Literatura medieval: Definición, características, ejemplos y ejercicios

La literatura medieval es una corriente literaria que suele quedar opacada frente a las otras, principalmente porque fue una de las menos creativas. Sin embargo, ese detalle no hace que pierda importancia a nivel histórico, ya que en ella surgieron obras y autores que de un modo u otro influyeron a sus sucesores.

literatura medieval

En esta oportunidad nos dedicaremos a ella. Vamos a presentarte todos los aspectos fundamentales de la literatura medieval, entre ellos su definición y sus características. Además, incluiremos ejemplos de los textos mencionados para que puedas apreciar rápidamente el estilo de escritura de esta corriente tan particular.

¿Qué es la literatura medieval?

La literatura medieval es la corriente literaria que se desarrolló a lo largo de la Edad Media o Medievo.

Debemos recordar que Edad Media es el período que está entre la Antigüedad (llamada también “Edad Antigua”) y la Edad Moderna. Por consenso general, los historiadores han fijado dos hechos clave para ubicarlo en la historia:

  • La caída del Imperio romano de Occidente: marcó el inicio de la era medieval. Tuvo lugar en el año 476, cuando Odoacro destituyó a Rómulo Augústulo, el último emperador de Roma.
  • La llegada de Colón al Caribe: representa el fin de la Edad Media y se corresponde con el año 1492. Tradicionalmente, se dice que Cristóbal Colón llegó a América, aunque en realidad eso no lo hizo sino hasta su tercer viaje. En el primero entró en contacto solo con el Caribe.

Podemos ver que estamos hablando de poco más de un milenio. Ninguna otra corriente literaria abarcó un período tan largo. Así pues, la literatura medieval fue la etapa más extensa de la literatura.

Por último, conviene señalar que algunos expertos han propuesto otros puntos finales para la Edad Media. Uno de ellos es el Renacimiento, que comenzó en el siglo XIV. Aunque el más aceptado es el que mencionamos arriba.

Historia de la literatura medieval

Cuando cayó el Imperio romano de Occidente, se dio fin a una larga tradición que había caracterizado toda la Antigüedad y que comenzó con los griegos. Elementos tan clásicos como la mitología fueron desechados por la religión predominante: el cristianismo.

La religión cristiana ya había sido establecida como el culto oficial del Imperio.

Eso les dio un poder absoluto a sus seguidores, gracias a lo cual pudieron excluir cualquier costumbre o idea que considerasen pagana, es decir, que se saliera de los principios cristianos. En consecuencia, se prohibió el arte profano y se persiguió toda manifestación artística de ese tipo.

A partir de entonces, los escritores se vieron influenciados por la doctrina cristiana, la cual se reflejaba en su producción. Hechos como la muerte de Jesucristo, su nacimiento, etc., pasaron a ser temas de composición muy frecuentes.

Todo lo anterior, en conjunto, fue haciendo que la literatura fuese muy poco experimental o creativa. No importaba tanto su originalidad como su apego a la ideología establecida. Y así continuó siendo durante mil años.

Características de la literatura medieval

La literatura medieval, como cualquier corriente, tiene una serie de rasgos que la diferencian frente a las demás etapas de la literatura. Para entenderlos hay que tomar en cuenta el peso y la influencia del cristianismo en esa época:

Predominio de la ideología cristiana

En la literatura de la Edad Media la ideología cristiana era abundante. Más que un factor cultural, era casi una imposición. Los valores cristianos debían prevalecer siempre por encima de cualquier otra cosa.

De ese modo, se resaltaban aspectos como el respeto al poder divino, la castidad, la religiosidad…

Eso era lo que se esperaba de cualquier texto, ya fuese poético, narrativo o teatral. Es verdad que existieron obras que no se ajustaron a esta norma, pero casi ninguna de ellas ha llegado hasta nuestros días, precisamente por esa falta de apego al cristianismo.

Anonimato

Aunque no es una ley absoluta, muchos de los grandes textos medievales han terminado siendo anónimos. No hay ningún dato ni información que nos permita identificar quién ha sido su autor.

Sobre la explicación de este hecho tan peculiar se han planteado muchas teorías. Una de ellas es que las obras fueron compuestas por miembros de la Iglesia, y para evitar cualquier castigo optaron por no colocar su nombre al momento de publicarlas.

Otra hipótesis es que en buena medida las obras no fueron elaboradas por nadie en específico, sino que pertenecían a la tradición cultural de un pueblo en específico. Así, ninguno de ellos podría haber reclamado la autoría.

Finalidad moralizante

Esta característica va unida a la primera. La literatura medieval no se limitaba a exaltar los valores del cristianismo, sino que además procuraba enseñar a los lectores cuál era la moral correcta.

Partiendo de eso, la literatura era en sí misma una herramienta moralizante.

Si bien es cierto que en la Antigüedad también se habían defendido ciertos principios y costumbres en los textos, no se había llevado al extremo de adoctrinar a la población. Su fin era más mantener educados a los ciudadanos.

En cambio, la literatura de la Edad Media intentaba ser otro medio para extender el cristianismo. Afortunadamente, este detalle no impidió que las obras tuviesen un notable valor literario.

Crítica hacia lo profano

Considerando que en la literatura medieval se exaltaba lo cristiano, es lógico deducir que todo lo que no perteneciera al cristianismo era rechazado. Cualquier valor o elemento pagano o profano debía ser criticado por el autor.

Por consiguiente, en las obras podían aparecer referencias al paganismo, siempre que quedase claro que representaban el lado malo. Un ejemplo de esto es que los villanos fuesen siempre practicantes de otras religiones, mientras que los héroes eran cristianos.

Idealización de la realidad

Otro de los rasgos más representativos de la literatura medieval es la idealización de la realidad. En otras palabras, las obras reflejaban el mundo real de una manera distorsionada.

Si nos ubicamos en la época, resulta evidente que la vida de entonces era muy distinta a la actual: no había protección contra las enfermedades, una buena parte de la población era analfabeta y había muy poca libertad de pensamiento.

Sin embargo, los textos medievales no dan esa impresión. Por el contrario, presentan las cosas con un esplendor que no tenían:

  • Los guerreros luchan por honor.
  • El amor es perfecto y casi celestial.
  • El rey posee su cargo por voluntad divina.

Esas y muchas otras ideas se encuentran en esta corriente literaria. Naturalmente, el hecho de disfrazar la realidad tenía que ver con el mundo perfecto que prometía el cristianismo.

Uso ocasional de otras lenguas

Durante la Antigüedad los idiomas establecidos para lo literario eran el griego y el latín, que hoy en día consideramos como las lenguas clásicas por excelencia. Cada uno en su respectiva época floreció y alcanzó su máxima expresividad.

No obstante, al llegar la Edad Media se abrió la puerta a otras lenguas.

Muchas de ellas, como el español y el francés, derivaban del latín. Este último siguió siendo usado, pero ya no era el único idioma de los escritores.

Curiosamente, el hecho de que los autores utilizaran esas lenguas en los textos acabó consagrándolas. A la vez, sirvió para demostrar que tenían tantas capacidades expresivas como las clásicas.

Temas de la literatura medieval

Los temas de la literatura medieval engloban dos vertientes: la espiritualidad y las batallas. Existen obras que se inclinan más por la primera opción, otras que optan por la segunda y algunas que logran unir ambas:

La guerra

Al igual que la literatura antigua, la medieval también trata la guerra de forma constante. De hecho, es el centro de los cantares de gesta, que son el subgénero narrativo más importante de la Edad Media.

Ahora bien, la perspectiva que se emplea no es exactamente la misma.

La literatura medieval hace un mayor énfasis en separar a los héroes de los villanos. Es decir, busca crear historias en las que haya un bando bueno y otro malo. El primero siempre representa al cristianismo; el segundo, al mundo pagano.

De ese contraste se deriva la justificación de la guerra. Pese a parecernos una actividad cruel y cuestionable, en las obras se presenta como algo necesario si es para defender o extender la fe cristiana.

La salvación

Este tema es un derivado de la propia religión. La salvación del alma, una de las doctrinas claves del cristianismo, llega a tener la máxima importancia en algunos textos de la época medieval.

La salvación, al ser el propósito final de toda la vida cristiana, se vuelve también un medio ideal para reflejar los valores de esta fe. La Divina Comedia, obra de la que hablaremos más adelante, gira en torno a esa idea.

El amor cortés

Cuando hablamos de “amor cortés”, nos referimos a un tipo de amor que se daba entre personajes de la nobleza y que se caracterizaba por ser caballeroso, educado, honesto y puro. Básicamente, es una emoción perfecta y libre de cualquier carga inmoral.

Sin embargo, sucede que la relación amorosa en sí estaba prohibida.

El amor cortés se aplicaba con personajes que decidían amarse por voluntad propia. Esto no encajaba con los principios de la Edad Media, según los cuales un noble debía casarse por conveniencia. Por ende, los sentimientos no importaban para nada.

En medio de ese panorama, es lógico concluir que cualquier amor real debía llevarse a cabo de forma clandestina. Fue ese detalle lo que hacía que fuese un tema cuestionable.

Mas eso no impidió que tuviese mucha presencia en la literatura medieval. Los autores utilizaban el amor cortés para idealizar la realidad y presentar a la dama como alguien elegante y casi divina, y al hombre como un ser dispuesto a obtener su amor sin llegar a faltarle el respeto nunca.

La heroicidad

La heroicidad es un tema que podemos conectar con la guerra. En la literatura de la Edad Media se suele poner en primer lugar a un héroe que protagoniza una serie de hazañas.

Dicho héroe, además, es un modelo ejemplar de los valores del cristianismo; al menos en la mayoría de los casos. Esta asociación permitía fortalecer la percepción de las personas acerca de la religión cristiana.

Por otra parte, algunas veces se le da al héroe algún rasgo sobrenatural —o que parece serlo— que sirve para hacerlo resaltar frente a los otros guerreros.

Autores y obras de la literatura medieval

Debido al anonimato que ya mencionamos arriba, en esta etapa literaria muchas de las obras carecen de un autor concreto. Hay teorías que intentan solucionar esa duda, pero preferimos tomar otra alternativa.

Lo que haremos es hablar solo de los textos en los primeros cuatro casos, dado que son obras anónimas. En cambio, en los últimos tres sí mencionaremos al escritor, pues se conoce la autoría.

El cantar del mio Cid

Este es el cantar de gesta español por antonomasia. Se presume que fue compuesto alrededor del siglo XIII, y, pese a todo el tiempo transcurrido, actualmente se conserva la obra casi entera.

El Cantar del mio Cid habla acerca de Rodrigo Díaz de Vivar, un caballero que existió en la vida real. Al inicio de la obra es acusado falsamente de robo, motivo por el cual es desterrado y pierde su honor y sus posesiones.

De ahí en más, el Cid se dedica a recuperar la honra que ha perdido. Para ello se lleva a sus guerreros y va ganando diferentes reinos. Más adelante obtiene el perdón del rey y logra casar a sus hijas. No obstante, ambas son humilladas por sus respectivos esposos, y el Cid se ve obligado a conseguir justicia.

Por supuesto, la obra no es un retrato biográfico exacto de la vida de Rodrigo. En realidad, toma su figura y la idealiza para presentarla como el máximo ejemplo de lo que debe ser un caballero.

El cantar de Roldán

Aquí nos topamos con un cantar de gesta francés que posiblemente haya sido escrito en el siglo XI. Los expertos consideran que es el más antiguo de todos los que se han podido encontrar hasta la fecha.

El cantar tiene como protagonista a Roldán, que es sobrino y a la vez uno de los caballeros del rey Carlomagno.

La historia del poema empieza con la conquista de España por parte del rey, la cual había marchado bastante bien para él. Pero la ciudad de Zaragoza seguía ofreciendo mucha resistencia. En vista de ello, Carlomagno intentó llegar a un acuerdo.

Desgraciadamente, la astucia de su cuñado, Ganelón, acaba haciendo que Roldán muera en una emboscada llevada a cabo por los zaragozanos. El rey, al descubrir la traición, lo sentencia a muerte. Y ya al final del texto logra quedarse con Zaragoza.

Diversos investigadores señalan que este poema parte de una batalla real que pudo haber ocurrido en el siglo VIII. Sea cual sea el caso, lo cierto es que estableció una historia cuyos personajes fueron retomados en los siglos siguientes por otros autores.

El cantar de los Nibelungos

El Cantar de los Nibelungos pertenece a la tradición literaria alemana. Algunas investigaciones arrojan que pudo ser compuesto en los últimos años del siglo XII; otras, que se elaboró a inicios o mediados del XIII.

El protagonista de esta obra es el héroe Sigfrido, quien posee varios atributos especiales.

Uno de ellos es ser casi invulnerable, salvo por un pequeño punto en su espalda. Esta cualidad lo coloca por encima de los demás personajes de la historia.

Precisamente esa invulnerabilidad es lo que hace que el rey Gunther le pida ayuda para conquistar a Brunilda derrotándola en un combate. Sigfrido acepta, pues el rey le promete darle como recompensa a su propia hermana, Krimilda, de la que el protagonista está enamorado.

Sigfrido vence a Brunilda. Pero años después es asesinado por otro personaje, Hagen. A partir de entonces, Krimilda se decide a vengar su muerte. Primero se casa con Atila, el rey de los hunos. Posteriormente consigue invitar a su hermano a la corte.

Dicha ocasión es aprovechada por Krimilda para matar a todos los responsables de su desdicha. Aun con esa victoria, un acto deshonroso de su parte acaba haciendo que uno de sus propios caballeros la mate. Así termina el texto.

Más que simplemente una composición, el Cantar de los Nibelungos es una compilación de muchas leyendas mitológicas conocidas en los pueblos germanos. Su trascendencia histórica lo convirtió en el poema narrativo nacional de Alemania.

Beowulf

Beowulf es un cantar de gesta de origen anglosajón. Se desconoce su autoría y la fecha en que fue escrito; aunque sobre esta última se ha teorizado que debió ocurrir entre los siglos VIII y XII.

El protagonista del poema, Beowulf, es quien le da nombre a la obra. Se trata de un guerrero que representa los valores del modelo de héroe escandinavo: fortaleza, honor, entre otros.

Los críticos literarios han separado Beowulf en dos partes: la primera ocurre en la juventud y gira en torno al enfrentamiento del protagonista contra el monstruo Grendel; la segunda se desarrolla en la vejez de Beowulf y relata su enfrentamiento contra un dragón.

Se sabe que este cantar no es una invención de su autor, sino una reconstrucción y unificación de las leyendas de Escandinavia acerca del héroe Beowulf. Y lo hace con una forma del inglés llamada “inglés antiguo”, lo que lo convierte en un texto de gran valor para la lingüística.

La Divina Comedia

La Divina Comedia es quizás el texto más complejo de toda la literatura medieval. Además, su trascendencia histórica y cultural sobrepasa por mucho la de las obras anteriores.

Este poema fue escrito por el italiano Dante Alighieri a principios del siglo XIV. Está dividido en tres partes: “Infierno”, “Purgatorio” y “Cielo”. Cada una incluye 33 cantos. Además, al inicio de la primera hay un pequeño canto que funciona como introducción a la obra.

La historia de la Comedia se centra en el propio Dante, que se ha desviado de la senda correcta.

Al inicio se encuentra con el poeta Virgilio, quien lo guía a través del Infierno y el Purgatorio. Cuando llega al cielo es Beatriz quien acompaña a Dante. De ese modo, toda la narración es un viaje que se puede ver de forma literal o simbólica.

La cantidad de referencias religiosas, filosóficas, históricas y de muchos otros tipos que hay en la Divina Comedia hacen de esta una de las obras más ricas y complejas de la historia. Por ende, no es raro encontrar una infinidad de estudios al respecto.

Todo eso en conjunto ha puesto a la Comedia en el máximo lugar de la literatura italiana. Igualmente, pese a estar catalogada dentro de la era medieval, contiene elementos que anticipan la siguiente corriente literaria: el Renacimiento.

Las coplas a la muerte del maestre don Rodrigo

Las coplas a la muerte del maestre don Rodrigo es otra de las obras más trascendentales de la literatura medieval de España. Su autor es Jorge Manrique, quien elaboró el texto a raíz de la muerte de su padre. Se estima que debió escribirlo alrededor del año 1476.

En esta oportunidad estamos hablando de un poema más lírico que narrativo. O sea, se da una prioridad superior a los sentimientos frente a los hechos que son mencionados en la obra. Y la emoción principal es la tristeza.

El texto está compuesto por cuarenta coplas que suelen ser agrupadas en varias partes según la temática que manejan. La primera, por ejemplo, se enfoca en hablar del tema de la muerte desde una perspectiva filosófica, y abarca desde la copla I hasta la XIV.

La fama de las Coplas no tardó mucho en llegar. Ya en el siglo XVI habían sido traducidas a varias lenguas y analizadas por diferentes críticos de la época. Asimismo, su estilo y armonía fue retomada en el Romanticismo, en el modernismo y hasta en la literatura del siglo XX.

Los cuentos de Canterbury

Los cuentos de Canterbury es la obra principal de la literatura medieval inglesa. Fue compuesta por Geoffrey Chaucer entre finales del siglo XIV y principios del XV, y posiblemente haya sido lo último que llegó a escribir.

El texto es realmente una compilación de narraciones breves.

Si bien cada una contiene su propia historia, todas son relatadas por un grupo de peregrinos que están de camino a Londres. Ese es el factor que las une y les brinda una base para poder constituir el libro en sí.

Para la época en la que Chaucer escribió esta obra, ya había otras que habían utilizado el recurso de la compilación de relatos. No obstante, a Los cuentos de Canterbury se le asigna un lugar importante por la variedad que representan los diferentes peregrinos.

Otros estudiosos, además, han señalado que este texto impulsó el uso del inglés como lengua literaria. Lógicamente, no fue el primero en hacerlo; aunque su trascendencia fue mayor que la de sus antecesores, por lo que acabó contribuyendo mucho más.

Ejemplos de literatura medieval

Ahora que ya conoces las obras de la literatura medieval, te mostraremos algunas citas (incompletas, por supuesto) de cada una. Esto te servirá para apreciar mejor la esencia de cada texto.

El cantar de mio Cid

A los que conmigo vengan que Dios les dé muy buen pago;

también a los que se quedan contentos quiero dejarlos.

Habló entonces Álvar Fáñez, del Cid era primo hermano:

“Con vos nos iremos, Cid, por yermos y por poblados;

no os hemos de faltar mientras que salud tengamos,

y gastaremos con vos nuestras mulas y caballos

y todos nuestros dineros y los vestidos de paño,

siempre querremos serviros como leales vasallos”.

El cantar de los Nibelungos (traducción de D. A. Fernández Merino)

Por aquel tiempo vivía en el Niderland el hijo de un rey poderoso; su padre se llamaba Sigemundo, su madre Sigelinda y habitaban en una ciudad muy conocida situada cerca del Rhin: esta ciudad se llamaba Xanten.

¡No os diré cuán hermoso era aquel héroe! Su cuerpo estaba exento de toda falta y con el tiempo se hizo fuerte e ilustre aquel hombre atrevido. ¡Ah! ¡cuán grande fue la gloria que conquistó en el mundo!

El cantar de Roldán (traducción de Juan Victorio)

El rey Carlos el Magno, nuestro emperador, siete años completos permaneció en España, conquistando hasta el mar esa tierra altanera. No hubo un sólo castillo que se le resistiera, ni muro ni ciudades que no se le rindiera, 5excepto Zaragoza, que está en una montaña. La tiene el rey Marsil, enemigo de Dios: a Mahoma obedece, a Apolo reverencia. Mas de nada le sirve, su mal es un designio.

Dante Alighieri, La Divina Comedia (“Infierno” [traducción de Ángel Chiclana])

A la mitad del camino de nuestra vida me encontré en una selva oscura, por haberme apartado del camino recto. ¡Cuán penoso me sería decir lo salvaje, áspera y espesa que era esta selva, cuyo recuerdo renueva mi temor, temor tan triste que la muerte no lo es tanto! Pero antes de hablar del bien que allí encontré revelaré las demás cosas que he visto. No sabré decir fijamente cómo entré allí; tan adormecido estaba cuando abandoné el verdadero camino.

Geoffrey Chaucer, Los cuentos de Canterbury (“El cuento del caballero” [traductor desconocido])

Nos cuentan viejas leyendas que había una vez un duque llamado Teseo, dueño y señor de Atenas. No existía por entonces conquistador más poderoso bajo el sol. Había conquistado muchos reinos de inigualable riqueza y, por su caudillaje y valor caballeresco, incluso el país de las Amazonas, que por aquel entonces se llamaba Escitia, y se había casado con Hipólita, su reina. Se la llevó a vivir con él a su propio país, con la mayor pompa y esplendor, junto con Emilia, la hermana menor de aquélla.

Dante Alighieri, La Divina Comedia (“Purgatorio” [traducción de Ángel Chiclana])

Ya estaba el Sol tocando el horizonte, cuyo círculo meridiano cubre Jerusalén con su punto más elevado, y ya la noche, formando un arco en oposición a él, salía fuera del Ganges con las Balanzas que se le caen de las manos cuando supera en extensión al día; de modo que allí, donde yo me encontraba, las blancas y sonrosadas mejillas de la bella Aurora, según iba creciendo, se tornaban de color de oro.

Dante Alighieri, La Divina Comedia (“Cielo” [traducción de Ángel Chiclana])

La gloria de Aquel que todo lo mueve se difunde por el Universo y resplandece en unas partes más y en otras menos. Yo estuve en el Cielo que recibe mayor suma de luz, y vi tales cosas, que ni sabe ni puede referirlas el que desciende de allá arriba, porque nuestra inteligencia, al acercarse al fin de sus deseos, profundiza tanto que la memoria no puede volver atrás. Sin embargo, todo cuanto mi mente haya podido atesorar de lo concerniente al reino santo será en lo sucesivo objeto de mi cántico.

Beowulf (traducción de Sergio Fernández Ribnikov)

A la mañana siguiente a la muerte de Grendel, el palacio estaba rodeado por los daneses que acudían para enterarse de lo ocurrido. Casi ninguno de ellos había podido dormir a causa de los gritos. Mientras observaban la garra del ogro que colgaba del techo, se relataban unos a otros los detalles de la lucha.

Un reguero de sangre salía del palacio y se internaba en el bosque. Parecía indicar el camino por el que Grendel había huido. Algunos hombres decidieron seguir ese rastro, ayudados por las pisadas del monstruo, que habían marcado la tierra con grandes huellas.

Jorge Manrique, Coplas a la muerte del maestre don Rodrigo (copla I)

Recuerde el alma dormida,

abive el seso y despierte

contemplando

cómo se pasa la vida,

cómo se viene la muerte

tan callando;

cuánd presto se va el plazer,

cómo después de acordado

da dolor,

cómo a nuestro parescer

cualquiera tiempo pasado

fue mejor.

Ejercicios de literatura medieval

Para asegurarnos de que hayas entendido bien lo que te hemos enseñado, queremos dejarte una serie de ejercicios que te servirán para practicar.

Todos han sido elaborados tomando en cuenta lo que viste anteriormente acerca de la literatura medieval. Deberás completar cada uno con la opción correcta de acuerdo con lo que has aprendido.

Al finalizar, ve a la sección de las respuestas. Allí podrás descubrir si has sabido resolver los ejercicios.

N.ºEjerciciosOpciones
1La literatura medieval se ubica en el período que abarca la Edad _________, la cual inicia justo con la caída del Imperio Romano de Occidente. Su duración se extendió hasta el siglo XIV, cuando apareció el Renacimiento.a)Contemporánea, b)Moderna, c)Media
2“La Divina Comedia” está dividida en _____ partes. Cada una de ellas hace referencia a uno de los lugares míticos dentro de la religión cristiana católica.a)dos, b)cinco, c)tres
3Una característica particular dentro de la literatura medieval es que la autoría no tenía tanta relevancia como en los tiempos actuales. En consecuencia, muchas de las grandes obras son ________.a)anónimas, b)populares, c)anticuadas
4“El cantar de mio Cid” es un cantar de gesta de origen __________ y su protagonista es Rodrigo Díaz de Vivar. Ha sido para los estudiosos el modelo más ejemplar de lo que representaba este tipo de literatura.a)español, b)inglés, c)alemán
5Durante el Medievo la predominancia absoluta estaba en manos de __________. Ningún otro factor influía tanto sobre los artistas, lo cual se refleja en sus obras.a)la ciencia, b)la filosofía, c)la religión
6A pesar de que durante el Medievo no había tanta tecnología, era común __________ la realidad, es decir, presentarla como algo mucho más hermoso y perfecto de lo que realmente era.a)idealizar, b)criticar, c)reformular
7En “El cantar de los Nibelungos” la historia se centra en el mito de __________ y Brunilda, quien es su esposa. La obra presenta la venganza como el sentimiento que está detrás de las acciones de cada personaje.a)Roldán, b)Sigfrido, c)mio Cid
8A lo largo de la Edad Media lo profano era ampliamente ____________, puesto que no se ajustaba a los lineamientos de la religión cristiana y representaba un culto ajeno al de Dios.a)rechazado, b)recomendado, c)estudiado
9Por tradición histórica, se ha incluido “La Divina Comedia” dentro de la literatura medieval. No obstante, en ella hay elementos que anticipan lo que sería el ___________.a)realismo, b)modernismo, c)Renacimiento
10En “El cantar de Roldán”, ____________ es el responsable de la muerte de Roldán. Esa traición hace que el rey decidiese ejecutarlo.a)Ganelón, b)Sigfrido, c)Carlomagno
11La ___________ es la idea central de “La Divina Comedia”, ya que todo el viaje que realiza Dante dentro de la obra es precisamente para retomar el camino correcto, del cual se ha desviado.a)filosofía, b)salvación, c)corrupción
12La literatura medieval tenía un propósito ___________. En otras palabras, se buscaba adoctrinar a los lectores para que se ajustasen a la norma ideológica establecida, que era el cristianismo.a)moralizante, b)desconocido, c)motivante
13En la Edad Media los autores __________ el uso de cualquier lengua que no fuera el latín. Así fue como muchos de los idiomas actuales alcanzaron un nivel culto y apto para ser utilizado en la literatura.a)recomendaban, b)aprovechaban, c)rechazaban
14El amor cortés se refiere a un amor __________. Comúnmente se daba entre personajes de la alta sociedad, como caballeros y princesas. Al ser una emoción muy idealizada, sirvió como tema para muchos textos medievales.a)anticuado, b)impuro, c)puro
15Algunos expertos piensan que ___________ es el cantar de gesta más antiguo de todos. Por lo tanto, pudo ser el que estableció el modelo a seguir en este subgénero narrativo.a)“El cantar de Roldán”, b)“El cantar de mio Cid”, c)“La Divina Comedia”
16“Los cuentos de Canterbury” tienen como narradores a una serie de ____________. Dentro de la historia, todos se encuentran en un viaje con destino a Londres.a)soldados, b)monjes, c)peregrinos
17A pesar de ser invulnerable en su mayoría, Sigfrido tenía un punto débil ubicado en su ___________. Cualquier ataque en esa zona podía bastar para dejarlo sin vida.a)abdomen, b)espalda, c)pecho
18Beowulf representa el perfecto héroe ______________, debido a que refleja varios valores importantes de su cultura, como el honor y la fortaleza.a)francés, b)escandinavo, c)griego
19Jorge Manrique compuso “Las coplas a la muerte del maestre don Rodrigo” tras la muerte de su _________. Sin embargo, ese fallecimiento no es el único tema dentro del texto.a)padre, b)hermano, c)abuelo
20El rey _________ es una de las figuras más importantes en la historia de “El cantar de Roldán”, porque es él quien inicia la conquista de España que se menciona en el poema.a)Fernando, b)Carlos I, c)Carlomagno

Respuestas

N.ºEjercicios
1La literatura medieval se ubica en el período que abarca la Edad Media, la cual inicia justo con la caída del Imperio Romano de Occidente. Su duración se extendió hasta el siglo XIV, cuando apareció el Renacimiento.
2“La Divina Comedia” está dividida en tres partes. Cada una de ellas hace referencia a uno de los lugares míticos dentro de la religión cristiana católica.
3Una característica particular dentro de la literatura medieval es que la autoría no tenía tanta relevancia como en los tiempos actuales. En consecuencia, muchas de las grandes obras son anónimas.
4“El cantar de mio Cid” es un cantar de gesta de origen español y su protagonista es Rodrigo Díaz de Vivar. Ha sido para los estudiosos el modelo más ejemplar de lo que representaba este tipo de literatura.
5Durante el Medievo la predominancia absoluta estaba en manos de la religión. Ningún otro factor influía tanto sobre los artistas, lo cual se refleja en sus obras.
6A pesar de que durante el Medievo no había tanta tecnología, era común idealizar la realidad, es decir, presentarla como algo mucho más hermoso y perfecto de lo que realmente era.
7En “El cantar de los Nibelungos” la historia se centra en el mito de Sigfrido y Brunilda, quien es su esposa. La obra presenta la venganza como el sentimiento que está detrás de las acciones de cada personaje.
8A lo largo de la Edad Media lo profano era ampliamente rechazado, puesto que no se ajustaba a los lineamientos de la religión cristiana y representaba un culto ajeno al de Dios.
9Por tradición histórica, se ha incluido “La Divina Comedia” dentro de la literatura medieval. No obstante, en ella hay elementos que anticipan lo que sería el Renacimiento.
10En “El cantar de Roldán”, Ganelón es el responsable de la muerte de Roldán. Esa traición hace que el rey decidiese ejecutarlo.
11La salvación es la idea central de “La Divina Comedia”, ya que todo el viaje que realiza Dante dentro de la obra es precisamente para retomar el camino correcto, del cual se ha desviado.
12La literatura medieval tenía un propósito moralizante. En otras palabras, se buscaba adoctrinar a los lectores para que se ajustasen a la norma ideológica establecida, que era el cristianismo.
13En la Edad Media los autores aprovechaban el uso de cualquier lengua que no fuera el latín. Así fue como muchos de los idiomas actuales alcanzaron un nivel culto y apto para ser utilizado en la literatura.
14El amor cortés se refiere a un amor puro. Comúnmente se daba entre personajes de la alta sociedad, como caballeros y princesas. Al ser una emoción muy idealizada, sirvió como tema para muchos textos medievales.
15Algunos expertos piensan que “El cantar de Roldán” es el cantar de gesta más antiguo de todos. Por lo tanto, pudo ser el que estableció el modelo a seguir en este subgénero narrativo.
16“Los cuentos de Canterbury” tienen como narradores a una serie de peregrinos. Dentro de la historia, todos se encuentran en un viaje con destino a Londres.
17A pesar de ser invulnerable en su mayoría, Sigfrido tenía un punto débil ubicado en su espalda. Cualquier ataque en esa zona podía bastar para dejarlo sin vida.
18Beowulf representa el perfecto héroe escandinavo, debido a que refleja varios valores importantes de su cultura, como el honor y la fortaleza.
19Jorge Manrique compuso “Las coplas a la muerte del maestre don Rodrigo” tras la muerte de su padre. Sin embargo, ese fallecimiento no es el único tema dentro del texto.
20El rey Carlomagno es una de las figuras más importantes en la historia de “El cantar de Roldán”, porque es él quien inicia la conquista de España que se menciona en el poema.

¡Eso es todo por esta ocasión! Esperamos que hayas podido entender cada uno de los aspectos de la literatura medieval. Y en caso de que te quede alguna duda, no dudes en darle otro repaso al post.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *