Palabras con mayúsculas más frecuentes en el español

Sin las mayúsculas sería complicado diferenciar el sentido en muchos textos, ya que ellas nos ayudan a señalar cuál uso se le está dando a un término en concreto. Fue por eso que en otra oportunidad nos dedicamos a explicarte bien en qué casos se utilizan.

palabras mayusculas mas frecuentes en el español

Esta vez queremos hacer algo diferente. Hemos juntado las palabras con mayúsculas más frecuentes en nuestro idioma, para que las aprendas de forma fácil. De esa manera, al saberlas de memoria no necesitarás recurrir a las reglas. ¡Comencemos ya!

Palabras con i mayúscula

La letra “i” está presente en muchas palabras con mayúsculas que utilizamos en nuestras conversaciones. Pero no todas se ajustan a la misma norma:

Iglesia

Esta palabra es un caso particular, dado que puede llevar mayúscula, aunque no siempre. Para ello debemos fijarnos en qué sentido se está usando.

Si nos referimos al edificio en sí o a una iglesia cualquiera, va en minúsculas. Ahora bien, si estamos hablando de una institución bien establecida y con relevancia mundial, la “i” va en mayúsculas.

Por su parte, el adjetivo que acompaña a la palabra y que indica la denominación, tiene que estar en minúsculas completamente:

  • “La Iglesia anglicana tiene como jefa máxima a la reina Isabel. Ella es, además del ejemplo máximo de moralidad a seguir, la que decide cuál es la forma de comportarse que debe tener un anglicano”.
  • “Entre la Iglesia católica y la Iglesia luterana no ha dejado de haber pleitos desde que Martín Lutero inició la Reforma. No obstante, al día de hoy la primera de ellas es considerada más abierta en relación con la ciencia”.

Conviene señalar que en muchos casos veremos el término “Iglesia” solo, sin ningún adjetivo que especifique la denominación. Cuando eso ocurra lo más probable es que se esté hablando de la Iglesia católica.

Ilustración

Aquí sucede lo mismo que con la palabra anterior: la mayúscula dependerá del sentido. Si hablamos de “ilustración” como dibujo o como el acto de enseñar o aclarar un tema, debe empezar con minúscula.

Pero si usamos la palabra para referirnos al movimiento histórico que tuvo lugar en Europa en el siglo XVIII, debe comenzar con la “i” en mayúscula:
  • “Uno de los escritores más representativos de la Ilustración fue el filósofo Voltaire. Este no solamente compuso un grna número de obras, sino que también realizó avances en diversas áreas del saber”.
  • “Durante la Ilustración se pretendió crear una compilación o enciclopedia con todos los conocimientos que un ser humano debería conocer. Este proyecto estaba planteado para dividirse en muchos libros, y tomó varias décadas”.
Italia

Aquí nos topamos con una palabra más fácil. “Italia” es el nombre de un país, y como tal, debe empezar siempre con mayúscula. Precisamente por eso es más sencilla de recordar:

  • “En vista de los problemas económicos de Alfonso, sus abuelos le pidieron que se mude a Italia con ellos para que dirija la tienda de la que son dueños. Pero él se niega, pues tendría que abandonar a su pareja”.
  • “El autor Francisco Fajardo anunció en sus redes sociales que está trabajando en una nueva obra. Según señaló, estará inspirada en la Italia de Mussolini, aunque no será del todo una representación histórica y fiel a los hechos reales.”

En cambio, los términos que se deriven de este nombre ya no se ajustan a esta regla. Un ejemplo es el adjetivo “italiano”, que indica la nacionalidad.

Imperio

“Imperio” es otra palabra que debe tener “i” mayúscula en función del caso. Cuando la usemos para hablar del imperio como un poder o territorio en general, va en minúscula.

La mayúscula se aplica únicamente cuando queremos hacer referencia a un imperio específico de la historia que tiene categoría de entidad política.

Pues bien, para especificar de cuál estamos hablando podemos valernos de los adjetivos. Eso sí, tienen que estar en minúsculas:

  • “El Imperio inglés, surgido en el siglo XVI, fue para la época una fuerza política inesperada. Para entonces Inglaterra era considerada una nación dependiente de todas las demás. Ningún gobernante del exterior hubiera podido prever que se acabaría volviendo una potencia marítima y económica.”.
  • “El Imperio español tuvo su punto más fuerte cuando ocurrió el descubrimiento de América. A partir de entonces se expandió su nivel de riqueza, gracias al comercio con los minerales americanos. Por otro lado, inició una venta de esclavos que también le generó grandes ingresos.”.

Algo que debemos comentar es que en ciertos casos nos encontraremos la palabra “Imperio” sola. Cuando eso pase, es muy probable que se esté hablando del Imperio romano.

Palabras con b mayúscula

En este caso la variedad es un poco más reducida. No obstante, la “b” también agrupa términos con mayúscula muy usados:

Brasil

La palabra “Brasil” es el nombre de un país, por lo que, según las reglas, debe comenzar siempre con letra mayúscula. Esto aplica sin importar el contexto:

  • “Brasil es considerado la cuna del fútbol. Esta reputación se la debe a los grandes exponentes de dicho deporte que han nacido allí y que han llegado a jugar en los mejores clubes de Europa”.
  • “Un estudio reciente realizado en Brasil determinó que los seres humanos se sienten más seguros con quienes piensan igual que ellos. Es así como sus grupos acaban volviéndose una especie de tribus unidas por una misma ideología.

Al igual que con “Italia”, las palabras derivadas de “Brasil” no entran en esta norma. De ese modo, los adjetivos “brasileño” y “brasileña” van en minúsculas.

Bélgica

“Bélgica” también es el nombre de una nación. Así, en toda oración en la cual decidamos usarlo tiene que empezar con la “b” en mayúscula:

  • La estabilidad económica de Bélgica es envidiada por muchas naciones. No obstante, poco se habla de los elevados impuestos a los que están sometidos sus ciudadanos y que aumentan en función del nivel de ingresos”.
  • La comisión de embajadores debía viajar a Bélgica en primer lugar, debido a que era el país que más sanciones había recibido. Lastimosamente, surgió una emergencia en Grecia que los obligó a cambiar de destino”.

Barcelona

En este caso no nos topamos con el nombre de un país, sino con el de una ciudad. Sea como sea, sigue siendo un área geográfica con titulo propio. Por ende, también debe empezar con mayúscula:

  • De niño solía viajar mucho a Barcelona gracias a que uno de mis tíos vivía ahí. Siempre que iba salíamos a pasear, me compraba regalos, jugábamos y cenábamos en restaurantes de lujo”.
  • En Barcelona ha habido discusiones entre docentes y figuras políticas debido a las nuevas reglas sobre el uso del idioma catalán. Este, a partir de enero, ha pasado a ser formalmente la lengua de la ciudad, lo cual obliga a los profesores a usarlo en sus clases”.

Biblia

La palabra “Biblia” se refiere a uno de los libros sagrados más populares de todo el mundo. Todos ellos, según indican las normas, inician con letra mayúscula:

  • El profesor de Cálculo Numérico siempre hablaba de la Biblia antes de comenzar su clase. Pese a no ser creyente, él admiraba el impacto de esa obra dentro de la cultura universal, y nos decía que era fundamental conocerla para entender nuestra realidad”.
  • En líneas generales, casi todos saben qué es la Biblia. Lo curioso es que mucha gente desconoce que varios de sus libros ya formaban parte de textos sagrados pertenecientes a los judíos. Por lo tanto, hay una base histórica idéntica entre ellos”.

Es común ver que algunas personas colocan la palabra en cursiva, Biblia. No obstante, esto es innecesario. Basta con usar la mayúscula como en los ejemplos.

Palabras con e mayúscula

Las palabras con “e” mayúscula obedecen a varias de las normas que estudiamos. Y de hecho, algunas de ellas son para algunos las que más confusión causan, así que es necesario explicarlas:

Estado

Este es otro término que puede ir en mayúscula en función del sentido con el cual sea usado. Si lo utilizamos para referirnos a una zona o a una situación, debemos escribirlo en minúsculas.

En cambio, debe empezar con mayúscula cuando lo usamos para hablar de la institución política que rige una nación o lugar:
  • El Estado, según Voltaire, debe velar única y exclusivamente por los intereses de la ciudadanía. Cualquier provecho personal se desprende de la labor real que debe tener la entidad, y puede ser causa de corrupción”.
  • El Estado colombiano decidió que era necesario destituir al ministro José Sádez, dadas las acusaciones de maltrato familiar que había recibido. Este movimiento, para los partidos de oposición, fue un simple lavado de imagen”.

En el segundo ejemplo el adjetivo “colombiano” permite especificar de qué Estado hablamos. Podemos hacer lo mismo con otros. Tan solo debemos recordar que siempre van en minúsculas.

Edad Media

Es evidente que aquí hablamos de un nombre que incluye dos palabras. No obstante, la primera empieza con “e”. Y dado que la usamos muy a menudo, conviene explicarla.

El término “Edad Media” se refiere a una época histórica ubicada luego de la Antigüedad. Por ley, tanto la “e” como la “m” van en mayúscula, sin excepción alguna:

  • Durante la Edad Media hubo muchas creencias que ahora consideramos supersticiones. Una de ellas era que al bostezar se escapaba el alma del cuerpo. Por eso las personas se tapaban la boca, en un intento de evitar que se saliera con el bostezo”.
  • Un equipo de arqueólogos ruso descubrió las ruinas de un pequeño poblado. Sus cálculos arrojan que debió de desaparecer a principios de la Edad Media. Lo que no logran descubrir es la causa, que permanece en total misterio”.

España

En esta oportunidad hallamos el nombre de un país. Como ya sabemos, la inicial debe ir en mayúsculas:

  • “España está atravesando actualmente una fuerte ola de protestas debido a un aumento de los impuestos y de los servicios. Todo ello a mitad de la pandemia, que ya de por sí ha complicado la economía mundial”.
  • Mi madre nos ofreció como regalo de graduación un viaje a cualquier lugar. Mis hermanos y yo hicimos una votación para decidir a dónde iríamos. Casi todos elegimos España, excepto Luisa, que votó por Francia”.

Egipto

Esta palabra se corresponde con el nombre de una nación. Siendo ese el caso, obligatoriamente debemos recordar escribirla con “e” mayúscula:

  • “La historia de Egipto es parte de la cultura universal. Entre otras razones, esto se debe a que aparece mencionado en la Biblia y a que allí surgieron muchos de los inventos más novedosos. Por ende, una parte de la sociedad moderna de debe al territorio egipcio”.
  • “Luego de treinta años en discusión, la ONU aceptó como miembro a Egipto. La decisión ha sido elogiada y criticada a la vez. Quienes señalan que es un error se basan en los múltiples casos de tortura que han tenido lugar allí y que involucran adultos y niños”.

Palabras con h mayúscula

Las palabras que involucran una “h” mayúscula tienen que ver principalmente con nombres propios. A continuación te mostramos los más sencillos:

Hércules

Este término, ampliamente conocido, es el nombre de un semidiós romano. En realidad su origen se encuentra en la Antigua Grecia, donde se le llamaba “Heracles”, pero eventualmente pasó a formar parte de la religión de Roma.

En todo caso, se trata del nombre de una deidad. De esa manera, es obligatorio que comience com letra mayúscula:

  • “Hace cuatro décadas había muchas series animadas que tenía a Hércules como figura protagónica. Fue tal el éxito de las mismas que eventualmente algunas productoras de alto nivel intentaron llevarlas a la realidad con actores de carne y hueso”.
  • “En mi colegio estrenarán pronto una obra de teatro. Yo me uní a ella debido a la insistencia de mis compañeros, y me dieron el personaje de Hércules. Al principio se suponía que debía ir sin camiseta; aunque eso me incomodaba, por lo cual pedí que cambiaran ese detalle”.

Haití

El nombre “Haití” pertenece a un país del Caribe. En consecuencia, debemos apegarnos a la norma de los nombres de sitios geográficos, los cuales llevan inicial mayúscula:

  • “Un ministro de Haití fue ahorcado en un hotel al norte de los Estados Unidos. La noticia ha destruido la imagen del establecimiento, que ahora debe enfrentar serios cargos por carecer de un equipo de vigilancia y seguridad que pueda proteger a los huéspedes”.
  • “De joven mi abuelo estuvo en Haití durante dos años. Su estadía se debió a que había sido contratado por una agencia de bienes raíces localizada allí. Pero acabó renunciado debido a unas discusiones con su jefe”.

Homero

La palabra “Homero” no es solamente un nombre propio, sino que es popular porque pertenece al creador de la Ilíada y la Odisea, dos obras literarias del máximo nivel.

Más allá de eso, el término sigue las mismas reglas que el nombre de cualquier otra persona. Es decir, siempre comienza con mayúscula en toda oración o texto:

  • Mi profesor de Literatura Antigua nos explicó el mes pasado que la importancia de Homero está en que fue quien moldeó el lenguaje poético. El gran poeta, nos dijo él, fue el que demostró cómo las palabras pueden recrear universos, sensaciones y mucho más”.
  • Como lector nunca me han gustado mucho las obras de Ovidio. En mi opinión, se inspiró demasiado en Homero y se olvidó de construir un legado propio. Claro está, eso no cambia el hecho de que es un autor consagrado a nivel universal”.

Debemos resaltar que de esta palabra se deriva el adjetivo “homérico”, que quiere decir ‘relacionado con Homero’. Por supuesto, va en minúsculas por completo.

Hernández

Este término se refiere a un apellido muy común. La norma con estas palabras es que siempre deben iniciar con mayúscula, así que debemos aplicarla con la “h”:

  • “Juan Hernández, reconocido científico estadounidense, ha estado estudiando desde el inicio de la pandemia un pequeño satélite ubicado a 10 años luz de la Tierra. De acuerdo con sus investigaciones, el mismo posee una órbita nunca antes vista”.
  • “En mi salón de clases hay tres chicos de apellido Hernández. Curiosamente, ninguno de ellos es familia de los otros. De hecho, cada uno viene de una ciudad distinta. Pese a todo eso, acostumbran tratarse como si fuesen parientes de verdad”.

Palabras con t mayúscula

La “t” puede aparecer con mayúscula en nombres propios, en nombres de textos religiosos, entre otros. Aquí te van algunos ejemplos:

Torá

“Torá” es el nombre que recibe el libro en el cual están contenidos todos los principios religiosos de la ley judía. Eso lo vuelve una obra de carácter sagrado, así que debe llevar la “t” en mayúscula:

  • “La Torá es, de forma resumida, los primeros cinco libros de la Biblia. Se piensa que todos fueron escritos por Moisés, quien es además uno de sus protagonistas. Aunque algunos expertos han planteado a otro autor”.
  • En mi universidad estuvo presente el escritor Mario Verde. Este es bien conocido en el ámbito académico por sus análisis sobre la Torá y sus repercusiones en la cultura latinoamericana. Y por si fuera poco, está nominado para el Premio Cervantes”.

Tailandia

En esta oportunidad nos volvemos a topar con el nombre de un país; esta vez, uno asiático. Ya sabemos que la regla es colocarlo con inicial mayúscula:

  • Tailandia, según reportes, ha estado pagando grandes sobornos para lograr que los próximos Juegos Olímpicos tengan lugar allí. Todavía no se ha revelado la identidad de los sobornados, mas en caso de que se sepa podría acarrear múltiples despidos”.
  • Los países de Asia tienden a ser muy desarrollados. Tailandia no es la excepción, si bien es más conocido por su lado salvaje. Este último, por desgracia, afecta a una buena parte de la sociedad tailandesa. Sin embargo, hay asimismo un avance tecnológico incomparable”.

Taiwán

Otra vez nos encontramos ante el nombre de un país de Asia. En cualquier oración o texto en el que lo usemos la “t” tendrá que estar en mayúscula:

  • “Taiwán y China han estado en conflicto desde hace décadas. La razón de esta pelea es meramente política. En el primero están los nacionalistas; en el segundo, los comunistas. Y a pesar de la diferencia territorial, Taiwán afirma ser la China auténtica”.
  • “Se solía tener a todos los productos hechos en Taiwán como algo de mala calidad. Ciertamente, así fue durante cincuenta años, pero todo cambió a principios del nuevo milenio. Ahora la nación taiwanesa es la principal fabricante de microchips, algo vital en la tecnología moderna”.

Tierra

Esta es otra palabra que debemos escribir con inicial mayúscula con base en el sentido. Si nos referimos a la sustancia, debe ir en minúsculas.

La mayúscula se aplica cuando hablamos del planeta donde vivimos. En este caso acompañamos el nombre con el artículo “la”:
  • “Dentro de nuestro sistema solar la Tierra es, al menos hasta el momento, el único planeta que contiene vida. Los astrónomos están seguros de eso, basándose en los hallazgos de los robots exploradores enviados al espacio”.
  • “La cantidad de minerales que hay en la Tierra es elevada, pero va disminuyendo conforme la tecnología avanza. Dentro de un siglo posiblemente sea tan baja que la humanidad tendrá que irse a otros planetas para poder subsistir”.

Trinidad y Tobago

De nuevo hablamos de un caso con más de una palabra. Aunque hay una diferencia, y es que en esta ocasión dos de ellas llevan “t”.

“Trinidad y Tobago” es el nombre de un país. Según las normas, solo las dos letras “t” deben ir con mayúscula. Por el contrario, la “y” se mantiene en minúscula:

  • “Un artículo publicado en el diario El País ha expuesto un asunto de lavado de dinero que ha tenido lugar en Trinidad y Tobago desde 2018. Esta noticia ha afectado la imagen del país a nivel económico, puesto que muchos otros han declarado que ya no comerciarán con él”.
  • La compañía Apple anunció que creará una nueva fábrica de producción en Trinidad y Tobago. El establecimiento contará con los métodos y los equipos más avanzados del mercado, y se enfocará en desarrollar exclusivamente productos pertenecientes a la marca”.

Palabras con g mayúscula

La “g” la encontraremos en mayúscula dentro de palabras que representen nombres de ciudades o países casi siempre. Aunque hay excepciones:

Gobierno

“Gobierno” es otra palabra que tiene un uso condicional de mayúsculas según el significado. Si la estamos utilizando para referirnos al acto de gobernar, debe ir en minúsculas.

La situación cambia si nos referimos a la entidad política que dirige una nación, algo similar a lo que pasa con “Estado”. En esta circunstancia la “g” va escrita en mayúscula:

  • “El Gobierno de Colombia tomó la decisión de cerrar las fronteras durante un mes. De este modo se pretende evitar otro aumento en las curvas de contagio, que desde febrero no han dejado de ir escalando”.
  • “En la zona sur de Italia sucedió ayer un terrible derrumbe que acabó con la vida de más de mil personas. El Gobierno prometió atender la situación de inmediato destinando fondos para nuevas viviendas así como también atención médica para los sobrevivientes”.

Grecia

El nombre “Grecia” pertenece a un país que está ubicado junto a Turquía. Como dictan las normas, debe llevar en mayúscula su “g”:

  • “Grecia fue una nación importantísima en la Antigüedad tanto a nivel económico como cultural. Su trascendencia se puede seguir palpando en el imaginario de cualquier país. De hecho, muchas palabras que usamos provienen del griego antiguo”.
  • “La muerte de cinco estadounidenses en Grecia ha generado diversos conflictos diplomáticos y la posibilidad de una guerra. Estados Unidos señala que sus ciudadanos fueron atacados por orden de los altos funcionarios griegos, y asegura que el crimen no quedará impune”.

Galicia

Esta palabra representa el nombre de una ciudad ubicada en España. Las reglas dicen que las ciudades deben llevar inicial mayúscula, por lo que debemos aplicarla en la letra “g”:

  • “En Galicia se organizará la próxima semana un pequeño festival dedicado a la artesanía. El gobernador señaló en una rueda de prensa reciente que el objetivo tras el evento es impulsar la economía regional”.
  • “Desde que me mudé a España, hace ya unos meses, he tenido ganas de visitar Galicia. Sin embargo, está bastante lejos de mi vivienda actual, lo cual me dificulta el viaje. No me queda más opción que esperar a las vacaciones de Navidad para ir cómodamente”.

García

En esta oportunidad nos encontramos ante un apellido. Recordemos que la regla es la misma que con los nombres propios: debe empezar con mayúscula siempre. Veamos unos ejemplos:

  • “En mi comunidad la familia García es la más conocida y respetada. Su popularidad se debe en primer lugar al buen trato que tienen con todos los demás habitantes. Y en segundo, a los múltiples actos benéficos que realizan en favor de los pobres”.
  • “El señor García recibió hace poco una oferta para irse a trabajar a Canadá, con todos los gastos de viaje incluidos. La paga que se le ofreció es, sin dudas, mucho mejor que la que podrían darle en su país natal. Pero teme aceptar, pues no es bueno con el inglés”.

Terminamos con este artículo. Ahora tienes un vocabulario mucho más amplio y sabes cómo usar estas palabras con mayúsculas. ¡Pero no te olvides de practicar, para que nunca las olvides!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *