¿Cómo hacer un resumen? Ejemplos y pasos para un buen resumen

Un resumen es un escrito que se utiliza para sintetizar las ideas más resaltantes de un texto de forma concisa, organizada y coherente, manteniéndose leal a los conceptos presentados en los documentos originales.

COMO HACER UN RESUMEN TECNICAS DE ESTUDIO

Los resúmenes suelen realizarse utilizando palabras propias, sin plasmar opiniones o pensamientos personales en los mismos.

Pueden ser utilizados para distintas finalidades. Bien sea como una herramienta de estudio, como introducción a un tema en específico, entre otros. Te invitamos a continuar con nosotros para aprender cómo hacer un resumen de forma apropiada.

También te puede interesar: Técnicas de estudio: Conoce los mejores métodos de estudio.

¿Cómo se hace un resumen?

Como se ha destacado con anterioridad, un resumen consiste en un texto breve en el que se sintetiza la mayor cantidad de información posible, de modo que las ideas principales de un tema sean más accesibles y fáciles de repasar.

Para hacer un resumen, es necesario tomar los elementos más importantes de un tema principal y descartar todos aquellos puntos que sirvan a manera de complemento, decoración o relleno.

Al mismo tiempo, las distintas ideas que formen parte de un resumen deben relacionarse y tener sentido entre sí. De lo contrario, la herramienta no cumplirá con su objetivo.

En general, un resumen no debe ser mayor al 25% de la extensión del texto original de donde se extraen las ideas.

Pasos para realizar un resumen

Existen algunos pasos muy sencillos que pueden seguirse para hacer un resumen de forma apropiada, sintetizando las ideas de la forma más eficiente posible. Entre estos se destacan:

  • Leer y comprender el texto original: Si deseas hacer un buen resumen, debes asegurarte de comprender cada detalle sobre el tema original. Es necesario leer el contenido a resumir de manera pausada para así identificar las ideas principales y las secundarias.
  • Separar las ideas principales de las secundarias y de los complementos: Tras leer el texto, es necesario separar las ideas principales, las secundarias y los complementos en cada párrafo. Para ello, puede hacerse uso de un resaltador.
  • Transcribir las ideas separadas: Luego de clasificar las distintas ideas dentro del documento original, se debe proceder a transcribirlas a una hoja en blanco, tratando de formar párrafos coherentes con ellas.
  • Redactar el resumen: Una vez que los puntos más resaltantes del texto se encuentren organizados, se procede a redactar un nuevo escrito haciendo uso de ellos. Es muy recomendable que este último se realice utilizando palabras propias.
  • Perfeccionar el resumen: Una vez que el resumen se encuentre estructurado, será necesario leerlo algunas veces para asegurarse de que proporciona toda la información deseada. En este punto, puedes realizar todos los ajustes que consideres oportunos.
  • Colocar un título al resumen: Finalmente, se le colocará un título al resumen. Además, es recomendable indicar la fuente desde donde se obtiene la información, suministrando datos como el título, el autor y la editorial del documento original.

Siguiendo estos sencillos pasos, sabrás cómo hacer un resumen de forma apropiada, rápida y muy sencilla. No olvides tener cuidado al sintetizar las ideas. Debes asegurarte de que tu trabajo conserve la lógica del texto original.

¿Qué elementos tiene un resumen?

Un resumen se compone de distintos elementos que dan forma y coherencia a las ideas que se plasman en dicho texto. Al momento de considerar cómo hacer un resumen, es necesario conocer la importancia y la función de los mismos. Entre estos se destacan:

  • El título del resumen: El título es uno de los elementos más importantes del resumen. Este dará a conocer al lector el tema que se tratará en el escrito.
  • La síntesis de las ideas principales del texto original: El resumen propiamente dicho. La síntesis organizada y coherente de los puntos más importantes extraídos del documento que se utiliza como fuente.
  • Las fuentes bibliográficas utilizadas para estructurar el resumen: En esta sección se indicarán los datos de las fuentes utilizadas para extraer la información. Como páginas web, libros, trabajos, documentos, entre otros.

Todo resumen debidamente estructurado debe contener los elementos destacados con anterioridad. De lo contrario, se tratará de un trabajo incompleto.

Puntos importantes de un resumen

Cuando se busca hacer un resumen, es muy importante asegurarse de que este cumpla con ciertos puntos importantes. De esta manera, se podrá estar seguro de que cumpla con su objetivo de manera apropiada. Los puntos más importantes de un resumen son los siguientes:

  • Debe ser informativo: El resumen debe reflejar las ideas más importantes del documento que se utiliza como fuente, ofreciendo a su lector la mayor información posible con respecto al mismo en una extensión no mayor al 25% del texto original.
  • Ha de ser descriptivo: El escrito debe describir los puntos más importantes del tema original de manera coherente y organizada.
  • Debe ser original: Los resúmenes deben realizarse con las propias palabras de quien lo elabora. No es recomendable utilizar frases copiadas textualmente del contenido que se toma como fuente.

Si el resumen no dispone de estos puntos, no se encontrará debidamente estructurado. En consecuencia, no cumplirá con su objetivo de manera apropiada.

Recomendaciones para hacer un resumen

Al momento de hacer un resumen, existen algunas recomendaciones que pueden ser de gran ayuda para lograr un resultado mucho más coherente, sintetizado y profesional. Entre estas se destacan:

  • Seguir un orden: Si deseas que tu resumen tenga sentido, las ideas que plasmes en el mismo deben seguir un orden lógico. De lo contrario, el texto será muy difícil de comprender. En general, se recomienda que el escrito se estructure de lo general a lo específico.
  • Evitar utilizar fragmentos literales del texto original: Los resúmenes deben realizarse con palabras propias, haciendo uso de puntos clave o de ideas extraídas del texto original, y clasificadas como principales o secundarias.
  • No escribir en primera persona: La primera persona se utiliza para expresar una opinión. Sin embargo, los resúmenes buscan explicar un tema de forma sintetizada, no opinar sobre él. Por ello, se recomienda elaborarlos utilizando la tercera persona.
  • Evitar los verbos en pasado: Los verbos en pasado suelen utilizarse para narrar un texto. Sin embargo, durante un resumen, se busca explicarlo. A causa de ello, es necesario emplear únicamente verbos en tiempo presente.
  • No utilizar subordinadas adjetivas: Esta clase de preposiciones no aportan contenido valioso al resumen y pueden aumentar su extensión más de lo deseado. Al mismo tiempo, es relativamente sencillo sustituirlas con adjetivos.

Por ejemplo, en lugar de “Los mecánicos revisarán los coches que están averiados”, se puede decir: “Los mecánicos revisarán los coches averiados”.

  • No copiar citas textuales: A pesar de que el texto original incluya citas textuales, estas no deben incorporarse al resumen. Solo se debe captar la idea principal de la cita y estructurarla con palabras propias.
  • Evitar enumerar: Las enumeraciones deben sustituirse por ideas generales que engloben los elementos que se desea nombrar. En lugar de “María compró manzanas, piñas, fresas…”, puede decirse: “María compró frutas”.

Tipos de resumen

Los resúmenes pueden clasificarse en distintas categorías con base en la clase de información que se desee sintetizar.

De esta manera, es posible estructurarlos de forma más eficiente, coherente y fácil de comprender de acuerdo a la fuente que se utilice. Algunos de los principales tipos de resumen son:

  1. Resume de libros.
  2. Resumen de tesis.
  3. Resumen de trabajo.

Resumen de libros

Los resúmenes de libros, también conocidos como resúmenes bibliográficos, se utilizan, como su nombre lo indica, para sintetizar una obra literaria.

Estos pueden emplearse para distintas finalidades, bien sea para analizar el contenido de un libro con fines laborales o educativos, para ofrecerlo como sinopsis a los posibles lectores, para elaborar fichas en una biblioteca, entre otros.

Resumen de tesis

Este tipo de resumen se utiliza para sintetizar brevemente la metodología, el marco conceptual, los resultados y las conclusiones de una tesis.

Se trata de un escrito de gran utilidad al momento de presentar esta clase de trabajo, ya que permite a los evaluadores tener una primera aproximación al contenido que se encontrará dentro de la tesis.

A través de este, será importante destacar las fortalezas del trabajo que se presenta, siendo así una estupenda oportunidad para causar una buena impresión a los lectores.

Resumen de trabajo

Un resumen de trabajo (También llamado “Resume”) es un documento en el cual se sintetizan las experiencias laborales de una persona al momento de solicitar un cargo laboral.

Si bien puede presentar numerosas similitudes con un Curriculum Vitae, cuenta con sus propias características únicas. Los resúmenes de trabajo suelen ser cortos. En general, de no más de una página.

Además, se encuentran orientados a destacar las virtudes, habilidades y experiencia de una persona, las cuales la hacen idónea para ocupar un puesto laboral específico.

Hacer un buen resumen de 100 palabras

Si deseas saber cómo hacer un resumen de 100 palabras de forma apropiada, es muy importante que organices la información deseada de la forma más eficiente posible.

  • Para ello, debes leer el documento base repetidas veces para asegurarte de comprender el tema y extraer los puntos más importantes del mismo.
  • Una vez que hayas conseguido separar las ideas principales del texto, será necesario que las sintetices tanto como sea posible, asegurándote de que no pierdan su coherencia.

De esta forma, podrás proceder a estructurar tu resumen de manera organizada, descartando aquellos elementos que no contribuyan al contenido y que lo prolonguen más de lo necesario. Así, sabrás cómo hacer un resumen de 100 palabras de la manera más apropiada.

¿Cómo hacer un buen resumen integrando diferentes fuentes de información?

Hacer un resumen utilizando información proveniente de distintas fuentes no se trata de algo complicado.

Para lograrlo, es necesario estudiar y analizar en detalle los distintos textos de donde se planea obtener los datos con los cuales se estructurará el escrito.

De esta forma, se identificarán y extraerán las ideas principales y secundarias de cada una de las fuentes.

En este punto, es aconsejable utilizar distintas hojas de papel identificadas con los títulos de los trabajos originales para plasmar las ideas de forma más organizada.

Una vez que los puntos principales de cada texto hayan sido identificados, se procede a leerlos con detenimiento y ordenarlos de acuerdo a su relevancia.

Luego de esto, será posible dar inicio a la redacción del resumen, uniendo las ideas sintetizadas con anterioridad en párrafos coherentes, organizados y que guarden relación entre sí.

Resumen a nivel universitario

El resumen es una herramienta sumamente utilizada a nivel universitario con la intención de plasmar la mayor cantidad de información en el menor número de palabras posible.

Se trata de un método de estudio muy útil al momento de repasar conceptos complicados, destacando por su precisión, brevedad y concisión.

Un resumen a nivel universitario no difiere demasiado de otras variantes de esta técnica, puesto que el procedimiento a seguir para su estructuración es, en principio, el mismo.

Sin embargo, estos deben ser mucho más concisos y profesionales. Además, su redacción debe estar optimizada al máximo para garantizar su eficacia, coherencia y facilidad de lectura.

Ejemplo de resumen

Luego de conocer las características más significativas con respecto a los resúmenes, de seguro te encontrarás preparado para elaborar estas herramientas de estudio por tu cuenta.

Sin embargo, puede ser de gran utilidad contar con un ejemplo que pueda utilizarse a manera de guía para comprender cómo hacer un resumen de la forma más óptima posible. Por ello, a continuación presentamos un resumen de la obra de Miguel Cervantes, “Don Quijote de la Mancha”.

“Don Quijote de la Mancha es una de las novelas más reconocidas en la narrativa española, siendo un trabajo de Miguel Cervantes.

La novela narra la historia de un hidalgo apasionado por los relatos de caballería, Alonso Quijano. Su obsesión por estas obras ocasiona que pierda la cordura y comience a creerse un caballero, haciéndose llamar Don Quijote de la Mancha.

Así, sale en busca de aventuras en compañía de su ayudante y escudero, Sancho Panza. Juntos recorren las tierras de La Mancha, Aragón y Cataluña haciendo frente tanto a villanos reales, como imaginarios”.

Como puedes ver, el resumen presentado con anterioridad sintetiza las ideas principales de la novela en una serie de párrafos cortos, concisos y de fácil lectura. Siendo este el objetivo principal de esta técnica de estudio.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *