El guion corto: Definición, uso, ejemplos y ejercicios resueltos

Ha llegado la hora de que hablemos del guion corto. Este signo se encuentra entre los más sencillos de usar, y es fundamental en muchísimos casos. Por ende, tu aprendizaje sobre la ortografía del español no estará completo hasta que lo domines.

Guion corto

¡Pero no te alarmes! Este post está hecho precisamente para eso. Te enseñaremos en qué consiste el guion y cuáles son sus usos. Incluso te daremos ejemplos y unos cuantos ejercicios para practicar. Sigue leyendo y vuélvete un experto en este signo de puntuación.

¿Qué es un guion?

El guion es un signo ortográfico pequeño que funciona como enlace de relación entre palabras y sílabas.

Se le conoce también como “guion corto” para distinguirlo del guion largo o raya. El nombre simple “guion” es el más utilizado a nivel académico, pero podemos usar cualquiera de los dos.

Ahora bien, las diferencias entre el guion corto y el guion largo se resumen en dos puntos fundamentales:
  • Tamaño del signo: el guion corto (-) es una raya bastante menor en tamaño en comparación con el guion largo (—).
  • Usos: a pesar de su parecido gráfico, el guion corto y el guion largo tienen usos completamente distintos.

¿Guion o guión?

Tanto la forma “guion” (sin tilde) como “guión” (con tilde) fueron válidas durante mucho tiempo.

La razón es que la primera se toma como un monosílabo. Por ende, no debe llevar tilde. En cambio, la segunda se utiliza como un hiato: “gui-ón”. Siendo así, pasa a ser una aguda terminada en “n”, de modo que debe ir tildada.

Ahora bien, a partir del año 2010, en el que la RAE actualizó sus normas ortográficas, se ha establecido la primera forma como la correcta:

Uso del guion corto

El uso del guion corto es muy variado, puesto que ha demostrado ser un signo multifuncional. Pese a eso, siempre se utiliza para establecer relaciones entre palabras completas o segmentos de ellas.

Dedicaremos este apartado a hablar de todos los usos posibles. Son sencillos, así que si prestas atención no tendrás ninguna dificultad para entenderlos.

Con sustantivos propios

Los sustantivos propios pueden contener un guion corto en tres situaciones diferentes. La primera de ellas es cuando hay dos nombres de pila seguidos, y queremos evitar que se confunda el segundo con un apellido:

  • “Gerardo-Fidias”: en este caso “Fidias” puede parecer tanto un nombre como un apellido. Lo que hace el guion es impedir que lo podamos malinterpretar.

La segunda situación es mucho menos común. Se trata de los casos en los que nos encontramos con un apellido compuesto, que está formado por dos apellidos a la vez:

  • “Gutiérrez-Sánchez”.
  • “Fernández-García”.
  • “Valdés-Zepeda”.

Como podrás imaginar, en la actualidad es inusual encontrarse con apellidos de ese tipo. Pero no está de más que sepamos de qué forma utilizarlos.

Por último tenemos la posibilidad de establecer un vínculo entre dos sustantivos propios a partir de alguna relación específica, como en estos ejemplos:

  • “Rivalidad Agassi-Sampras”: estos dos tenistas tuvieron una gran rivalidad hace varias décadas. El guion permite enlazar sus nombres a través de esa relación competitiva.
  • “Encuentro McGregor-Mayweather”: en este caso los apellidos hacen referencia a dos figuras relacionadas con los deportes de combate. La relación aquí es del encuentro o pelea que tuvieron en 2017.
Con conceptos unitarios
Un concepto unitario es el que está compuesto por dos sustantivos comunes enlazados por un guion corto. El segundo de ellos modifica al primero para permitirle adoptar un nuevo significado:
  • “Sofá-cama”: aquí el sustantivo “cama” permite entender que el sofá, además de cumplir su función tradicional, puede utilizarse para dormir, como si fuese una cama común y corriente.

Conviene que mencionemos que algunos conceptos unitarios han logrado, con el paso del tiempo y el uso frecuente, incorporarse al diccionario de nuestro idioma. Cuando eso ocurre, se permite usarlos sin el guion corto.

Entre los ejemplos está precisamente el que hemos utilizado, que se puede escribir tan solo con un espacio entre las dos palabras: “sofá cama”.

Pero si te causa muchas dudas mejor escribe todos los conceptos unitarios con el guion.
Con relaciones entre dos conceptos individuales

Este uso implica dos conceptos representados por un sustantivo cada uno. A diferencia del caso anterior, aquí ninguno de los dos modifica al otro, sino que ambos mantienen su esencia:

  • “Calidad-precio”: en este ejemplo estamos estableciendo un contraste entre la calidad y el precio, y ninguno de los conceptos pierde su significado original.
  • “kilómetros-hora”: este ejemplo muestra la unión entre dos unidades, una de distancia y otra de tiempo. El resultado es una medida de velocidad.
El papel que cumple el guion corto es parecido al que haría una conjunción o una preposición. Vamos a ver cómo quedarían esos mismos ejemplos cambiando el signo:
  • “Calidad contra precio”.
  • “Kilómetros por hora”.

En ambos podemos ver cuál es la preposición que representa la relación establecida por el guion corto. Con las conjunciones sería igual:

  • “Discusión presidente-pueblo”: “Discusión entre presidente y pueblo”.
Con sustantivos que tienen un mismo referente

Podemos usar el guion para enlazar también dos sustantivos que comparten el mismo referente:

  • “El director-guionista dijo que se rendía con la película”: aquí el guion nos dice que la persona en cuestión actúa como guionista y director a la vez.
No obstante, las normas formales sugieren que en lugar de aprovechar este uso del guion utilicemos una conjunción copulativa:
  • “El director y guionista dijo que se rendía con la película”: el significado sigue siendo el mismo, y el enunciado queda mejor a nivel estructural.
Con gentilicios

Existen ciertos gentilicios a los que se les coloca un guion al momento de unirlos. Esto es útil cuando se quiere conservar la independencia de cada uno. Si hacemos esto tenemos que seguir tres reglas:

  • Cada elemento conserva su respectiva acentuación. Es decir, si no llevaba tilde, no podemos agregarla, y viceversa.
  • Solamente el segundo elemento se debe ajustar al número y al género del sustantivo con el que estamos utilizando el gentilicio.
  • El primer elemento debe adoptar la terminación “o”, si su forma se lo permite y no va contra las reglas.

Por supuesto, esas reglas las podemos entender mucho mejor con algunos ejemplos. Presta atención a los siguientes:

  • “Película ítalo-griega”.
  • “Festival hispano-francés”.
  • “Frontera colombo-venezolana”.
Con adjetivos calificativos
Los adjetivos calificativos son los que añaden cualidades a un sustantivo para poder distinguirlo de otro. En algunas ocasiones hay que agregar dos a un mismo sustantivo, y para ello contamos con el guion corto:
  • “Explicación técnico-científica”.
  • “Clase teórico-práctica”.
  • “Estudio semántico-filosófico”.

Si nos fijamos bien, en este uso están presentes las mismas tres reglas que vimos al principio del anterior. Debemos mantenerlas en cualquier oración que hagamos y que incluya estos adjetivos.

Con prefijos seguidos de una mayúscula

Hace tiempo se usaba el guion corto para añadir prefijos a las palabras. Sin embargo, hace ya una década esto cambió de acuerdo con las normas de la RAE. Ahora simplemente se junta el prefijo con el término:

  • “Antinatural”.
  • “Prehispánico”.

Pero existen dos excepciones. La primera de ellas es cuando la palabra que acompaña al prefijo empieza por mayúscula. De ser así, tenemos que colocar el guion corto:

  • “Anti-Hitler”.
  • “Pro-Obama”.

La segunda es cuando queremos añadir varios prefijos a una misma palabra. La lógica nos indica que tendríamos que escribirla varias veces, cada una con un prefijo distinto. Pero eso se vuelve repetitivo y entorpece el texto.

Por fortuna, podemos evitarlo utilizando el guion corto. Lo único que debemos hacer es colocarlo junto al primer prefijo (o a los primeros, si son más de dos en total):
  • “En la pre- y postproducción de la película hubo unos cuantos errores que disminuyeron su calidad final”.
Con espacios o períodos entre cifras
El guion corto puede usarse con números tanto romanos como arábigos para indicar la cantidad de tiempo, espacio, etc., entre dos cifras:
  • “Las páginas 12-21 reflejan muy bien la perspectiva del autor acerca del crecimiento de la tendencia narcisista en los humanos”.
  • “A lo largo de los siglos II-VI hubo una expansión territorial del cristianismo que acabó colocando las bases para su poderío y hegemonía”.

Conviene resaltar de una vez que cuando se trata de años tenemos la opción de escribirlos de forma abreviada para que se nos haga más fácil:

  • “Temporada 90-91”.

Si además las dos cifras comienzan con los mismos dos números, podemos suprimirlos en la segunda sin ningún problema:

  • “Temporada 1981-82”.
Con fechas y números de teléfono
El guion corto puede servir igualmente para separar los datos en las fechas (uso que comparte con el punto). Es decir, el nombre, el mes y el año:
  • “12-12-1982”.
  • “1-7-2000”.

En este caso también podemos abreviar las fechas para hacerlas más simples:

  • “12-12-82”.
  • “1-7-00”.

Por otro lado, además de las fechas podemos utilizar el guion corto para separar las cifras de los números telefónicos. Estos suelen ser estar compuestos por tres parejas:

  • “596-21-90”.
  • “489-25-66”.
Aunque con los números de teléfono es mucho más común y recomendable utilizar un espacio en lugar del guion corto, pues luce mejor a nivel estético:
  • “596 21 90”.
  • “489 25 66”.
Con números y letras a la vez
Otro de los usos posibles del guion corto es cuando debemos unir números con letras o palabras para referirnos a ciertos objetos o sucesos:
  • Sudáfrica-10 (Mundial de Fútbol, celebrado en Sudáfrica en 2010).
  • Sub-20 (categoría deportiva).
Con la separación de sílabas

En la separación de sílabas se usa el guion corto para dividir las palabras, siguiendo ciertas normas. En este caso tenemos que dejar un espacio entre el signo y las sílabas:

  • “Samurái”: Sa – mu – rái.
  • “Pantalón”: Pan – ta – lón.
  • “Estupendo”: Es – tu – pen – do.
Con palabras divididas al final de una línea

Con el tiempo este uso ha perdido mucha vigencia, ya que en la escritura moderna usamos mucho los ordenadores. En consecuencia, no hace falta preocuparnos si al final de una línea debemos dividir una palabra por el espacio.

De cualquier manera, cuando eso ocurre la división se hace mediante un guion corto. Hay muchas normas, pero la más fundamental es que no dividamos las letras de una misma sílaba.

Lo correcto es realizar la división desde una sílaba en adelante. A continuación haremos unos ejemplos. Imagina que lo que está después de la barra (/) es lo que va en la otra línea:

  • “Ella solía pedirme mucho mi nú- / mero de teléfono”.
  • “En la actualidad las per- / sonas no buscan formarse”.

En cada ejemplo vemos que el guion corto se encuentra unido a la sílaba que se queda en el final de la línea. Así deberás hacer con cualquier otra palabra.

Dentro de obras de estudio del idioma

Dentro de las obras que se dedican al estudio de nuestro idioma también hay varios usos del guion corto. Estos son muy específicos y académicos, pero nos sirven al menos de referencia.

Cada uso sirve para identificar en qué posición de la palabra va un segmento que se está analizando (que suele ser una sílaba, pero no siempre). Cuando está al principio se escribe el guion corto al final:
  • “Pan-” (“pandereta”).
  • “Pre-” (“preparación”).

Si el segmento está en una posición intermedia, lo colocamos con un guion corto a cada lado para indicar que es así:

  • “-ple-” (“completamente”).
  • “-güen-” (“vergüenza”).

Por último, si el segmento se encuentra en la posición final, va un solo guion corto delante de él:

  • “-dad” (“ciudad”).
  • “-ción” (“respiración”).
Con fines expresivos

Colocamos este uso al final porque no es realmente algo reglamentario, sino que cumple una función expresiva. Algunos autores lo aprovechan para lograr ciertos efectos en sus textos.

En primer lugar tenemos que en algunos libros, mayormente filosóficos, se une varias palabras con guiones cortos para crear conceptos:
  • “El ser-o-no-ser no es solo de Hamlet, sino de todas las diferentes épocas en la historia de la humanidad”.

Asimismo, aunque con menos frecuencia, se suele separar el prefijo de una palabra para enfatizar o resaltar su significado:

  • “Ella no quiere un resultado determinado, sino un resultado pre-determinado”.

¿Cómo hacer un guion corto?

Para hacer un guion corto basta con que presiones el botón de tu teclado asignado a este signo de puntuación.

Si por alguna razón no lo encuentras, puedes probar con la opción de los comandos. En este caso la combinación es presionar “Alt” + 0150. Hazlo y de inmediato aparecerá el guion en tu texto.

Recuerda que debes mantener presionado “Alt” mientras escribes los números uno tras otro. De lo contrario, posiblemente no se muestre el signo correcto.

Ejemplos de guion corto

Si bien a lo largo del artículo vimos unos cuantos ejemplos en cada uso, en esta sección vamos a centrarnos únicamente en darte algunos más.

EjemploUso
Sánchez-Macrón.Apellido compuesto.
Palabras-clave.Concepto unitario.
Costo-beneficio.Relación de conceptos.
Colombo-francesa.Gentilicio.
2001-2002.Cantidad entre cifras.
Técnico-práctica.Adjetivos calificativos.
Anti-Trump.Prefijo seguido de mayúscula.
Suizo-holandesa.Gentilicio.
Páginas 20-29.Cantidad entre cifras.
412-84-25.Número de teléfono.
Tokyo-20.Combinación de letras y números.
San - tia - go.División silábica.

Ejercicios resueltos

Ya vimos todos los puntos importantes acerca del guion corto. Ahora te toca resolver unos cuantos ejercicios. Es muy sencillo: solamente debes elegir el uso correcto en cada uno. ¡Lee bien para que no te equivoques!

EjemploUso
Sub-18.a)Combinación de letras y números.
b)Gentilicio.
Alberti-Fidas.a)Cantidad entre cifras.
b)Nombre doble.
Temporada 1987-88.a)División silábica.
b)Cantidad entre cifras.
12-7-1990.a)Gentilicio.
b)Fecha.
Pro- (“protección”).a)Segmento en posición inicial.
b)Cantidad entre cifras.
Teórico-práctico.a)Adjetivos calificativos.
b)Nombre doble.
Pro-Biden.a)Division silábica.
b)Prefijo seguido de mayúscula.
Hispano-alemana.a)Gentilicio.
b)Segmento en posición final.
“El presentador-director no ha llegado”.a)Referente doble.
b)Cantidad entre cifras.
Es - pé - ci - men.a)División silábica.
b)Gentilicio.
870-25-90.a)Adjetivos calificativos.
b)Número de teléfono.
Calidad-precio.a)Nombre doble.
b)Relación de conceptos.
Anti-Stalin.a)Prefijo seguido de mayúscula.
b)Gentilicio.
Metros-segundo.a)Cantidad entre cifras.
b)Relación de conceptos.
Ám- (“ámbito”).a)Segmento en posición inicial.
b)Nombre doble.
RESPUESTAS
EjemploUso
Sub-18.a)Combinación de letras y números.
Alberti-Fidas.b)Nombre doble.
Temporada 1987-88.b)Cantidad entre cifras.
12-7-1990.b)Fecha.
Pro- (“protección”).a)Segmento en posición inicial.
Teórico-práctico.a)Adjetivos calificativos.
Pro-Biden.b)Prefijo seguido de mayúscula.
Hispano-alemana.a)Gentilicio.
“El presentador-director no ha llegado”.a)Referente doble.
Es - pé - ci - men.a)División silábica.
870-25-90.b)Número de teléfono.
Calidad-precio.b)Relación de conceptos.
Anti-Stalin.a)Prefijo seguido de mayúscula.
Metros-segundo.b)Relación de conceptos.
Ám- (“ámbito”).a)Segmento en posición inicial.

Llegamos al final del post. Si prestaste atención a cada punto, ahora serás capaz de utilizar adecuadamente el guion corto en cualquiera de tus textos. Y lo más importante: ¡practica cada vez que puedas!

Give a Comment