las que están «y», «e» y «ni».
  • Conjunciones disyuntivas: «o» y «u».

Reglas ortográficas

Las reglas ortográficas son las normas que regulan la escritura de un idioma determinado. Eso significa que se refieren solamente al aspecto visual o gráfico de esa lengua.

De estas normas podríamos hacer un enorme listado. No obstante, vamos a tratar las más presentes en cualquier prueba de redacción indirecta.

Grafía correcta

La grafía correcta se refiere a que las palabras estén escritas como deben ir, letra por letra. Por ejemplo, escribir “siya” es un error, mientras que el término “silla” sí es correcto.

Las confusiones con este tema se deben principalmente a que en nuestra lengua hay letras que representan un mismo sonido. Veamos unos casos:

  • V-B: como en “vaso”, “baso”, “tuvo”, “tubo”, “votar”, “botar”, etc.
  • Y-Ll: por ejemplo, “cayó”, “calló”, “gayo”, “gallo”.
  • S-Z: entre los que encontramos “casar”, “cazar”.

Los errores en la escritura de las palabras suelen pasar muy desapercibidos, a menos que conozcamos bien nuestro vocabulario. Precisamente por eso son uno de los temas más frecuentes en la redacción indirecta.

En ese sentido, recalcamos que un buen diccionario puede ser de ayuda para solventar cualquier duda.

Uso de los signos ortográficos

El uso de los signos ortográficos incluye signos de puntuación, de interrogación y de exclamación. Evidentemente, cada uno sirve para un propósito distinto:

  • Signos de puntuación: este tipo de signos funcionan para hacer pausas, separar palabras, concluir un párrafo, etc.
  • Signos de interrogación: estos signos, como su nombre lo indica, sirven para hacer interrogaciones directas en cualquier texto u oración.
  • Signos de exclamación: se usa estos signos para expresar admiración, sorpresa, entre otras emociones.

Un error común en el español es colocar solo el signo de interrogación de cierre (?), cuando en realidad debe llevar también el de apertura (¿). Lo mismo ocurre con los de exclamación. Esa costumbre se ha venido introduciendo en el idioma a partir del contacto con el inglés, en el cual se usa únicamente el signo de cierre.

Sin embargo, en español siempre debemos utilizar los dos.

Tenemos que recordarlo mientras usemos la redacción indirecta y cuando escribamos cualquier otra cosa.

Reglas de acentuación

Las reglas de acentuación son todas aquellas normas que nos permiten saber cuándo colocarle la tilde a una palabra. Eso incluye palabras agudas, graves y esdrújulas, y también diptongos, triptongos e hiatos, entre otros temas.

Una cosa que merece la pena destacar en este punto es que estas normas no tienen una función solamente estética. En realidad, pueden cambiar por completo el significado de una palabra.

Partes de la redacción indirecta

Al ser tan extensa, es natural que la redacción indirecta se divida en varias partes. Todas se complementan y ofrecen su propia dificultad:

  • Error en la oración.
  • Mejorar oración.
  • Mejorar párrafo.

Para cada una hay un tipo de problema específico que se traduce en ejercicios distintos.

Es importante que conozcamos cada parte, dado que solamente de ese modo sabremos qué esperar durante una prueba. Así pues, veamos en qué consiste cada una y qué podríamos encontrarnos.

Error en la oración

Esta primera parte se centra en poner a prueba tu dominio al utilizar las diferentes clases de palabras. A la vez, se evalúa el manejo de los componentes de la oración y de su estructura.

Partiendo de eso se suele elaborar ejercicios o problemas basados en lo siguiente:

  • Manejo de cada tipo de palabra.
  • Reconocimiento de errores en la concordancia.
  • Uso correcto de las preposiciones.
  • Manejo de los signos de puntuación.

Mejorar oración

Esta segunda parte se centra en la elaboración y mejora de ideas en textos de ejemplo. Es decir, se pondrá a prueba tu habilidad para replantear una idea de la manera más formal posible.

Al decir “formal” nos referimos a que las oraciones que deberás mejorar tienen que ir acordes con las reglas semánticas y gramaticales que ya estudiamos. En esta sección hallaremos ejercicios sustentados en estos puntos:

  • Unión de oraciones simples en una oración compuesta.
  • Manejo de la gramática.
  • Orden correcto de los elementos de la oración.
  • Manejo del significado y sentido de palabras y oraciones completas.

Mejorar párrafo

Esta última parte es en realidad una mezcla de las primeras dos. Las comprende a ambas debido a que incluye oraciones y palabras por separado.

En esta sección encontraremos ejercicios con base en estos aspectos:

  • Comprensión de varias oraciones juntas.
  • Mejora de la redacción de una idea.
  • Dominio de las reglas formales de la lengua.

Redacción indirecta en el Exani II

Dentro del Exani II la redacción indirecta es uno de los pilares que se toma en cuenta.

En este tema se aplica actualmente la estructura siguiente para la evaluación:

SubáreaTemaNúm. de reactivos
EstudioComunicativa15
Gramatical y semántica
Ortográfica
Participación socialComunicativa15
Gramatical y semántica
Ortográfica
Total30

Como podemos ver, cada subárea comprende un total de 15 reactivos. Además hay tres temas que se repiten en ambas:

  • Gramatical y semántica: incluye las reglas gramaticales y las relaciones semánticas que tratamos con anterioridad.
  • Ortográfica: en esta subárea se evalúa todo lo que estudiamos en el tercer elemento, el de las reglas orográficas.
  • Comunicativa: esta primera subárea implica las dos anteriores, y es, por consiguiente, la evaluación global de todo lo aprendido.

10 Ejemplos de redacción indirecta

Ahora que vimos todo lo que necesitamos saber de la redacción indirecta, vayamos con unos ejemplos. Para facilitarte todo los hemos dividido en grupos, cada uno con sus respuestas.

Completa correctamente el enunciado
OraciónRespuestasExplicación
1)Uno de los profesores que conoce a Marcos desde hace años asegura que siempre __ ha visto atento en clases.A: le.
B: lo.
C: les.
En este caso lo correcto es “lo”, pues coincide con el género y número de “Marcos”.
2)Adriana prometió que nunca más __ llamaría a nosotros a esas horas.A: me.
B: se.
C: nos.
Aquí la respuesta correcta es la “C”, dado que “nos” se corresponde con “nosotros”.
Verifica la concordancia gramatical del verbo y completa la oración
OraciónRespuestasExplicación
1)Treinta personas _______ sin ningún aviso a la clase.A: llegaron.
B: llegan.
C: lleguen.

La respuesta de este ejercicio es la primera, porque está en plural, tal como “treinta personas”.
2)Yo ______ que vengas a mi fiesta de cumpleaños.A: quiere.
B: quieran.
C: quiero.

La respuesta correcta es la última, “quiero”, ya que el verbo es acorde con “yo”.
Elige el sinónimo de la palabra entre comillas
OraciónRespuestasExplicación
1)Mi hermana es extremadamente "bonita", y todos lo saben.A: horrible.
B: silenciosa.
C: hermosa.
La respuesta “C” es la adecuada, dado que el significado coincide con el de “bonita”.
2)Me gustaría mucho poder comprarme un "coche" este año.A: perro.
B: automóvil.
C: guitarra.
Aquí la respuesta es lógicamente “automóvil”, que es un sinónimo de “coche”.
Identifica los homónimos de cada oración
OraciónRespuestasExplicación
1)Mi madre tuvo que comprar un tubo para poder arreglar el problema.A: comprar-arreglar.
B: madre-poder.
C: tuvo-tubo.
En esta ocasión la respuesta es la “C”, por cuanto “tuvo” y “tubo” son palabras homófonas.
2)La comunidad decidió votar para determinar quién de todos se encargaría de botar la basura semanalmente.A: votar-botar.
B: determinar-botar.
C: comunidad-basura.
La respuesta indicada es la “A”, ya que claramente “votar” y “botar” son homófonas entre sí.
Elige el antónimo de la palabra entre comillas
OraciónRespuestasExplicación
1)Ella hizo una "larga" presentación mientras todos en el teatro la contemplaban de forma atenta.A: rápido.
B: injusto.
C: breve.
La última opción es la correcta, dado que “breve” es el antónimo de “larga”.
2)El hermano de María Fernanda es más "alto" que todos sus parientes.A: obeso.
B: bajo.
C: sincero.
La respuesta en este caso es “bajo”, que funciona como antónimo de “alto”.

20 Ejercicios de redacción indirecta

Ha llegado el momento de que pongas a prueba todo lo que te hemos enseñado. Te daremos 20 ejercicios de redacción indirecta para practiques y estés preparado para cualquier prueba de admisión.

Otra vez dividiremos los ejercicios en grupos, a fin de que entiendas bien qué debes hacer en cada caso. Al final encontrarás las respuestas.

Elige el sinónimo de la palabra entre comillas
OraciónRespuestas
1)América es un continente con "muchísima" gente.A: divertida.
B: variada.
C: bastante.
2)El álbum logró "encantar" a todos los fanáticos de la banda.A: maravillar.
B: molestar.
C: espantar.
3)Los estudiantes "consiguieron" culminar sus estudios a tiempo.A: lograron.
B: prometieron.
C: decidieron.
Elige el antónimo de la palabra entre comillas
OraciónRespuestas
1)Panamá tiene un "avanzado" sistema de procesamiento del petróleo.A: inteligente.
B: sorprendente.
C: atrasado.
2)El café de ayer tenía un muy "buen" sabor.A: agradable.
B: mal.
C: delicioso.
3)Su acto generó mucha "alegría" entre los participantes.A: tristeza.
B: molestia.
C: agonía.
Elige la letra correcta en cada término
OraciónRespuestas
1)Mi hermano dijo que me a_udaría a conquistar mis metas.A: y.
B: ll.
2)La _aca es un animal que brinda muchos alimentos.A: b.
B: v.
C: a.
3)La va_a que colocó en la granja sirve para evitar la entrada de animales salvajes. A: ll.
B: y.
C: a.
4)La ta_a de impuestos podría subir en los días siguientes. A: z.
B: s.
Escoge la respuesta correcta para cada caso
OraciónRespuestas
1)Son palabras que suenan igual pero se escriben diferente. A: homófonos.
B: homónimos.
C: antónimos.
2)Son palabras con la misma escritura y pronunciación pero con un significado distinto.A: sinónimos.
B: homónimos.
C: parónimos.
3)Son palabras cuyo significado es el opuesto de otra. A: homónimos.
B: antónimos.
C: hiperónimos.
Verifica la concordancia gramatical y completa la oración
OraciónRespuestas
1)Todos juntos ______ a la casa a celebrar el triunfo. A: fueron.
B: fue.
C: fueran.
2)La gerente de la empresa ________ un cambio en el horario. A: propuse.
B: propuso.
C: propusieron.
3)Marta me obsequió ayer una camisa _______. A: rosada.
B: rosado.
C: rosadas.
4)El profesor dijo claramente que lleváramos __ libro que nos había mencionado. A: los.
B: el.
C: la.
Identifica los homófonos de cada oración
OraciónRespuestas
1)Mientras me decía “hola” una ola gigantesca se lo llevó para siempre. A: una-para.
B: hola-ola.
C: mientras-llevó.
2)Siento que si tuviera ciento cuarenta empleados mi empresa funcionaría mejor. A: que-mi.
B: tuviera-empresa.
C: siento-ciento.
3)La caza se llevó a cabo en la afueras de la nueva casa del presidente. A: caza-casa.
B: en-de.
C: cabo-casa.
RESPUESTAS
Elige el sinónimo de la palabra entre comillas
OraciónRespuestas
1)América es un continente con "muchísima" gente.C: bastante.
2)El álbum logró "encantar" a todos los fanáticos de la banda.A: maravillar.
3)Los estudiantes "consiguieron" culminar sus estudios a tiempo.A: lograron.
Elige el antónimo de la palabra entre comillas
OraciónRespuestas
1)Panamá tiene un "avanzado" sistema de procesamiento del petróleo.C: atrasado.
2)El café de ayer tenía un muy "buen" sabor.B: mal.
3)Su acto generó mucha "alegría" entre los participantes.A: tristeza.
Elige la letra correcta en cada término
OraciónRespuestas
1)Mi hermano dijo que me a_udaría a conquistar mis metas.A: y.
2)La _aca es un animal que brinda muchos alimentos.B: v.
3)La va_a que colocó en la granja sirve para evitar la entrada de animales salvajes. A: ll.
4)La ta_a de impuestos podría subir en los días siguientes. B: s.
Escoge la respuesta correcta para cada caso
OraciónRespuestas
1)Son palabras que suenan igual pero se escriben diferente. A: homófonos.
2)Son palabras con la misma escritura y pronunciación pero con un significado distinto.B: homónimos.
3)Son palabras cuyo significado es el opuesto de otra. B: antónimos.
Verifica la concordancia gramatical y completa la oración
OraciónRespuestas
1)Todos juntos ______ a la casa a celebrar el triunfo. A: fueron.
2)La gerente de la empresa ________ un cambio en el horario. B: propuso.
3)Marta me obsequió ayer una camisa _______. A: rosada.
4)El profesor dijo claramente que lleváramos __ libro que nos había mencionado. B: el.
Identifica los homófonos de cada oración
OraciónRespuestas
1)Mientras me decía “hola” una ola gigantesca se lo llevó para siempre. B: hola-ola.
2)Siento que si tuviera ciento cuarenta empleados mi empresa funcionaría mejor. C: siento-ciento.
3)La caza se llevó a cabo en la afueras de la nueva casa del presidente. A: caza-casa.

Con eso terminamos por ahora. La redacción indirecta es una habilidad útil para que mejores tu escritura y apruebes cualquier examen. ¡Tan solo asegúrate de repasar y de practicar todo lo que has aprendido en este post!

Give a Comment