¿Cómo está formado el sistema musculoesquelético?

El conocimiento de los componentes y la función del sistema musculoesqulético es fundamental para comprener el movimiento y estabilidad del cuerpo humano.

SISTEMA-TEGUMENTARIO-Y-MÚSCULO-ESQUELÉTICO

Si vas a presentar el examen de admisión Ceneval, toda la información que traemos te será útil. Comienza con un breve esquema de generalidades acerca de la prueba:

Resumen del Exani II

  • Desarrollo: Ceneval
  • Examen de admisión: Exani II
  • Módulo: Ciencias de la salud
  • Módulo: Premedicina
  • Reactivos: 24-48
  • Tipo: Opción múltiple

El temario que abarca el exani II es extenso. Los bloques de premedicina y ciencias de la salud son unos de los más complejos y al que se le debe prestar atención a detalle. Durante el curso abarcamos todos los módulos del nuevo examen de admisión.

Curso Exani II

Comienza a prepararte para el poderosísimo Exani II de Ceneval con el curso pro de Unibetas.
Durante el curso aprenderás todos los temas del nuevo examen de ingreso de Ceneval.
Curso Exani II

La comprensión de las estructuras que conforman al sistema musculoesquelético deben estudiarse paso a paso, porque es la combinación del sistema óseo y el músculo esquelético que propician el movimiento. Por ello te recomendamos establecer una ruta de aprendizaje para que tus horas de estudio sean efectivas.

¿Vas a presentar el Exani II de Ceneval? Inicia tu preparación con nuestra orientación y asesoría educativa para alcanzar el mérito aprobatorio en tu prueba de ingreso a la universidad.

El total de reactivos que viene en el examen de admisión es de 168 y su organización es la siguiente:

Conoce la estructura del exani II

ÁreaReactivos
Habilidades y conocimientos
Pensamiento matemático30
Comprensión lectora30
Redacción indirecta30
Módulos de conocimientos específicos
Módulo 124
Módulo 224
Subtotal de reactivos138
Diagnóstico
Inglés30
Total de reactivos168

A lo largo del post encontrarás un resumen con los puntos clave para iniciar tu formación y material de apoyo que necesitas incluir en tu horario.

¿Qué es el sistema musculoesquelético?

También llamado sistema locomotor, es la combinación del trabajo conjunto de huesos, articulaciones y músculo. Es decir, el trabajo coordinado entre el sistema óseo y el sistema muscular.

Ambos sistemas se definen por individual como:

  • Sistema muscular: Comprende el conjunto de músculos de todo el cuerpo controlados por voluntad, es decir, los músculos esqueléticos. El conocimiento de la fisiología muscular permite comprender como se genera el movimiento de las estructuras del cuerpo.
  • Sistema óseo: El conjunto de hueso y cartílago que proporcionan puntos de inserción muscular para generar el movimiento del cuerpo. Además, los huesos brindan protección a diferentes órganos internos.

Dicho esto, vamos a hablar sobre las generalidades de cada elemento (huesos y músculos) para comprender ¿Cómo está formado el sistema musculoesquelético?

Componentes óseos del sistema musculoesquelético

Son el soporte básico. El esqueleto humano se compone de 206 huesos, los cuales se dividen en 2 grandes segmentos del cuerpo:

  • Esqueleto axial: Comprende la parte central del cuerpo, es decir, el tronco (pecho, espalda, abdomen, pelvis) y la cabeza. Tiene como función principal proteger órganos vitales, entre ellos: cerebro, corazón y pulmones.
  • Esqueleto apendicular: Lo conforman los miembros superiores e inferiores. Hace posible la marcha, con el andar de las piernas y el balanceo de los brazos.

¿Qué es una articulación? Los huesos no pueden curvarse sin sufrir algún daño y para el movimiento se necesita que exista un punto de contacto móvil entre dos huesos, esto es lo que se conoce como articulación. Es decir, una articulación es el sitio de unión entre dos huesos. Se halla compuesta por tejido conectivo flexible que mantiene la unión ósea y permite la dinámica articular.

Según la cantidad de movimiento, las articulaciones se clasifican en:

  1. Sinartrosis: Articulación inmóvil.
  2. Anfiartrosis: Articulación de movimiento limitado.
  3. Diartrosis: Tienen un amplio rango movilidad. Permiten diferentes tipos de movimiento tales como:
    1. Deslizamiento: Tipo de movimiento simple en el cual las superficies de dos huesos planos se mueven hacia adelante y hacia atrás. Ejemplo: Articulaciones intercarpianas.
    2. Movimientos angulares: Existe el incremento o disminución del ángulo entre dos huesos. Pueden ser: Flexión, extensión, extensión lateral, hiperextensión, aducción, abducción y circunducción. Por ejemplo, un movimiento de hiperextensión se da cuando se extiende hacia atrás la palma de la mano en la articulación de la muñeca.
    3. Rotación: El hueso gira alrededor de un eje longitudinal. Ejemplo, cuando rotamos la cabeza al decir “no”.
  4. Movimientos especiales: Suceden en algunas articulaciones. Se subdivide en:
    1. Elevación: Movimiento que se genera al levantar una parte del cuerpo. Ejemplo: elevación de la mandíbula al cerrar la boca.
    2. Depresión: Movimiento que permite bajar alguna parte del cuerpo. Por ejemplo: Apertura de la boca al bajar la mandíbula.
    3. Proyección o protrusión: Es un movimiento articular que permite el movimiento de una parte del cuerpo hacia adelante en un plano horizontal o transversal. Por ejemplo, cuando deslizamos la mandíbula hacia adelante, hacia afuera.
    4. Retracción o retropulsión: Es el retorno de la posición anatómica de la estructura proyectada.
    5. Inversión: Es un movimiento generado cuando enfrentamos las plantas de los pies una con otra.
    6. Eversión: Movimiento generado al llevar hacia afuera, lateralmente las plantas de los pies; alejando una de la otra.
    7. Supinación: Es un movimiento del antebrazo para girar las palmas de las manos a su posición anterior.
    8. Pronación: Es un movimiento del antebrazo para girar las palmas en sentidos posterior.

¿Cuáles son las funciones óseas?

Es común pensar que los huesos son el armazón de nuestro organismo únicamente, pero se trata de mucho más. En el hueso se desarrollan actividades esenciales para la continuidad de la homeostasis metabólica. Entre las funciones que lleva a cabo están:

  1. Sostén: El esqueleto es la estructura rígida que alberga a los tejidos blancos y brinda puntos de inserción a los músculos esqueléticos para propiciar el movimiento.
  2. Protección: Asegura estructuras blandas. Por ejemplo, los huesos del cráneo protegen al cerebro, como las vertebras a la médula espinal.
  3. Regulación de las concentraciones iónicas de calcio y fosforo: Almacenan calcio y fosforo para fomentar la rigidez ósea. Cuando el organismo tiene una deficiencia de dichos minerales, el hueso los libera hacia la sangre para mantener la homeostasis.
  4. Lugar para la formación de células sanguíneas: En las trabéculas del hueso esponjoso se ubica la medula ósea, un tejido especializado para la producción de eritrocitos, leucocitos y plaquetas.

Tipos celulares en el tejido óseo

Las células presentes en el hueso son esenciales para el proceso de formación o destrucción ósea, entre ellas están:

  1. Células osteogénicas: Células madres no especializadas que llevan a cabo el proceso de división celular para dar origen a los osteoblastos.
  2. Osteoblastos: Son las células encargadas de sintetizar la matriz ósea y luego se transforman en osteocitos.
  3. Osteocitos: Son las células óseas de mayor abundancia, se encargan de tomar nutrientes de la sangre y desechar los productos metabólicos.
  4. Osteoclastos: Llevan a cabo la resorción ósea, degradación de la matriz osteoide. La descomposición del hueso la realizan en respuesta a estímulos hormonales para regular las concentraciones de calcio en sangre.

Puedes consultar el ebook sistema endocrino para aprender más acerca de la homeostasis corporal.

Regiones del hueso

En el tejido óseo se distinguen dos regiones según la cantidad de espacios que posee:

  • Hueso compacto: Es la unidad más sólida del hueso. Tiene como finalidad brindar protección, soporte y resistencia ante la tensión generada por movimiento constante y el peso corporal. Sus componentes se organizan en sistemas haversianos u osteonas, se trata de laminillas concéntricas dispuestas alrededor de un conducto central (conducto de Havers); además cuenta con lagunas, canalículos y osteocitos.
  • Hueso esponjoso o trabecular: No posee osteonas. Es una red irregular de trabéculas que hacen a los huesos estructuras más livianas y en su interior, dependiendo del hueso que se trata, pueden alojar médula ósea.

Ambas regiones son importantes para la movilidad del cuerpo. El tejido óseo esponjoso, como se mencionó, hace que la estructura ósea no sea tan pesada para facilitar el movimiento durante la contracción muscular.

Material de estudio para EXANI II

Material de estudio

¿Ya conoces la guía de EXANI II?

Guía exani II

Generalidades del tejido muscular

El tejido muscular se divide en esquelético, cardíaco y liso. Todos desarrollan funciones contráctiles que permiten el movimiento, ya sea para propulsar líquidos y comida en el tubo digestivo, como lo hace el músculo liso. Bombeo sanguíneo gracias a la contracción del músculo cardíaco y, por último, movimiento corporal gracias al músculo esquelético que es el que forma parte del sistema locomotor.

Brevemente, cada tipo muscular se define como:

  1. Estriado esquelético: Se encuentra unido a los huesos, y su contracción se produce de manera voluntaria, es decir, somos nosotros quienes de forma consciente decidimos moverlos.
  2. Estriado cardíaco: Solo se halla en el corazón, y su contracción ocurre de manera rítmica e involuntaria, no se controla de forma consiente. Existen hormonas y neurotransmisores que modifican la frecuencia cardíaca, pero nunca las detienen.
  3. Liso: Se encuentra en las vísceras u órganos internos. Se caracteriza por tener una estructura histológica diferente a los anteriores, carece de estriaciones. Su contracción se produce de manera involuntaria, es controlada por el sistema nervioso autónomo.

Funciones generales del tejido muscular

Además, de la contracción voluntaria e involuntaria el tejido muscular lleva a cabo las siguientes funciones:

  1. Generar los movimientos del cuerpo: Junto al sistema óseo permite caminar, correr, mover la cabeza lateralmente y más. En resumen, facilita la movilidad corporal total gracias a la cooperación coordinada de articulaciones, huesos y músculo estriado esquelético. Función del sistema musculoesquelético.
  2. Estabilizar la postura corporal, los músculos esqueléticos mantienen en equilibrio las articulaciones y garantizan mayor precisión durante el movimiento.
  3. Movilización de sustancia, una función en la que participan los tres tipos musculares. Por ejemplo, el músculo liso controla la salida de sustancias de órganos huecos, el músculo cardíaco moviliza la sangre a los tejidos, las contracciones del músculo esquelético promueven el retorno de la sangre al corazón.
  4. Participan en el proceso de termogénesis: La contracción muscular constante mantiene la temperatura dentro de los rangos normales.
¿Quieres estudiar Medicina? Conoce todo sobre la licenciatura de médico cirujano.

Componentes musculares del aparato locomotor

Aunque la finalidad muscular general es transformar la energía química en una acción (trabajo). Por ahora nos enfocaremos en el músculo esquelético, ya que es el que forma parte del sistema locomotor.

¿Qué es el músculo esquelético? Es un tipo muscular que se encuentra unido a los huesos (en mayor medida) o a otros músculos o la piel para permitir el movimiento corporal controlado voluntariamente. Además, mantienen la postura corporal.

La contractilidad, elasticidad, extensibilidad y excitabilidad eléctrica son propiedades que le permiten desempeñar sus funciones.

Las células del tejido muscular esquelético se denominan fibras musculares. Cada una de ellas posee cientos de miofibrillas, la unidad de contracción muscular; la cual está compuesta por proteínas contráctiles, reguladoras y estructurales.

  • La actina y miosina son proteínas contráctiles en el músculo esquelético.
  • La troponina y tropomiosina son proteínas reguladoras de la función contráctil.
  • La titina, distrofina y nebulina son proteínas estructurales en las miofibrillas.

El músculo esquelético se encuentra ampliamente irrigado, debido a que durante la actividad intensa necesitan un mayor aporte sanguíneo. Las motoneuronas o neuronas motoras son las que llevan el impulso nervioso hasta las fibras musculares para permitir la contracción.

Bajo los estímulos del sistema nervioso a través de las neuronas motoras, se libera acetilcolina, dicho neurotransmisor, excitador, desencadena un potencial de acción sobre las fibras musculares. Al tanto, en el interior de las células se libera calcio, que inicia el proceso de contracción, al acortarse la longitud de las fibras.

¿Cómo se une el músculo esquelético a los huesos? Gracias a los tendones y las aponeurosis. El movimiento se genera cuando los músculos esqueléticos ejercen fuerza sobre los tendones, lo que a su vez promueve la tracción ósea o de otras estructuras como la piel.

¿Cómo funciona el sistema musculoesquelético?

La movilidad corporal es el resultado del trabajo conjunto de los músculos esqueléticos, huesos y articulaciones. Los músculos tienen un punto de origen y un punto de inserción en los huesos que anatómicamente son de gran utilidad. Las personas que aspiran ingresar a carreras de rehabilitación física deben tener ambos conceptos muy claros.

  1. Origen: Es el extremo tendinoso del músculo que se une a la porción estacionaria de un hueso.
  2. Inserción: Es el extremo tendinoso del músculo que se une al hueso en el que se genera movimiento.

Por ejemplo, el origen del bíceps braquial es en la escapula y su inserción es en el radio. Cuando se genera la contracción del bíceps braquial se levanta el antebrazo mediante la circulación del codo. Se ha producido un movimiento.

Enfermedades comunes del sistema musculoesquelético

A pesar de lo robusto y fuerte que puede ser el sistema musculoesquelético, no está fuera de riesgo de sufrir alteraciones, que se traduzcan en enfermedad, acá te mencionaremos algunas de las más comunes que pueden afectar al hueso, músculo o articulación:

  • Osteoporosis: Ocurre cuando disminuye la densidad del tejido óseo, haciéndolos susceptibles de fracturarse, es más común en mujeres en etapas de la menopausia.
  • Tendinitis: Inflamación de los tendones cuando se someten a tensión excesiva; pueden producir dolor que limita la movilidad en dicha zona.
  • Artritis: Consiste en la inflamación de las articulaciones, consecuencia del roce entre huesos, que ocurre al desgastarse el tejido cartilaginoso entre ambas superficies. Existen algunas formas autoinmunes de la enfermedad, como la artritis reumatoide, donde el sistema inmune ataca a los tejidos de las articulaciones como si fueran agentes patógenos.
  • Estiramiento o desgarro parcial muscular: Por ejemplo, los músculos isquiocrurales (músculos de la corva) suelen ser punto focal de desgarros en individuos que trotan a gran velocidad y se detienen bruscamente. La persona puede presentar hematomas en la zona, por ruptura de vasos sanguíneos, dolor y dificultad para la movilidad.

El sistema musculoesquelético en resumidas cuentas nos permite movernos, proteger a los órganos internos y llevar una vida sana en relación con el ambiente externo. Sin embargo, a pesar de su compleja estructura y gran tamaño, no está exento de sufrir enfermedades, por ello es importante mantener un buen balance corporal y adoptar estilos de vida en el que el entrenamiento progresivo esté presente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *