¿Cómo estudiar para un examen escrito? Consejos para aprobarlo

Los exámenes escritos son aquellos en los que las ideas, las preguntas y las respuestas son plasmadas en una hoja de papel.

como prepararse y estuidiar para un examen escrito

Durante los mismos, los docentes entregarán a los estudiantes una o varias páginas, en las que se encontrarán distintas preguntas que los alumnos deben contestar basándose en los conocimientos que hayan adquirido al estudiar.

Los exámenes escritos suelen requerir de un cierto nivel de redacción. Por ello, además de dominar totalmente el contenido de la evaluación, debes cuidar mucho tu ortografía, tu caligrafía y la manera en la que plasmas tus ideas.

¿Cómo estudiar para un examen escrito?

Si deseas obtener buenas calificaciones, será necesario que cuentes con la preparación más apropiada posible. Sigue estos puntos para tener mayor probabilidad de éxito:

  • Debes comenzar a estudiar con suficiente antelación. De esta manera, tendrás suficiente tiempo para entender el contenido (No solo memorizarlo), repasar, investigar y consultar al docente sobre cualquier duda que puedas tener.
  • Dependiendo de la dificultad de la prueba, puedes iniciar tus estudios una o dos semanas antes del examen.
  • Establece un espacio específico para el estudio. Asegúrate de que se trate de un sitio tranquilo, cómodo y en donde puedas concentrarte.
  • Es necesario que te asegures de que tus sesiones de aprendizaje sean productivas.
  • Evita cualquier clase de distracción. Silencia tu teléfono, apaga el televisor, cierra sesión en tus redes sociales y dedica la totalidad de tu atención a la asignatura que debes estudiar.
  • Intenta aprender el contenido con tus propias palabras. De esta manera, te será mucho más sencillo comprenderlo y plasmarlo en el papel durante la evaluación.

No dudes en pedir ayuda si lo necesitas, bien sea de tus docentes, compañeros de clase o familiares. Si tienes dificultades para comprender un tema en específico, puede que te sea de utilidad conocer algunos puntos de vista diferentes.

No te esperes hasta que falten un par de  días para comenzar a estudiar.

De esta manera, evitarás dejar cabos sueltos, los cuales podrían traerte algunos contratiempos durante la evaluación.

Puedes emplear diferentes estrategias pedagógicas para garantizar una mayor retención de la información, tales como:

Al utilizarlas, podrás acceder a los puntos e ideas más relevantes del contenido con mayor facilidad, algo que te resultará de gran ayuda al momento de estudiar y mejorar tu aprendizaje.

Consejos para aprobar

Además de contar con una preparación adecuada, si deseas obtener las mejores calificaciones debes asegurarte de seguir algunos pasos importantes durante la presentación del mismo.

De este modo, evitarás algunos de los errores más comunes al realizar estas evaluaciones y lograrás una puntuación mucho más satisfactoria. Entre los principales consejos para un examen escrito se encuentran:

Estudia todo con suficiente antelación

Uno de los puntos más importantes a considerar al momento de prepararse es asegurarse de estudiar todo el contenido que aplicará para el mismo.

No dejes ningún punto sin comprender. Investiga todo lo que debas y consulta al docente si lo necesitas. Es mejor estudiar un punto y que no aparezca en el examen, a omitirlo y encontrarlo como una de las preguntas de mayor puntaje.

A causa de esto, será necesario que comiences estudiar con tanta antelación como te sea posible. De esta forma, tendrás suficiente tiempo para entender todo el contenido.

Organiza tus ideas

Durante un examen escrito, es fundamental tener muy en claro qué es lo que se quiere decir y cómo se planea plasmarlo antes de comenzar a responder.

Para ello, puedes utilizar esquemas u otras herramientas pedagógicas durante tus sesiones de estudio, las cuales te ayudarán a identificar y organizar tanto las ideas principales, como las secundarias.

Gracias a esto, te resultará mucho más sencillo dar respuestas organizadas y fáciles de entender, lo cual contribuirá a sumar puntos importantes.

Responde a las preguntas difíciles antes que a las sencillas

Los exámenes escritos suelen contar con un tiempo máximo para ser completados. Por ello, es importante que te asegures de responder primero a las preguntas más difíciles, o a aquellas que requieran de una respuesta más larga, pues suelen tener un mayor puntaje.

De esta manera, si el tiempo se agota antes de que puedas terminar la evaluación, habrás asegurado los puntos más significativos. Así, te será posible lograr una calificación aprobatoria.

Cuida tu ortografía y tu caligrafía

La caligrafía y la ortografía son aspectos fundamentales al momento de presentar un examen escrito. Aunque hayas plasmado una respuesta correcta, si el docente no puede entenderla, no te asignará los puntos correspondientes.

Por ello, debes asegurarte de utilizar todos los signos de puntuación, separar las ideas con puntos y comas, y acentuar apropiadamente las palabras. De esta forma, tu examen será más fácil de leer, lo que te ayudará a lograr un mejor puntaje.

Asegúrate de que la hoja de tu examen se mantenga presentable

Al momento de presentar cualquier clase de evaluación escrita, es fundamental que te asegures de mantener tu hoja presentable. Evita los borrones, las arrugas, las roturas o la suciedad.

Puede que entregues el mejor examen de la clase, pero si tu hoja se ve sucia, arrugada y poco agradable a la vista, tu calificación no será del todo satisfactoria.

Siguiendo estos sencillos consejos podrás obtener los mejores resultados. Te deseo buenos estudios.

Give a Comment