Examen simulacro EXANI II | Comprensión Lectora | Parte 4

Estimado aspirante, hoy traemos para ti la cuarta parte de nuestro simulacro de Comprensión Lectora del EXANI II. ¡Esperamos que estés preparado!

simulacro exani ii comprension lectora 4

En esta ocasión resolveremos los ejercicios desde el 31 hasta el 40. Al igual que siempre, recuerda leer bien cada explicación para que entiendas cómo se solucionan.

Lea el texto, y posteriormente conteste las preguntas asociadas con él.

La situación familiar

Era ya casi mediodía, y la maestra Alejandra estaba terminando de ordenar sus cosas para abandonar el salón. Los niños se habían ido poco tiempo antes, así que tenía total libertad para marcharse. Eso la ponía contenta, pues había planeado una cita para aquel mismo día con un hombre que le gustaba mucho. Mientras más temprano llegara a casa, más tiempo podría dedicar a escoger su ropa y a maquillarse.

Sin embargo, alguien tocó a la puerta poco después. Era una mujer alta y bastante elegante que llevaba unas gafas de sol. Alejandra la reconoció de inmediato; era la madre de Alberto, uno de sus alumnos. Había pautado con ella una reunión para hablar de la conducta de su hijo, aunque el día del encuentro no se apareció. Nunca supo por qué; tampoco se molestó, ya que creyó que de seguro habría tenido una razón válida para ausentarse.

Mas ahora estaba allí, frente a ella, justo cuando quería irse. “Maestra, disculpe que llegue de improvisto. He venido a hablar sobre la situación de mi hijo”, le dijo la mujer, con lo cual despejó cualquier duda sobre su inesperada presencia. Alejandra suspiró, resignada a priorizar sus deberes profesionales, y la invitó a tomar asiento a su lado. “Sé que debí haberme presentado cuando me lo pidió —continuó la mujer—. Pero esa vez tuve una emergencia muy complicada”. Alejandra la calmó diciéndole que no importaba. A continuación le empezó a comentar el problema con Alberto, señalando una a una las ocasiones en las que agredió a otros estudiantes en medio de la clase.

Cuando Alejandra acabó de hablar, la madre de Alberto se mostraba atónita. “No puede ser que mi niño haya hecho todo eso —negó, incrédula—. En casa siempre se comporta como un dulce angelito”. La maestra había lidiado ya muchas veces con madres que se negaban a tomar como cierta la más mínima acusación contra su alumno, de modo que no se sorprendió para nada. De inmediato buscó el registro que guardaba en el escritorio. En él había tomado nota de cada suceso, y se aseguró además de hacer que la directora del colegio firmara las anotaciones, a fin de darles mayor credibilidad. “Vea esto”, le dijo a la mujer, mientras le entregaba el registro.

La madre de Alberto tardó casi diez minutos en leer todas las notas. Al cabo, alzó la cabeza en dirección a Alejandra. Su mirada reflejaba una gran pena. “Es increíble”, dijo. “Lo importante no es hacer que usted se sorprenda, sino tomar acciones cuanto antes. Si actuamos a tiempo podremos hacer un verdadero cambio”. La mujer asintió. “Creo…, creo que esto es mi culpa —admitió. Y ante la confusión en la cara de Alejandra, continuó hablando, esta vez con un visible temor—. Digamos que… hay un poco de violencia en mi hogar”. La madre empezó a contar todas las vivencias de violencia doméstica que había tenido con su esposo, en las cuales ambos se habían herido mutuamente. No eran tan numerosas, aunque sí bastaron para alertar a Alejandra. De pronto entendió por qué su alumno Alberto había golpeado a varios compañeros y a otros los había agredido verbalmente. En un principio pensó que habría estado expuesto a alguna caricatura violenta. Nada más alejado de la realidad.

“No es de mi incumbencia intervenir en sus conflictos matrimoniales —dijo Alejandra una vez que la mujer terminó de hablar—, pero el efecto de ellos en Alberto sí me afecta directamente. Espero que pueda entender eso”. La mujer asintió con la cabeza abajo. Cuando volvió a levantarla salían pequeñas lágrimas de sus ojos. “No es fácil vivir así —dijo con la voz quebrada—. Y ahora me entero de que mi hijo está repitiendo todo”. Sacó un pañuelo de su bolso, con el cual se limpió el llanto. Alejandra se sentía conmovida. Era la primera vez en la que vivía una situación de ese tipo, así que no estaba segura de cómo lidiar con ella. No obstante, recordó que en el colegio había una excelente psicóloga que podría ser de gran ayuda. Le escribió para preguntarle si podía ir un momento hasta allí, a lo cual le respondió que sí.

Cinco minutos después entró la psicóloga al salón. Alejandra se encargó de presentarla a la madre de Alberto, para después explicarle la situación. “Sé que es un asunto muy personal —reconoció Alejandra—, pero puede confiar en que mi compañera actuará con la mayor profesionalidad”. Dicho eso, la psicóloga se sentó junto a la madre de Alberto, quien comenzó a relatarle lo mismo que le había contado a la maestra.

Al final la psicóloga tomó el caso con la autorización de la madre de Alberto. Después de todo, el tema de la violencia doméstica afectaba al niño, lo cual brindaba el permiso legal a la institución para intervenir. Por su parte, Alejandra se marchó poco después que las otras dos mujeres. Y mientras iba de camino a su cita se preguntó si algún otro de sus alumnos estaría pasando por lo mismo que aquel.

Reactivo 31

La madre de Alberto visita a la maestra Alejandra con el fin de…

  1. hablar sobre la situación de su hijo.
  2. contarle las terribles experiencias que vive con su esposo.
  3. preguntarle si puede darle tutorías privadas a su hijo.

Solución

Aquí la respuesta correcta es, indudablemente, la A). Así lo demuestran los fragmentos siguientes:

  • “Alejandra la reconoció de inmediato; era la madre de Alberto […]. Había pautado con ella una reunión para hablar de la conducta de su hijo”.
  • «Mas ahora estaba allí, frente a ella […]. “Maestra, disculpe que llegue de improvisto. He venido a hablar sobre la situación de mi hijo”».

En el primer fragmento, el narrador comenta que la maestra era quien había deseado que la madre de Alberto fuese a verla para hablar de él. Y en el segundo es la propia madre la que confirma eso con su diálogo. Por lo tanto, la opción A) es la correcta.

Ahora procedamos a ver por qué las otras son incorrectas:

  • Opción B): es cierto que la madre de Alberto le cuenta a la maestra las malas experiencias con su esposo en casa. Aunque eso sucede una vez que ya está en la escuela, por lo que no fue nunca el motivo que la impulsó a ir.
  • Opción C): en ninguna parte del texto se mencionan las tutorías privadas. En consecuencia, esta opción tampoco nos sirve.

Curso Exani II

Comienza a prepararte para el examen de admisión de Ceneval Exani II.
Durante el curso aprenderás todos los temas del Exani II.
Curso EXANI II

Reactivo 32

¿Por qué la madre de Alberto no asistió al encuentro en la fecha pautada?

  1. Porque nunca recibió la información por parte de su hijo.
  2. Porque estaba discutiendo con su esposo.
  3. Porque tuvo que atender una emergencia.

Solución

La solución de este ejercicio se halla en la C). El siguiente fragmento nos servirá para entender por qué esa opción es la correcta:

  • “Sé que debí haberme presentado cuando me lo pidió —continuó la mujer—. Pero esa vez tuve una emergencia muy complicada”.

En ese diálogo la madre de Alberto deja clara la razón que le impidió asistir a la reunión original: una emergencia

Reactivo 33

La maestra decide intervenir en la situación familiar debido a que…

  1. el problema de la violencia doméstica influye sobre la conducta de Alberto haciéndolo más agresivo, lo cual compromete la seguridad de los demás alumnos.
  2. si logra resolverlo ya nunca más tendrá problemas para asistir a una cita, de modo que podrá verse con el hombre que le gusta cuando quiera y sin interrupciones.
  3. se siente identificada con ese problema, puesto que en su niñez también lo vivió. Por lo tanto, le parece que si logra arreglarlo estará haciendo un bien incalculable.

Solución

Para resolver este reactivo tenemos que escoger la opción A). Alejandra no estaba al tanto de la situación que vivía Alberto en su casa; pero al enterarse entiende de inmediato que ese factor está afectando la conducta del niño, lo que a su vez implica un riesgo para sus compañeros.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, la maestra toma la decisión de hacer algo al especto. Como prueba tenemos este fragmento:

  • “No es de mi incumbencia intervenir en sus conflictos matrimoniales —dijo Alejandra […]—, pero el efecto de ellos en Alberto sí me afecta directamente. Espero que pueda entender eso”.

Cuando Alejandra habla de que le afecta, se refiere al impacto de la conducta agresiva de Alberto con sus compañeros, que es lo que la obliga a interceder.

Reactivo 34

¿Qué intención persigue el autor del texto?

  1. Evidenciar la conexión entre el ejemplo de los padres y la conducta de un niño.
  2. Resaltar la importancia de que los colegios cuenten con una psicóloga entre sus miembros.
  3. Demostrar que un profesor comprometido debe estar al tanto de los problemas de sus alumnos.

Solución

La respuesta correcta en este ejercicio es la A). Si analizamos bien el texto, es evidente que todo se centra en la relación que hay entre la conducta de un niño y el ejemplo que recibe de sus padres. Alberto sirve como el ejemplo de lo que pasa cuando ese ejemplo es agresivo.

Las otras dos opciones deben ser descartadas, porque lo que se incluye en ellas es realmente secundario. Lo principal y más importante es evidenciar la conexión que ya mencionamos.

Reactivo 35

Originalmente la maestra creyó que la conducta de Alberto se debía a…

  1. a un carácter agresivo heredado de su familia.
  2. alguna caricatura violenta.
  3. a la falta de atención que sufría en su casa.

Solución

En esta oportunidad debemos seleccionar la opción B). Para entenderlo tenemos este fragmento:

  • “De pronto entendió por qué su alumno Alberto había golpeado a varios compañeros […]. En un principio pensó que habría estado expuesto a alguna caricatura violenta”.

Esa parte del texto nos habla de Alejandra, la maestra, y en la última parte se menciona que ella había imaginado que la causa de todo era una caricatura. Esto confirma que hemos escogido la opción adecuada.

Reactivo 36

Entre los siguientes planteamientos, ¿cuál se parece al que nos muestra el autor en el texto?

  1. Si una persona hace el mal se le devuelve. Esto se conoce comúnmente como “karma”, y está presente en varias religiones del mundo, ya que sirve para ejemplificar lo que le pasa a un fiel cuando hace daño al prójimo.
  2. La justicia no siempre se ajusta a lo que las personas quieren. Existen muchos seres en la historia que han cometido múltiples actos crueles siendo conscientes de ello, sin llegar a pagar ni por uno solo en su vida.
  3. Cualquier hombre que vea que su padre trata a su esposa con arrogancia, desprecio y odio será igual de malo con su pareja cuando llegue el momento. Asimismo tendrá una mala actitud con quienes lo rodeen.

Solución

La respuesta aquí es la opción C). En esta nos plantean que el hombre que esté expuesto a la violencia acabará repitiéndola con otras personas. Eso mismo es lo que podemos observar en Alberto, un niño que ha presenciado mucha violencia doméstica tanto por parte de su mamá como de su papá. Como resultado, ha cometido actos violentos contra sus compañeros.

En ese sentido, Alberto es un ejemplo del planteamiento en sí. Por consiguiente, podemos decir que la opción elegida es la que más se ajusta al contenido del texto.

 

Lea el texto siguiente, y a partir de él responda las preguntas planteadas

“XLIV”, Proverbios y cantares (Antonio Machado)

 

Todo pasa y todo queda,

pero lo nuestro es pasar,

pasar haciendo caminos,

caminos sobre la mar.

 

Nunca perseguí la gloria,

ni dejar en la memoria

de los hombres mi canción(1);

yo amo los mundos sutiles,

ingrávidos y gentiles,

como pompas de jabón(2).

 

Me gusta verlos pintarse

de sol y grana, volar

bajo el cielo azul, temblar

súbitamente y quebrarse…

 

Nunca perseguí la gloria.

 

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

 

Al andar se hace camino

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

 

Caminante, no hay camino

sino estelas en la mar…

 

Hace algún tiempo en ese lugar

donde hoy los bosques se visten de espinos

se oyó la voz de un poeta gritar

“Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar…”

 

Golpe a golpe, verso a verso…

 

Murió el poeta lejos del hogar.

Le cubre el polvo de un país vecino.

Al alejarse le vieron llorar.

“Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar…”

 

Golpe a golpe, verso a verso…

 

Cuando el jilguero no puede cantar.

Cuando el poeta es un peregrino,

cuando de nada nos sirve rezar.

“Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar…”

 

Golpe a golpe, verso a verso.

 

Reactivo 37

¿Cómo se pueden interpretar los versos “caminante, no hay camino, / se hace camino al andar”?

  1. No existe un destino establecido de antemano, sino que la vida se va construyendo a partir de las experiencias y las acciones de cada persona.
  2. Para las personas que por alguna razón no tienen la posibilidad física de caminar, la vida es mucho más dura.
  3. No hay un solo camino posible. Existen muchos diferentes y cada quien tiene que saber elegir el más correcto.
  4. Mientras más experiencia tenga una persona, más probable es que sepa identificar lo que le conviene a su vida.

Solución

La solución de este ejercicio se encuentra en la opción a).

La clave se encuentra en el término camino, que se refiere a una senda. Pues bien, en el contexto del poema podemos entender que nos están hablando del camino de la vida. Además, se menciona que no existe el camino en sí, sino que se construye al andar.

Todo eso junto nos permite concluir que las personas elaboran su propio camino y que el mismo no es planteado por el destino ni ninguna fuerza mística parecida. Por ende, la interpretación que nos brinda la opción a) es correcta.

Reactivo 38

El recurso que se utiliza en el verso señalado con el superíndice (2) es la __________.

  1. metáfora
  2. hipérbole
  3. humanización
  4. comparación

Solución

Claramente, la respuesta a elegir en este caso es la d).

Tengamos presente que la comparación es el recurso en el que se establece una similitud entre dos elementos a partir de una o más características, y para ello suele recurrirse a la palabra como. Con esto en mente debemos releer el contexto en el que aparece el verso con el superíndice (2):

“… yo amo los mundos sutiles,

ingrávidos y gentiles,

como pompas de jabón(2)”.

Allí encontramos dos elementos comparados: los mundos y las pompas de jabón. Por otra parte, hay tres características comparadas, que son la sutileza, la ingravidez y la gentileza. Todas ellas son propias de las pompas de jabón, pero en este caso la voz poética las asocia con el término mundos, lo cual le permite contrastar los elementos.

Sumado a todo ello, encontramos el término como, cuya función consiste en establecer la comparación como tal. O sea, es la palabra que une a los elementos en sí.

Con todo lo anterior explicado, no nos queda duda de que el recurso utilizado es, en efecto, la comparación.

Reactivo 39

El fragmento acompañado por el superíndice (1) se refiere a que la voz del poema…

  1. Es una persona sumamente ambiciosa.
  2. no tiene intención de ser recordada.
  3. se dedica a la música de forma profesional.
  4. quiere ser recordada por todas las personas.

Solución

Aquí debemos quedarnos con la opción b). Antes de proceder, démosle un vistazo al fragmento que se menciona en el reactivo:

“Nunca perseguí la gloria,

ni dejar en la memoria

de los hombres mi canción(1)…”.

El verso clave en ese fragmento es el segundo, “ni dejar en la memoria”. Antes de ello podemos leer que la voz no busca ganar gloria o fama, las cuales son una garantía de ser recordado para siempre. Pero la voz no busca eso, no quiere quedar en la memoria de la gente. En resumen, no desea que la recuerden.

Por otra parte, se puede entender canción como la historia de esa persona, esto es, su paso por el mundo. La voz no quiere dejar recuerdo alguno de su existencia; no quiere inmortalizarse.

Juntando todo lo que hemos analizado, podemos afirmar que, en el fragmento acompañado por el superíndice (1), la voz del poema se refiere a que no tiene intención de ser recordada.

Reactivo 40

De acuerdo con los versos “Todo pasa y todo queda, / pero lo nuestro es pasar”, el ser humano es…

  1. fugaz
  2. inmortal
  3. rencoroso
  4. sincero

Solución

En este último ejercicio debemos seleccionar la opción a). Es importante recordar que la voz poética, en vista de las acciones mencionadas en el poema, puede ser tomada como un ser humano.

En consecuencia, cuando dice “lo nuestro” se refiere a lo que le corresponde a la humanidad. Así pues, el segmento “lo nuestro es pasar” nos da a entender que los humanos están destinados a desaparecer; o sea, es algo inevitable. Por el contrario, el todo —que se refiere a las demás cosas: el entorno, la naturaleza, etcétera— pasa y queda; no desaparece, sino que permanece en el tiempo.

Ese contraste entre la humanidad y el todo sirve para resaltar el hecho de que las personas son pasajeras, lo cual es lo mismo que decir que el ser humano es fugaz, tal como señala la opción elegida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa el código EXANI2023 y obtén 40% de descuento en el curso
Incluye manual de reactivos
›› CURSO EXANI II 2023
+ +