¿Qué son las conductas de riesgo y situaciones de emergencia?

En general, cualquier tipo de conducta que atente contra la integridad de la salud de una persona, puede ser considerada como conducta de riesgo. Siempre que te exponga al peligro, ya sea de forma inmediata o tardía.

conductas de riesgo y situaciones de emergencia que son ejemplos

En este artículo vamos a conocer lo que son las conductas de riesgo y situaciones de emergencia. Ya sea que necesitas estudiar para el bachillerato, la universidad o para el examen de admisión Exani II de Ceneval.

¿Qué son las conductas de riesgo?

Cuando se habla del tema “salud” en su mayor parte solemos tocar el punto de los medicamentos, las enfermedades que afectan al cuerpo humano, de los profesionales que dedican su vida a esta área (medicina, enfermería, farmacia, terapeutas, auxiliares, técnicos y demás), de las nuevas tendencias en tratamientos quirúrgicos, de alimentación y un montón de cosas más, siempre pensando en positivo.

Pero como es de esperarse, toda moneda tiene 2 caras, y la distancia entre una y otra es bastante corta.

Así como el ser humano normalmente desea alargar su vida, tener mejor salud y gozar de bienestar general, existen circunstancias en las que esta tendencia normal, de querer “el bien” se desvía, e incurre entonces en conductas que lo alejan completamente de dicho propósito, representando un peligro creciente y que es conveniente estudiar para poder prevenir.

Este tipo de conductas son muy comunes en ciertos grupos, como los adolescentes, en las cuales, al llevarse a cabo, les producen determinado grado de satisfacción momentánea, sin tomar en cuenta las consecuencias posteriores que pueden acarrear.

Curso Exani II

Comienza a prepararte para el poderosísimo Exani II de Ceneval con el curso pro de Unibetas.
Durante el curso aprenderás todos los temas del nuevo examen de ingreso de Ceneval.
Curso Exani II

¿Vas a presentar el Exani II? El módulo de Ciencias de la Salud (5) del nuevo examen de admisión de Ceneval incluye el tema conductas de riesgo y situaciones de emergencia.

Consulta la nueva guía de Ceneval para conocer todos los temas del nuevo examen de admisión.

Conductas de riesgo en jóvenes

Son los jóvenes quienes están en mayor riesgo, ya que, debido a la falta de madurez emocional, que es natural en este rango de edad, no se cuenta con las herramientas necesarias (o no siempre) para poder evaluar situaciones de forma objetiva, sensata e inteligentemente, y poder distinguir entre lo que es correcto y lo que no.

La adolescencia es una etapa de gran desarrollo, en la cual, la personalidad todavía es moldeable, por lo cual, si las influencias que se tienen en ese momento, no son las adecuadas, inevitablemente aumenta el riesgo de desarrollar este tipo de conductas.

Una persona que posea un círculo social sano, donde se sienta apoyado y orientado a los buenos hábitos, difícilmente caerá en la práctica de conductas de riesgo, pues cuenta con los elementos de apoyo necesarios para afrontar cualquier dificultad de las que suelen presentarse en esa etapa de la vida, y valiéndose de esto puede tomar la experiencia en forma de aprendizaje, reduciendo al mínimo las posibilidades de sufrir algún tipo de daño, ya sea físico o emocional.

La adquisición de conductas de riesgo puede darse en cualquier entorno, incluso donde menos se piensa, por ejemplo:

  • En el hogar, por medio de la familia.
  • En la escuela, junto a las amistades.
  • En el vecindario.
  • En actividades clubes y actividades recreativas, donde algún compañero lo promueva.
  • En la propia mente de la persona, por factores psicológicos diversos.

Ejemplos de conductas de riesgo

Existen infinidades de conductas que podemos considerar como “de riesgo”, pero vamos a enfocarnos en aquellas que afectan al grupo de interés de este artículo, los jóvenes o adolescentes, ya que seguramente la mayoría de nuestros lectores, pertenecen a ese grupo, jóvenes preparándose para continuar sus estudios y superarse profesionalmente.

¿Quieres estudiar Medicina? Conoce todo sobre la licenciatura de médico cirujano.

Así que esto va dirigido a ustedes, una muestra de las conductas que deben evitar:

Consumo de drogas ilegales

Especial énfasis en la palabra “ilegal” ya que, por concepto, los medicamentos también son considerados drogas, solo que cuando estén enfermo si puedes y debes usarlas (bajo supervisión médica).

Estadísticamente, se sabe que una enorme parte de los consumidores de drogas ilegales en todo el mundo, son los jóvenes de entre 18 y 30 años, que inician en ello por presión social de parte de sus amigos, en otros casos muy raros lo adquieren en el núcleo familiar, el trabajo, etc.

Las sustancias estupefacientes, psicotrópicas o como quieran llamarles, no aprobadas para uso médico, son increíblemente peligrosas, debido a varios factores:

  • La falta de regulación en su producción.
  • No estar aprobadas por los organismos competentes.
  • Los múltiples daños que producen al organismo.
  • Su potencial para volverse adictivas.
  • Los problemas escolares, laborales y familiares que genera su dependencia.

Si tenemos conocimiento de que algún amigo o ser querido está teniendo problemas por consumo y adicción a las drogas ilegales, lo correcto es ofrecerle ayuda o derivarlo hacia profesionales que puedan encargarse del asunto. Así evitamos que el daño que producen estas sustancias le traiga consecuencias irreversibles para su salud.

Relaciones sexuales sin protección

Es normal que los jóvenes sientan curiosidad sobre su cuerpo y deseen explorar su sexualidad, sobre todo hoy día que existe menos tabú al respecto y las redes sociales se han convertido en un potente medio de difusión para estos temas.

Igual es conveniente resaltar que el sexo, aun siendo una conducta humana perfectamente natural, no está exenta de riesgos, específicamente por las enfermedades de transmisión sexual o el embarazo no deseado, particularmente en adolescentes.

Una estrategia eficaz para prevenir estos problemas, es la educación sexual en las escuelas, llevándola a cabo de una forma abierta, que se proponga educar y no atemorizar a los jóvenes, eliminando el tabú y promoviendo el juicio lógico de las cosas.

Trastornos de la conducta alimentaria

Los clásicos ejemplos aquí son, los que optan por no comer, y los que comen demasiado, pero sintiéndose culpables, respectivamente “Anorexia y Bulimia”.

Estas conductas casi siempre tienen como origen un trastorno en la percepción de la imagen corporal que las personas tienen sobre sí mismas, exagerando atributos que consideran como “negativos”, ya sea el peso, la forma corporal, entre otras cosas.

Deja de comer o hacerlo de manera descontrolada es sumamente perjudicial para la salud, no solo por sus implicaciones psicológicas, sino por toda la seria de trastornos metabólicos que puedan ocurrir en el organismo, teniendo en cuenta que durante la adolescencia el cuerpo aún sigue desarrollándose, no es totalmente “maduro” y cualquier privación de los nutrientes necesarios, traerá consecuencias a corto, mediano y largo plazo.

Situaciones de Emergencia

Por emergencia entendemos que se trata de “una situación que ocurre de forma inesperada y que debe ser atendida de forma inmediata”, es decir, todo aquel problema que se presente rápido y cuya resolución no pueda esperar para llevarse a cabo.

Las conductas de riesgo mencionadas anteriormente, si no se cuidan pueden llevar eventualmente a producir una situación de emergencia, por ejemplo, la privación de ingesta de alimentos puede crear enfermedades que agraven la salud de una persona al punto de tener que ser hospitalizada por desnutrición extrema.

También el consumo de drogas ilegales puede causar intoxicaciones, que ameriten el ingreso rápido a la sala de emergencias.

Pero no solo las conductas de riesgo son las que pueden traer al presente este tipo de situaciones, pues algunas ocurren por simple motivo de azar, como por ejemplo los accidentes laborales, de tránsito, desastres naturales, entre otros.

Existen incontables situaciones de emergencia, aquí algunos ejemplos para ilustrar:

  • Quemaduras
  • Caídas
  • Choques de automóviles
  • Incendios
  • Envenenamiento

Los factores de riesgo para cada una y las medidas de prevención son diferentes, pero hablar de ello es propósito de un artículo sobre primeros auxilios en situaciones de emergencia (buena idea para tener en cuenta ¿no te parece?).

El botiquín de primeros auxilios y conocimientos básicos sobre el tema, son sin duda alguna, herramientas de valor incalculable, que podrían marcar la diferencia entre la vida y la muerte, cuando se presenta uno de estos desafortunados sucesos.

Conclusión

Muchos problemas de salud, mental y física del ser humano, son consecuencia de sus propias acciones, de sus hábitos nocivos, sobre todo cuando estos se adquieren desde etapas tempranas, como la infancia o la adolescencia, y dejamos que avancen hasta la vida adulta, cuando es difícil cambiar nuestra forma de ser.

Por ello es necesario aprender a reconocerlos desde el momento en que aparecen, y no esperar a que sea tarde para actuar. Las consecuencias de dejar pasar este tipo de conductas por mucho tiempo, hasta que ya han producido daños irreversibles, son enormes, pudiendo incluso llevar a una persona a la muerte.

Como en otros casos pueden traer situaciones de emergencia, de forma recurrente, para las cuales no todos están preparados, lo que agrava aún más las cosas.

La recomendación general es “mantente atento a cualquier conducta de riesgo” en ti mismo, en tus amigos o familia, intenta ayudarles desde el principio, no dejes que el tiempo corra y las cosas se hagan más difíciles.

Si puedes investiga más sobre el tema, prepárate para afrontar los riesgos que puedan ocurrir, y quizá tu voluntad ayude a salvar una vida. Solo es cuestión de proponértelo, sabemos que podrás lograrlo.

Give a Comment