¿Qué son los corchetes?: Reglas, ejemplos y ejercicios resueltos

Los corchetes están entre los signos de puntuación que más confusión causan al escribir. Por eso más de una persona prefiere no utilizarlos, para evitar cometer errores. Sin embargo, debemos dominar sus usos, ya que nos pueden ser de gran utilidad en nuestros textos y párrafos.

Que son los corchetes

Precisamente de eso se trata este post. Aquí te explicaremos qué son los corchetes, sus reglas y para qué sirven en la escritura. Asimismo hemos colocado muchos ejemplos para que el aprendizaje sea más didáctico, y unos ejercicios facilísimos al final (con sus respuestas incluidas).

Definición de corchetes

Los corchetes son un signo ortográfico doble que se utiliza para añadir información complementaria en una oración o texto.

Al ser doble, tenemos un corchete de apertura ([) y otro de cierre (]). En ese aspecto se parecen a muchos otros signos de puntuación, como los paréntesis, las comillas (todos los tipos que hay), etc.

¿Para qué sirven los corchetes?

Los corchetes sirven principalmente para introducir datos e información dentro de enunciados que ya tienen un paréntesis.

Si decimos que es su uso principal es porque es el más frecuente y además el más sencillo. Sin embargo, hay otras opciones y ocasiones en las que también podemos utilizar los corchetes.

En este apartado abordaremos cada uso posible por separado, mientras te vamos dando pequeños ejemplos para que comprendas mejor todo.

Para introducir incisos o aclaraciones dentro de un paréntesis

Es muy común que dentro de un enunciado en el que ya hemos usado los paréntesis necesitemos hacer una aclaración o un inciso acerca del contenido en su interior. En este caso los colocamos dentro de corchetes:

  • “En el último disco de quien fue considerado el rey del pop (Michael Jackson [1958-2009]) se abordó muchos temas interesantes, entre ellos la pérdida familiar”.
  • “El culpable del robo resultó ser Juan José (el hermano menor de Raúl [el profesor de mi madre durante sus primeros años en la universidad]).

Podemos apreciar que existe un orden jerárquico entre los corchetes y los paréntesis. Estos últimos engloban a aquellos. Esta relación se rompe solamente en los usos matemáticos (lo veremos en otra sección del post).

Por otro lado, el inciso que añadimos con los corchetes pueden ser cifras, como en el primer ejemplo, u oraciones completas, como en el segundo.

Para indicar un verso que va en dos líneas

Este uso es aplicable única y exclusivamente en los textos poéticos. Ocurre que en ciertos casos los versos son tan largos que no caben en una línea, de modo que se sigue en la siguiente.

El problema es que al hacer eso se puede confundir al lector, que creerá que la segunda línea es otro verso. Para evitar esto se usa el corchete de apertura:

“En los grandes alcázares de la ciudad divina, donde todos

[dieron su vida

se alza ahora majestuosamente una aurora de fe”.

El corchete de apertura debe contener el resto del verso, tal como en el ejemplo. A su vez, la línea tiene que ir alineada a la derecha.

Para indicar fragmentos omitidos en citas

Cuando hacemos la transcripción de una cita, es posible que queramos omitir algunos fragmentos. Para señalarlo debemos usar los corchetes con los puntos suspensivos dentro de ellos:

“Y  quiso  la  suerte  que […] acertó  a  pasar  por  allí  un  labrador  de  su mesmo lugar y vecino suyo […] el cual […] se  llegó  a  él  y  le  preguntó  que  quién  era  y  qué  mal  sentía,  que  tan  tristemente se  quejaba” (el Quijote).

Este uso es igualmente posible con los paréntesis, siguiendo las mismas reglas.

Para añadir un dato omitido

En ciertos casos sucede que hacemos una cita o transcripción que omite o sobreentiende un dato. Si queremos aclararlo podemos utilizar los corchetes de este modo:

  • “Siempre que ellos [los organizadores del evento] se aseguren de que no haya demasiada gente, no habrá riesgo de contagio”.

En el ejemplo indicamos dentro de los corchetes a quiénes se refiere la palabra “ellos”, a fin de que no haya errores en la interpretación. Los signos sirven para que el lector sepa que el contenido en ellos no estaba en la cita original.

Para hacer correcciones en una palabra mal escrita

Otra situación con la que nos podemos topar es que haya una palabra mal escrita dentro de un texto que pensamos citar o comentar. Si el error es de la fuente original tenemos que indicarlo con corchetes así:

  • “En ese entonces éramos tan solo unos pequeños niños juga[n]do a ser reyes [en el original, jugamdo]”.

De ese modo nos aseguramos de que no se piense que el error es nuestro, y al mismo tiempo respetamos la cita. Vale destacar que este uso es válido asimismo con los paréntesis.

Para explicar abreviaturas

En muchos textos aparecen abreviaturas que algunas personas desconocen. Por fortuna, podemos explicarlas utilizando los corchetes. Básicamente tenemos que colocar dentro de ellos el significado:

  • “Este libró acabose de imprimir el A[nno] D[omini] de 1421”: aquí la abreviatura es “A D”, que significa “año de nuestro Señor” o “después de Cristo”.

Este es otro de los usos que los corchetes comparten con los paréntesis.

Para transcripciones fonéticas o de sonidos

Dejamos este uso de último porque difícilmente lo necesitaremos en los textos normales. Es algo más propio en el ámbito académico especializado.

Ocurre que los corchetes pueden ser utilizados para indicar la transcripción fonética de una palabra. Dicho de otra manera, hablamos de transcribir el sonido de un término determinado:

  • “[d-wén,de]”: esta es la transcripción de la palabra “duende”.

Este uso es posible también con las barras. Sea como sea, no es algo que vayamos a usar, pero al menos lo tenemos como referencia en caso de encontrarlo.

Reglas de los corchetes

Los corchetes tienen un conjunto de reglas básicas en su utilización y en su escritura. Todas se parecen mucho a las normas de otros signos ortográficos, así que no tendrás problema para entenderlas:

  • Van unidos a la primera palabra y a la última.
  • Deben ir separados de los signos y palabras que estén antes.
  • Van separados de las palabras que vienen después.
  • Van unidos a los signos de puntuación que los siguen.
  • Tienen puntuación independiente.
  • No alteran la puntuación del enunciado.
Van unidos a la primera palabra y a la última

Los corchetes tienen que ir unidos o pegados a la palabra (o número) que inicia el enunciado que contienen, así como también a la última. Es decir, no debe haber espacio de separación entre ellos:

  • “Sin dudas, la presidenta ha actuado bien en su período (al menos en este, porque en su primer mandato [por allá en 1989] no tuvo mucho éxito)”.
Deben ir separados de los signos y palabras que estén antes

En un párrafo o enunciado con corchetes pueden aparecer signos de puntuación o palabras antes de ellos. Si ese es el caso, debemos dejar un espacio entre los dos y el corchete de apertura:

  • “La tarea de ser docente ha venido mejorando mucho en nuestro país (principalmente en el plano económico [ahora se gana el doble que en décadas pasadas] y en el trato profesional)”.
  • “Para empezar, [ella] es un tanto exagerada con lo que dice. Además hay otro punto: [los directivos de la empresa] no esperamos mucho de sus supuestos métodos de promoción”.

No obstante, hay una excepción a esta regla, y es cuando usamos los corchetes para explicar abreviaturas. En esas circunstancias deben ir unidos a la letra que los precede.

Van separados de las palabras que vienen después

Los corchetes siempre tienen que estar separados de las palabras que vienen después de ellos, tal como ocurre con las que están antes:

  • “En la biblioteca encontramos algunos libros de los autores que comentamos la semana pasada (Vargas Llosa [quien, por cierto, ahora reside en España] y Márquez)”.

De nuevo tenemos que resaltar que puede haber una excepción. En este caso es cuando utilizamos los corchetes para realizar una corrección en una palabra:

  • “En la actualidad es fundamental tener una cu[e]nta en las redes sociales para poder triunfar [en el original, cuanta]”.
Van unidos a los signos de puntuación que los siguen
Si en el texto aparece algún signo de puntuación inmediatamente después de los corchetes, tenemos que unirlo al corchete de cierre:
  • “El proceso judicial no terminó bien para los dueños del bar (ellos esperaban una gran suma de dinero [tienen una gran deuda con Hacienda], así que ahora deberán buscar otras fuentes de ingreso)”.
Tienen puntuación independiente

Al igual que con los paréntesis, los corchetes tienen una puntuación propia e independiente del enunciado en el que se encuentran. Por ende, podemos usar dentro de ellos cualquier signo que necesitemos:

  • “El final del certamen dejó molestos a muchos (en especial, a quienes apoyaban a Mario [el modelo que ganó en España, Europa y Francia] en lugar de al candidato ganador)”: en este caso usamos la coma.
  • “En la escuela de mi hermano solicitaron una colaboración (parece que quieren reparar las zonas de mayor uso [las aulas, el baño, la entrada…] antes de que llegue el verano)”: aquí utilizamos los puntos suspensivos.
No alteran la puntuación del enunciado

El hecho de que usemos los corchetes no altera para nada la puntuación del enunciado u oración en el cual los colocamos. Por consiguiente, tenemos que respetar los signos que haya y no quitarlos:

  • “En su salón (el aula número seis, donde estudió mi padre) encontraron una rata embarazada”: esta es la oración original. Notemos que dentro del paréntesis hay una coma.
  • “En su salón (el aula número seis [la que no tiene entrada], donde estudió mi padre) encontraron una rata embarazada”: aquí todo está correcto, pues conservamos la coma.
  • “En su salón (el aula número seis [la que no tiene entrada] donde estudió mi padre) encontraron una rata embarazada”: aquí es incorrecto, porque hemos quitado la coma original.

En igual medida no podemos añadir ningún signo de puntuación que no estuviera originalmente en la oración:

  • “La casa de al lado (que parecía deshabitada y de la que se desprendía un fuerte olor) se derrumbó anoche”: esta es la oración original. Dentro de los paréntesis no hay ningún signo de puntuación.
  • “La casa de al lado (que parecía deshabitada [la apariencia no indicaba lo contrario] y de la que se desprendía un fuerte olor) se derrumbó anoche”: aquí todo está correcto, dado que no hemos añadido nada que no estuviera.
  • “La casa de al lado (que parecía deshabitada [la apariencia no indicaba lo contrario], y de la que se desprendía un fuerte olor) se derrumbó anoche”: la coma luego de los corchetes no iba originalmente, así que tenemos un error.

Corchetes y paréntesis

A lo largo del post hemos podido ver que los corchetes guardan una relación muy cercana con los paréntesis. Esto se puede resumir en tres similitudes fáciles de identificar:

  • Ambos son signos dobles.
  • Ambos abarcan enunciados u oraciones.
  • Comparten varios usos o funciones.

A pesar de ello, es importante que consideremos que son dos signos distintos. Asegúrate de no utilizar uno u otro de forma indistinta, a menos que sea alguno de los usos que comparten.

Por otra parte, queda un aspecto más de relación entre estos signos de puntuación tan parecidos, pero lo vamos a dejar para el apartado siguiente.

Corchetes en matemáticas

En el mundo de las matemáticas los corchetes y paréntesis tienen mucha presencia. Aquí también se relacionan, aunque para realizar operaciones numéricas e incluso químicas.

Los corchetes en este caso sirven para encerrar operaciones que ya están dentro de paréntesis con el fin de unirlas:
  • [(5 + 4) × (3 + 6)].

En esta clase de ejercicios primero se resuelve lo que está dentro del paréntesis, y luego el resultado de cada parte se opera según el signo que las una, que en el ejemplo es una multiplicación:

  • [(5 + 4) × (3 + 6)].
  • [9 × 9].
  • 81.

De lo anterior podemos concluir que aquí cambia la jerarquía entre paréntesis y corchetes. Los segundos ahora engloban a los primeros, mientras que en los textos es al revés.

¿Cómo poner corchetes?

Para poner los corchetes en tu teclado hay dos opciones, pulsando los botones asignados a ellos o utilizando comandos.

La primera opción es más sencilla. No tienes que hacer más que buscar en tu teclado los símbolos de cada corchete. A continuación pulsa “Shift” con uno y luego con el otro, y aparecerán en el teclado.

Sin embargo, algunos modelos de teclados no vienen con esos botones. Si el tuyo es uno de ellos, queda la opción de los códigos. Simplemente pulsa estas dos combinaciones:

  • “Alt” + 91: corchete de apertura, [.
  • “Alt” + 93: corchete de cierre, ].

Ejemplos de corchetes

Nada mejor para entender lo que hemos venido estudiando sobre los corchetes que unos cuantos ejemplos. Aquí hemos juntado al menos uno de cada uso:

OraciónUso de los corchetes
La jefa del departamento le indicó a Ernesto (su sobrino [el chico de los ojos azules]) que trajera los documentos.Inciso.
En el libro de Arnold Sean se dice: "La sociedad en la que vivimos [...] siempre se volverá contra nosotros ante un cambio [...] todo siempre en plan de preservarse a sí misma".Fragmento omitido.
La seña[l] del internet empezó a causar problemas [en el original, “señar”].Corrección.
Durante la invasión (la que hicieron los alemanes [1923]) se empezó a extender la xenofobia.Inciso.
[(9 + 7) x (8 - 6)].Ejercicio matemático.
"En sus rubios ojos y cabellos
se asomaba el sol naciente
[y devolvía la esperanza".
Verso.
Está claro ninguna de ellas [las actrices] estaba capacitada para hacer ese papel.Dato omitido.
"Doble": [‘d̪o-βle].Transcripción fonética.
[(245 ÷ 4) - (67 x 25)].Ejercicio matemático.
Este evento data del A[nno] D[omini] de 1923.Abreviatura.

Ejercicios

Si has prestado atención a todo lo anterior, estás más que preparado para resolver los ejercicios que te dejamos en esta sección del post. En cada uno deberás elegir el uso correcto entre las opciones disponibles.

OraciónUso de los corchetes
“Si algo nos enseña la extensa historia humana […] eso sería que los errores son cíclicos”.a)Fragmento omitido.
b)Inciso.
c)Ejercicio matemático.
Necesitamos una vue[l]ta de tuerca para poder salir victoriosos [en el original, “vuerta”].a)Dato omitido.
b)Corrección.
c)Abreviatura.
La cantante Patricia Rondón (originaria de Cúcuta [Colombia]) dará un concierto gratuito la próxima semana.a)Ejercicio matemático.
b)Dato omitido.
c)Inciso.
[(12 + 8) × (4 + 61)].a)Fragmento omitido.
b)Ejercicio matemático.
c)Corrección.
“Podría escribir en la soledad
[de mi alcoba
sin ser capaz de culminarte con mis letras”.
a)Verso.
b)Transcripción fonética.
c)Dato omitido.
Ayer se reportó fuertes lluvias en B[ueno]s A[ire]s.a)Corrección.
b)Fragmento omitido.
c)Abreviatura.
“En la historia del Quijote […] la realidad llega a ser, por tanto, imposible de diferenciar […] ese es un valor añadido a la obra”.a)Inciso.
b)Fragmento omitido.
c)Verso.
Lo cierto es que [los colegios] están abandonados tras tantos meses en cuarentena.a)Dato omitido.
b)Corrección.
c)Ejercicio matemático.
En ese momento si[n]tió desfallecer sus piernas [en el original, “simtió”].a)Verso.
b)Inciso.
c)Corrección.
Por mucho que buscamos no pudimos hallar a Marianela (la hija de Sonia [la secretaria del colegio]).a)Transcripción fonética.
b)Inciso.
c)Fragmento omitido.
[5 - (12 + 8) × (4 + 61) + 46].a)Ejercicio matemático.
b)Dato omitido.
c)Verso.
“Sol”: ['sol].a)Fragmento omitido.
b)Inciso.
c)Transcripción fonética.
RESPUESTAS
OraciónUso de los corchetes
“Si algo nos enseña la extensa historia humana […] eso sería que los errores son cíclicos”.a)Fragmento omitido.
Necesitamos una vue[l]ta de tuerca para poder salir victoriosos [en el original, “vuerta”].b)Corrección.
La cantante Patricia Rondón (originaria de Cúcuta [Colombia]) dará un concierto gratuito la próxima semana.c)Inciso.
[(12 + 8) × (4 + 61)].b)Ejercicio matemático.
“Podría escribir en la soledad
[de mi alcoba
sin ser capaz de culminarte con mis letras”.
a)Verso.
Ayer se reportó fuertes lluvias en B[ueno]s A[ire]s.c)Abreviatura.
“En la historia del Quijote […] la realidad llega a ser, por tanto, imposible de diferenciar […] ese es un valor añadido a la obra”.b)Fragmento omitido.
Lo cierto es que [los colegios] están abandonados tras tantos meses en cuarentena.a)Dato omitido.
En ese momento si[n]tió desfallecer sus piernas [en el original, “simtió”].c)Corrección.
Por mucho que buscamos no pudimos hallar a Marianela (la hija de Sonia [la secretaria del colegio]).b)Inciso.
[5 - (12 + 8) × (4 + 61) + 46].a)Ejercicio matemático.
“Sol”: ['sol].c)Transcripción fonética.

Hemos llegado al final del post. Ya conoces todo lo que hay que saber de los corchetes. ¡Ahora practícalo hasta que lo domines a la perfección!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *