¿Qué son las palabras agudas?: Reglas, ejemplos y ejercicios resueltos

Ya es momento de que veamos los que son las palabras agudas. Dentro de las reglas de acentuación, estas tienen algunas normas básicas y otras un tanto más avanzadas. En otra ocasión las comentamos un poco, pero ahora vamos a profundizar en ellas.

palabras agudas ejemplos y ejercicios

Hemos elaborado un post con todos los aspectos que necesitas conocer sobre las palabras agudas. Luego de que hayas aprendido cada punto, te esperarán unos ejercicios muy fáciles al final.

Palabras agudas: Explicación

Las palabras agudas son las que tienen la mayor fuerza de voz en la última silaba.

Por lo tanto, estas palabras llevan en su sílaba final el acento prosódico. Esto aplica sin importar la cantidad de sílabas que haya en ellas.

O sea, una palabra de dos sílabas puede ser tan aguda como una de tres, de cuatro, y así sucesivamente: “contó” (bisílaba), “respaldar” (trisílaba), “oscureció” (tetrasílaba).

¿Cómo identificar una palabra aguda? Solo tenemos que pronunciarla y fijarnos dónde está la mayor fuerza de voz. Eso nos permitirá saber si el acento prosódico está efectivamente en la última sílaba.

Recordemos, por cierto, que debemos contar las sílabas de derecha a izquierda. Así, en la palabra “respaldar”, “dar” es la última sílaba; por su lado, “pal” es la penúltima y “res”, la antepenúltima.

¿Cuándo llevan tilde las palabras agudas?

Las palabras agudas llevan tilde siempre que terminen en “n”, en “s” o en vocal.

Por consiguiente, no basta con que una palabra tenga el acento prosódico en su sílaba final. Es necesario que la última letra sea alguna de las que mencionamos arriba.

Si no se cumple esa condición no podemos colocar la tilde. Es así como dentro de las palabras agudas con acento ortográfico solemos encontrar, por ejemplo:

  • Palabras que terminan en “ción”: “canción” u “operación”.
  • Verbos en tiempo pretérito: “canté”, “fumé”, “salió”.
  • Verbos en tiempo futuro: “destruiré”, “cantaré”, “estudiaré”.

Desde luego, esos tres grupos no abarcan todas las palabras existentes que llevan este tipo de acento. Sin embargo, sí nos sirven como referencia para hacernos una idea.

Palabras agudas sin tilde

Como podemos deducir, hay también palabras agudas que no tienen tilde. Son tan numerosas como las que sí la llevan, y están igual de presentes cuando hablamos y cuando escribimos. En este caso tenemos otros grupos:

  • Palabras que acaban en “l”: “actitudinal”, “ocasional”.
  • Verbos en forma infinitiva: “querer”, “amar”, “fingir”.
  • Palabras que terminan en “or”: “trabajador”, “amor”.
  • Verbos en forma imperativa antigua: “cantad”, “haced”.
  • Palabras que termina en “t”: “ballet”, “argot”.

Nuevamente hemos de señalar que podríamos incluir muchos más grupos en ese listado. Solo pusimos algunos para que veas que constantemente usas palabras agudas sin acento.

Palabras agudas monosílabas

Hemos dejado de lado los monosílabos hasta ahora, pues este tipo de palabras merecen un apartado propio para poder explicarlas bien.

De acuerdo con la RAE, los monosílabos no son considerados como palabras agudas, porque se necesitaría al menos una sílaba más.

Ahora bien, eso no quiere decir que los monosílabos no posean su acento prosódico. Desde luego que pueden tenerlo, ya que al haber una sola sílaba concentramos en ella toda nuestra voz.

En resumen, si bien un monosílabo tiene acento de tipo prosódico, no necesitamos catalogarlo como una palabra aguda. Por ende, no debemos preocuparnos por aplicarle las reglas que vimos con anterioridad.

Palabras agudas con diptongo, triptongo o hiato

Una palabra aguda puede perfectamente incluir un diptongo, triptongo o hiato.

En otra oportunidad explicamos las reglas de estos encuentros vocálicos. Ahora debemos retomarlas, pero aplicándolas únicamente en esta clase de palabras.

Reglas para palabras agudas con diptongo, triptongo o hiato

Primero que nada hemos de comprobar que la palabra aguda termina en “n”, “s” o vocal. Si se cumple eso, deberemos proceder de la forma siguiente:

  • Si acaba en diptongo con vocal fuerte y débil, se acentúa la fuerte: “anocheció”.
  • Si acaba en diptongo con dos vocales débiles, se le coloca el acento a la segunda: “destruí”.
  • Si termina en hiato con vocal débil tónica, esta última lleva la tilde: “país”.
  • Si termina en hiato con dos vocales fuertes, se acentúa la segunda: “peleé”.
  • Si termina en triptongo, la vocal fuerte lleva el acento: “apaciguáis”.

Recordemos que en el caso de los hiatos las vocales se pronuncian siempre por separado. Precisamente eso es lo que hace que sean lo opuesto a un diptongo. Por esa razón “país” es bisílaba: “pa – ís”. Y “peleé” es trisílaba: “pe – le – é”.

Palabras agudas con acento diacrítico

El acento o tilde diacrítica puede tener lugar en dos palabras agudas: “aún” y  “aquel”. Sobre cada una conviene hacer algunas acotaciones:

  • Aún: Curiosamente, este término es un hiato con vocal débil tónica, por lo que lleva por defecto la tilde. Sin embargo, al aplicar función diacrítica se la quitamos, lo que hace parecerlo un diptongo. Pero en realidad sigue siendo un hiato en la pronunciación.
  • Aquél: Esta palabra solía llevar tilde diacrítica hasta 2010. Desde entonces ya no se usa “aquél” cuando se usa pronombre demostrativo, sino “aquel” en ambos casos, cuando es pronombre y cuando es adjetivo.

Palabras agudas con variante pronominal

Este es un caso muy especial dentro de las palabras agudas. Sucede que en épocas pasadas se solía unir un verbo en pretérito con una variante pronominal. Veamos unos ejemplos:

  • “Marchó” + “se”: “marchóse”.
  • “Reveló” + “me”: “revelóme”.
  • “Escapé” + “me”: “escapéme”.
No obstante, desde 1999 la RAE descatalogó eso, así que ahora debemos omitir la tilde en todos los casos y acentuar según las reglas básicas:
  • “Marchose”.
  • “Revelome”.
  • “Escapeme”.

De cualquier manera, esta clase de unión ha desaparecido casi por completo del habla cotidiana. La encontraremos solamente en textos cultos o antiguos.

Por consiguiente, no es necesario que la usemos, pero nos servirá para no confundirnos si nos la topamos alguna vez.

50 Ejemplos de palabras agudas

Las palabras agudas abundan en el español. A continuación unos ejemplos:

PalabraTipo de acento
Accionar.Acento prosódico.
Pondrá.Acento ortográfico.
Matarán.Acento ortográfico.
Adicción.Acento ortográfico.
Camarón.Acento ortográfico.
Admirar.Acento prosódico.
Portón.Acento ortográfico.
Susurrar.Acento prosódico.
Preguntó.Acento ortográfico.
Raíz.Acento ortográfico.
Rebelión.Acento ortográfico.
Asistirá.Acento ortográfico.
Cajón.Acento ortográfico.
Calderón.Acento ortográfico.
Admisión.Acento ortográfico.
Pensar.Acento prosódico.
Población.Acento ortográfico.
Alegró.Acento ortográfico.
Votación.Acento ortográfico.
Anís.Acento ortográfico.
Café.Acento ortográfico.
Perú.Acento ortográfico.
Calzón.Acento ortográfico.
Acordeón.Acento ortográfico.
Tiburón.Acento ortográfico.
Perfeccionar.Acento prosódico.
Entonará.Acento ortográfico.
Transición.Acento ortográfico.
Caminó.Acento ortográfico.
Camión.Acento ortográfico.
Avión.Acento ortográfico.
Bebé.Acento ortográfico.
Disponer.Acento prosódico.
Beberá.Acento ortográfico.
Unión.Acento ortográfico.
Canción.Acento ortográfico.
Volar.Acento prosódico.
Campeón.Acento ortográfico.
Televisión.Acento ortográfico.
Terminación.Acento ortográfico.
Colón.Acento ortográfico.
Gijón.Acento ortográfico.
Aguijonear.Acento prosódico.
Ilustración.Acento ortográfico.
Japonés.Acento ortográfico.
Comezón.Acento ortográfico.
Comprender.Acento prosódico.
Jesús.Acento ortográfico.
Caminar.Acento prosódico.
Información.Acento ortográfico.

Oraciones con palabras agudas

Ver estas palabras de forma aislada no es suficiente, así que hemos elaborado con ellas unas cuantas oraciones:

  • “Tengo una nueva canción en mi cabeza”.
  • “Quisiera venir de nuevo a Europa”.
  • “Los problemas del mundo comienzan con la maldad”.
  • “Sería difícil pactar un trato con el asesino”.
  • “Estoy estudiando para no reprobar las próximas pruebas”.
  • “Can toda la noche en el estadio”.
  • “Me asegura de que recibas el paquete de color rojo”.
  • “Anocheció sin que me diera cuenta”.
  • “Algunas veces el bailarín se comporta de forma prepotente”.
  • “La relación entre los hermanos suele ser conflictiva”.
  • “Estuve esperando al profesor hasta el mediodía”.
  • “En ese momento enten que había cometido un error”.
  • “Mi hija quiere ganar dinero para ir a Las Bahamas”.
  • “Otra guerra mundial podría acabar con la humanidad”.
  • “Los niños no querrán colaborar con la fiesta”.

Ejercicios

No podían faltar los ejercicios para confirmar que has dominado el tema de hoy. En cada uno hallarás al menos una palabra aguda, y deberás colocar o remover la tilde según las normas que te enseñamos:

  • “El puño del dragon es una técnica ancestral”.
  • “La fuerza de la gravedád es lo que sostiene los planetas”.
  • “Seguira habiendo problemas mientras exista el racismo”.
  • “El modo de seleccionár aspirantes no me parece justo”.
  • “Pedro nos conto que no pudo llevár a su novia al hospitál”.
  • “Marta y Esteban decidieron tenér dos hijos”.
  • “A veces eres muy infantíl”.
  • “La habitacion ha estado sucia desde hace un mes”.
  • “Rodearse de buena gente sera bueno para tu vida”.
  • “Todo adulto debe respetár las leyes”.
  • “Los jóvenes soportaron cualquiér desafío”.
  • “Veníd a mi casa cuando querais”.
  • “A él nunca le convencio que yo viviera a su lado”.
  • “La obesidád es peligrosa para el corazon”.
  • “La tía de Julian tiene un trastorno mentál”.
  • “No podría mentír con un asunto asi”.
  • “Lograron robár más de cinco millones”.
  • “Hallaron pruebas en su mansion”.

Respuestas

  • “El puño del dragón es una técnica ancestral”.
  • “La fuerza de la gravedad es lo que sostiene los planetas”.
  • “Seguirá habiendo problemas mientras exista el racismo”.
  • “El modo de seleccionar aspirantes no me parece justo”.
  • “Pedro nos contó que no pudo llevar a su novia al hospital”.
  • “Marta y Esteban decidieron tener dos hijos”.
  • “A veces eres muy infantil”.
  • “La habitación ha estado sucia desde hace un mes”.
  • “Rodearse de buena gente será bueno para tu vida”.
  • “Todo adulto debe respetar las leyes”.
  • “Los jóvenes soportaron cualquier desafío”.
  • “Venid a mi casa cuando queráis”.
  • “A él nunca le convenció que yo viviera a su lado”.
  • “La obesidad es peligrosa para el corazón”.
  • “La tía de Julián tiene un trastorno mental”.
  • “No podría mentir con un asunto así”.
  • “Lograron robar más de cinco millones”.
  • “Hallaron pruebas en su mansión”.

Terminamos por fin con las palabras agudas. Asegúrate de repasarlas y de practicarlas cuanto puedas, ¡y pronto verás que las dominas a la perfección!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *