20 Ejercicios de uso de la “g” y “j” resueltos para practicar

La “g” y la “j”, como muchas otras letras, son la causa de incontables errores ortográficos. Entre otros motivos, eso se debe a que las utilizamos con un mismo sonido cuando hablamos. Sin embargo, cada una tiene su uso y sus reglas, y por esa razón en otro post nos dedicamos a desarrollarlas.

Esta vez queremos brindarte unos ejercicios para que puedas practicar, ya que solamente así podrás fijar en tu mente las normas que estudiamos. Todos fueron elaborados partiendo de ellas, de modo que te será fácil resolverlos. Además, en cada uno te daremos la solución correspondiente para que puedas evaluar tu rendimiento.

Ejercicios

La dinámica que usaremos en estos ejercicios es similar a la que hemos visto en otras ocasiones. Pasemos a explicarla:

  • En cada ejercicio hay dos palabras con una casilla en blanco. Tendrás que analizarlas para saber si la letra que falta es una “g” o una “j”, basándote en las reglas de uso de cada una, y después añadirla.

Una vez que lo hayas hecho, puedes leer la solución, que estará debajo de cada reactivo. Te advertimos desde ya que habrá casos con doble uso de una misma letra.

Reactivo 1

“Mientras íbamos de via_e a Acapulco, el coche sufrió una avería. Nos bajamos a revisarlo, pero supimos de inmediato que necesitaríamos a un experto. Por lo tanto nos acercamos a una cerra_ería que estaba cerca para preguntar si tenían el número telefónico de alguna grúa”.

  1. j – g
  2. j – j
  3. g – j

Solución

En este primer reactivo la solución es la opción b), ya que estamos ante un caso de doble uso de la “j”. La primera palabra contiene “a” y “e” alrededor de la casilla en blanco. Eso significa que se trata de la terminación “aje”, por lo que el término completado es “viaje”.

En el caso de la segunda debemos evaluar lo que viene después de la casilla. Claramente la terminación presente en ella es “jería”. Por ende, procedemos a añadir la “j” que falta, y obtenemos el sustantivo “cerrajería”.

Reactivo 2

“Durante mis años en el cole_io tuve excelentes docentes, aunque ninguno tan bueno como la profesora de _eometría. Ella no solamente sabía mucho de su área, sino que tenía una capacidad inigualable para hacer divertida la clase. Por desgracia, estuvo allí apenas tres años”.

  1. g – g
  2. g – j
  3. j – g

Solución

En esta ocasión debemos optar por la a). Estamos de nuevo frente a un uso doble de la letra, aunque ahora es la “g”. La primera casilla va seguida de las vocales “i” y “o”. De ese modo, es evidente que la terminación es “gio”, así que añadimos la letra: “colegio”.

En cuanto a la segunda palabra, debemos enfocarnos en las vocales que están luego de la casilla, “e” y “o”. Si nos fijamos en ese detalle comprenderemos que la palabra debe comenzar con “geo”. En consecuencia, tenemos que agregar la “g” que falta: “geometría”.

Reactivo 3

“Cuando era adolescente traba_é en una pequeña tienda de comida rápida porque mi padre había fallecido. Alguien debía sustentar la casa, y yo asumí ese deber, lo cual me obligó a abandonar mis estudios. Así fue hasta que uno de los gerentes notó mi in_enio. Según él, tenía mucha habilidad para las matemáticas, de modo que se ofreció a costearme una carrera universitaria”.

  1. g – j
  2. g – g
  3. j – g

Solución

Para resolver este ejercicio tenemos que elegir la opción c). La primera palabra nos sugiere que contiene la terminación “aje”, ya que hay una “a” y una “e” antes de la vocal. Además de eso, parece ser un verbo derivado de “trabajar”.

Dicho verbo ya contiene una “j”, así que esta se conserva en la conjugación. Por lo tanto, el primer término cumple con dos normas a la vez. Procedemos a añadir la letra, y el resultado es el verbo conjugado “trabajé”.

La segunda palabra acaba en “enio”. Eso nos indica que la terminación es “genio”, de modo que añadimos la “g”. El término resultante es el sustantivo “ingenio”.

Reactivo 4

“El ori_en del ser humano fue una de las grandes preguntas de la filosofía occidental durante siglos. Posteriormente, cuando apareció la teoría de la evolución, se planteó una perspectiva mejor sustentada que las derivaciones filosóficas conocidas hasta entonces. Pero a su vez supuso un enorme problema para la teolo_ía cristiana”.

  1. g – g
  2. j – g
  3. g – j

Solución

Aquí tenemos que inclinarnos a la opción a), dado que estamos frente a un doble uso de la “g”. En ambos casos la norma se relaciona con una terminación.

En la primera palabra vemos una “i” antes de la casilla y una “e” después de ella. Teniendo en cuenta eso, podemos asumir que la terminación presente allí es “gen”, por lo que rellenamos el espacio: “origen”.

En la segunda palabra encontramos “o” antes de la casilla e “ia” después. En consecuencia, podemos aplicar la norma de la terminación “logia”, con lo cual obtenemos el sustantivo “teología”.

Reactivo 5

“La Universidad Central de Madrid hizo saber, mediante un comunicado oficial, que está a punto de publicar una antolo_ía sobre los novelistas mexicanos más reconocidos de la historia. Esta decisión nació de la idea de popularizar la literatura extran_era dentro de España”.

  1. g – j
  2. j – g
  3. j – j

Solución

Este reactivo se soluciona con la respuesta a). La primera palabra se ajusta a la norma de la terminación “logia”, ya que hay una “o” antes de la casilla y luego de ella las vocales “i” y “a”. Tras añadir la letra “g” que corresponde, nos queda el sustantivo “antología”.

Por su lado, la segunda palabra acaba en “era”. Eso nos remite a la regla de la terminación “jera”. Pues bien, debemos añadir la “j” que falta: “extranjera”.

Reactivo 6

“En la discoteca más popular de la ciudad dos hombres comenzaron a pelear luego de que uno de ellos ofendiera a la pareja del otro. Este último, sintiéndose obligado a prote_er a su compañera, se llenó de cora_e, y le propinó un puñetazo al agresor. El conflicto acabó media hora más tarde, cuando llegó la policía para arrestarlos”.

  1. g – g
  2. j – g
  3. g – j

Solución

En este ejercicio debemos elegir la opción c). La primera palabra acaba en “er”. Precisamente una de las reglas que estudiamos nos indica que en esos casos va una “g” antes. Por ende, se la agregamos, y el resultado es el verbo “proteger”.

La segunda palabra tiene “a” y “e” alrededor de la casilla. De esa manera, podemos aplicar la norma de la terminación “aje” agregando la “j” que falta: “coraje”.

Reactivo 7

“El próximo torneo de a_edrez será el vi_ésimo de todos los que hemos organizado en mi comunidad. Esta tradición comenzó veinte años atrás gracias a mis padres y a unos vecinos, que querían promover este juego entre los jóvenes. La propuesta fue tan atractiva que ahora muchos chicos se preparan desde meses antes para vencer en la competencia”.

  1. j – g
  2. g – j
  3. g – g

Solución

Para resolver este ejercicio necesitamos escoger la opción a). Si nos fijamos en la primera palabra veremos que estamos ante la terminación “aje”, aunque no al final, sino al inicio. Siguiendo la regla, añadimos la “j”: “ajedrez”.

La segunda palabra en “ésimo”, lo que nos hace pensar de inmediato en la regla de la terminación “gésimo”. Procedemos a añadir la letra “g”, y el término resultante es el adjetivo “vigésimo”.

Reactivo 8

“Los diarios de hoy se han enfocado en hablar del liti_io que sostiene una a_encia de marketing contra el mismísimo presidente por supuestas asesorías. Al parecer el Ejecutivo no ha cancelado ninguna de ellas, lo cual ha puesto en duda su credibilidad frente a toda la nación”.

  1. j – g
  2. g – g
  3. j – j

Solución

Para resolver este ejercicio tenemos que escoger la opción b), puesto que nos encontramos ante un caso de doble uso de la “g”. Ambos casos se relacionan con alguna de las normas de terminaciones.

En lo que se refiere a la primera palabra, las vocales “i” y “o” del final nos demuestran que la terminación es “gio”. Aplicamos, entonces, la norma correspondiente: “litigio”.

Por otra parte, en la segunda palabra la casilla va seguida de “encia”. Esa es una pista de que la terminación es “gencia”, por lo cual rellenamos el espacio con “g”, y obtenemos el sustantivo “agencia”.

Reactivo 9

“Richard es prodi_ioso cuando se trata de surfear. No sabemos si eso se debe a una habilidad con la que nació o al hecho de que ha vivido desde niño en una playa. Sea como sea, domina el olea_e como nadie que haya visto jamás. Sin dudas, podría llegar a ser campeón mundial en ese deporte”.

  1. j – j
  2. g – g
  3. g – j

Solución

En esta ocasión tenemos que optar por la c). La primera palabra encaja con la norma de la terminación “gioso”. Por consiguiente, le colocamos una “g”, “prodigioso”.

La segunda palabra parece ajustarse a la norma de la terminación “aje”. Esto se nota observando las letras que rodean la casilla. En consecuencia, tenemos que aplicarla añadiendo una “j” en la casilla. La palabra resultante es el sustantivo “oleaje”.

Reactivo 10

“La arqueolo_ía es una disciplina muy exi_ente para quien desea dedicarse a ella. Hay que tener una amplia formación, además de un alto nivel de paciencia para soportar el tiempo que toma descubrir un hallazgo. Por esas dos razones no es una profesión con muchos estudiantes, aunque ha sido indispensable en el avance de la sociedad y de otras ramas del conocimiento”.

  1. g – j
  2. g – g
  3. j – g

Solución

La solución de este ejercicio es la respuesta b). La primera palabra contiene evidentemente la terminación “logia”. Basta con que analicemos las vocales alrededor de la casilla. Por tanto, le añadimos la “g”, “arqueología”.

La segunda palabra también se ajusta al uso de la “g”, esta vez con la norma de la terminación “gente”. Una vez completada nos queda el adjetivo “exigente”.

Reactivo 11

“La señora Anastasia siente una gran nostal_ia desde que Juan, su primo_énito, partió a la guerra. Ella tiene otros hijos, aunque con ninguno ha tenido tan buena conexión como con él; además, ninguno de los otros se ha preocupado tanto por su bienestar y por ayudarla”.

  1. j – g
  2. g – j
  3. g – g

Solución

Este ejercicio se resuelve con la opción c). En la primera palabra debemos fijarnos en las letras que están antes y después de la casilla. Al hacerlo comprenderemos que la terminación es “nalgia”. Así, debemos completar el término con “g”: “nostalgia”.

La segunda palabra acaba en “énito”. Es evidente que la terminación es “génito”. De acuerdo con la norma, añadimos la “g”, con lo cual obtenemos el sustantivo “primogénito”.

Reactivo 12

“Cuando el virus se empezó a manifestar dentro de China, muchos expertos en el tema consideraron que era un problema li_ero, que no había necesidad de preocuparse por él. Sin embargo, tra_o consecuencias a nivel mundial, porque al poco tiempo todos los países acabaron aplicando una cuarentena obligatoria”.

  1. g – j
  2. j – g
  3. j – j

Solución

La solución de este ejercicio es la respuesta a). La primera palabra tiene “ero” luego de la casilla y la vocal “i” antes de ella. De todas las reglas que estudiamos, la más acertada es la de la terminación “igero”. En consecuencia, debemos completar el término con “g”, “ligero”.

En cuanto a la segunda palabra, no parece referirnos a ninguna norma. Sin embargo, si la estudiamos podemos ver que es el verbo “traer” conjugado. Y como ya sabemos, existe una conjugación en la que se añade “j” a dicho verbo. El resultado es, por ende, “trajo”.

Reactivo 13

“El Banco Central de Chile fue criticado fuertemente en las redes sociales por varios usuarios que aseguran que los ca_eros tienen un trato muy ofensivo hacia el público. Esta _estión ha despertado el interés de algunos ministros, quienes han asegurado que realizarán una inspección a la entidad bancaria”.

  1. j – j
  2. j – g
  3. g – g

Solución

Aquí tenemos que elegir la opción b), que es la única correcta. La primera palabra acaba en “eros”. Partiendo de ello, podemos aplicar la norma de la terminación “jero”: “cajeros”.

En la segunda palabra debemos tomar en cuenta el inicio, que es “est”. Siendo así, debemos aplicar la regla sobre las palabras que inician con “gest”. Una vez que añadimos la “g” que falta nos queda el sustantivo “gestión”.

Reactivo 14

“Se ha organizado en Málaga una protesta pacífica para solicitarle al alcalde que de_e en libertad a un indí_ena que fue acusado de robo en la última Navidad. La petición se sostiene en numerosos testimonios y pruebas que demuestran que el individuo fue incriminado injustamente por el verdadero ladrón”.

  1. g – g
  2. g – j
  3. j – g

Solución

En esta ocasión tenemos que tomar la opción c). La primera casilla tiene una “e” a cada lado. La única norma que parece encajar con eso es la de la terminación “eje”. Al aplicarla el resultado es el verbo conjugado “deje”.

Pasando a la segunda palabra, debemos fijarnos otra vez en las vocales que rodean la casilla. Si las analizamos veremos que estamos ante la terminación “ígena”, de modo que debemos agregar la “g” para rellenar el espacio: “indígena”.

Reactivo 15

“Un grupo de investigadores en Nueva Zelanda desarrolló una planta ener_ética que genera oxí_eno. Su máquina, según aseguran, es el reemplazo de los tanques que hasta ahora han usado los buzos al sumergirse, gracias a que es mucho más compacta. Por si fuera poco, puede funcionar durante varios días sin interrupciones”.

  1. g – g
  2. g – j
  3. j – j

Solución

Para resolver correctamente este ejercicio debemos elegir la opción a). Las dos palabras encajan con normas de uso de la “g”, aunque no con la misma.

La primera termina en “ética”. Si hacemos memoria recordaremos que una de las reglas incluye la terminación “gética”. Esa es la que debe estar en la palabra, así que procedemos a colocarle la “g”: “energética.

La segunda tiene una “i” antes de la casilla y acaba en “eno”. De todas las reglas vistas, hay una sola que se ajusta a este caso: la de la terminación “ígeno”. Por lo tanto, tenemos que volver a usar la “g”. El término resultante es el sustantivo “oxígeno”.

Reactivo 16

“La abuela de Julián ha estado escuchando un ru_ido en su cabeza cuando va a dormir. Ella es muy supersticiosa, por lo que asegura que todo se debe a una bru_ería. Sus parientes han buscado demostrarle que está equivocada, aunque sin éxito. En consecuencia, simplemente la ignoran cuando habla del tema”.

  1. g – g
  2. g – j
  3. j – g

Solución

Aquí nos tenemos que inclinar hacia la opción b). La primera palabra no se ajusta a ninguna norma a simple vista. Ahora bien, si la analizamos con mayor profundidad notaremos que es una conjugación del verbo “rugir”.

Las normas nos indican que la mayoría de los verbos que terminan en “ir” llevan “g” antes, y que sus conjugaciones conservan esa letra. Por consiguiente, la palabra ya completada es “rugido”.

El segundo término ofrece menos dificultad. Dado que acaba en “ería”, es sencillo deducir que la terminación es “jería”. Cumpliendo la norma, colocamos una “j” en la casilla: “brujería”.

Reactivo 17

“El sacerdote Carlos Belibes recitó un pane_írico que contradi_o muchos de los datos históricos atribuidos a San Miguel. Como era de esperar, eso desató polémica dentro y fuera de la Iglesia. No obstante, Belibes no se ha preocupado por ello, debido a que tiene pruebas irrefutables que lo respaldan”.

  1. g – j
  2. g – g
  3. j – j

Solución

Este ejercicio se soluciona con la opción a). Evaluemos la primera palabra. Acaba en “írico”, por lo cual podemos asumir que se ajusta a la norma de la terminación “gírico”. Siguiéndola, tenemos que el resultado es el sustantivo “panegírico”.

La segunda palabra se muestra más complicada. Aunque si evaluamos su forma descubriremos que es una conjugación del verbo “contradecir”.

Las normas de uso de la “j” nos dicen que cuando ese verbo está en tiempo pretérito perfecto simple del indicativo adquiere la “j”. Eso nos obliga a utilizar la letra, con lo cual queda “contradijo”.

Reactivo 18

“Día a día los diversos a_entes infecciosos presentes en el ambiente se propagan entre la humanidad. Por esa razón la OMS ha llevado a cabo un sinfín de planes para estimular hábitos más hi_iénicos entre las personas. En muchas partes han funcionado, pero en los países subdesarrollados todavía no son tomados en cuenta”.

  1. g – j
  2. j – g
  3. g – g

Solución

Debemos escoger la opción c) si queremos solucionar correctamente este ejercicio. Otra vez nos hallamos frente a un doble uso de la letra “g”. Procedamos a ver qué norma aplica para cada palabra.

La primera acaba en “entes”. De esto podemos deducir que la terminación es “gentes”. En vista de ello, es necesario que coloquemos la “g” que falta en el término, que pasa a ser “gentes”.

Fijémonos ahora en la segunda palabra. Esta acaba en “iénicos”. La única regla que podemos aplicar es la de la terminación “giénico”, de modo que rellenamos la casilla con una “g”: “higiénicos”.

Reactivo 19

“Ya casi todos en la casa estaban listos para irse a la fiesta. Faltaba solamente Rubén, que salió de su cuarto media hora más tarde. Al verlo, los demás empezaron a reírse de su tra_e, pues parecía que iba a realizar un acto de ma_ia. Esa burla lo hizo encerrarse en su habitación, de la cual no salió en toda la noche”.

  1. g – g
  2. j – g
  3. g – j

Solución

En esta oportunidad debemos escoger la opción b). Fijémonos en la primera palabra. La casilla está rodeada de “a” y “e”. Basándonos en ese detalle, podemos deducir que la terminación completa es “aje”. De esa forma, cumplimos la regla añadiendo la “j”, “traje”.

Con respecto a la segunda palabra, tenemos que la casilla va seguida de “ia”. No hay ninguna regla de uso de la “j” que encaje con eso, aunque sí la hay en la “g”: la de la terminación “gia”. Procedemos, pues, a agregarle la letra correspondiente, y el resultado es “magia”.

Reactivo 20

“En el séptimo año de la re_encia de Juan III, sur_ió un grupo de resistencia civil organizado por un exmilitar que había formado parte del ejercito personal del monarca. Se llamaba Pedro Calzada, tenía cuarenta años, y había sido el mejor tirador de su grupo. Su rebelión supuso para Juan una traición imperdonable”.

  1. g – g
  2. g – j
  3. j – g

Solución

Este ejercicio se soluciona con la opción a), ya que existe un uso doble de la “g”. En la primera palabra encontramos que la casilla va seguida de “encia”. Claramente se puede aplicar la norma de la terminación “gencia”, por lo que agregamos “g”: “regencia”.

La segunda palabra también contiene una terminación, y es “gio”, Esto lo podemos intuir viendo que las vocales “i” y “o” están después de la casilla. Aplicamos la regla rellenando con una “g” el espacio en blanco. El resultado es el verbo “surgió”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *