Examen Simulador IPN | Competencia Lectora Parte 2

¡Bienvenido otra vez, aspirante! En esta ocasión retomamos el simulador. A continuación nos ocuparemos de la segunda parte de Competencia Lectora, la cual va desde el reactivo 11 hasta el 20.

Examen Simulador IPNCompetencia lectora parte2

Para que puedas entender bien cada ejercicio, nos aseguraremos de que las explicaciones sean concretas. Pero recuerda que debes prestar la máxima atención, pues sin eso no podrás avanzar correctamente.

Inscríbete hoy con el 50% OFF
Curso examen IPN 2025
Obtén acceso durante 12 meses a todos los contenidos

Conoce el curso que cubre todos los temas del nuevo examen de ingreso al IPN con clases en vivo y exámenes simulacro.

Código: IPN140
$4,000 MX
$2,000 MXN

Leer con atención el texto y responder las preguntas 11 a 20.

CONTINUIDAD DE LOS PARQUES

[1] Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca; se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de los personajes. Esa tarde, después de escribir una carta a su apoderado y discutir con el mayordomo una cuestión de aparcerías volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba hacia el parque de los robles. Arrellanado en su sillón favorito de espaldas a la puerta que lo hubiera molestado como una irritante posibilidad de intrusiones, dejó que su mano izquierda acariciara una y otra vez el terciopelo verde y se puso a leer los últimos capítulos. Su memoria retenía sin esfuerzo los nombres y las imágenes de los protagonistas; la ilusión novelesca lo ganó casi en seguida. Gozaba del placer casi perverso de irse desgajando línea a línea de lo que lo rodeaba, y sentir a la vez que su cabeza descansaba cómodamente en el terciopelo del alto respaldo, que los cigarrillos seguían al alcance de la mano, que más allá de los ventanales danzaba el aire del atardecer bajo los robles. Palabra a palabra, absorbido por la sórdida disyuntiva de los héroes, dejándose ir hacia las imágenes que se concertaban y adquirían color y movimiento, fue testigo del último encuentro en la cabaña del monte. Primero entraba la mujer, recelosa; ahora llegaba el amante, lastimada la cara por el chicotazo de una rama(1). Admirablemente restallaba ella la sangre con sus besos, pero él rechazaba las caricias, no había venido para repetir las ceremonias de una pasión secreta, protegida por un mundo de hojas secas y senderos furtivos. El puñal se entibiaba contra su pecho, y debajo latía la libertad agazapada(2). Un diálogo anhelante corría por las páginas como un arroyo de serpientes, y se sentía que todo estaba decidido desde siempre. Hasta esas caricias que enredaban el cuerpo del amante como queriendo retenerlo y disuadirlo, dibujaban abominablemente la figura de otro cuerpo que era necesario destruir. Nada había sido olvidado: coartadas, azares, posibles errores. A partir de esa hora cada instante tenía su empleo minuciosamente atribuido. El doble repaso despiadado se interrumpía apenas para que una mano acariciara una mejilla. Empezaba a anochecer.

[2] Sin mirarse ya, atados rígidamente a la tarea que los esperaba, se separaron en la puerta de la cabaña. Ella debía seguir por la senda que iba al norte. Desde la senda opuesta él se volvió un instante para verla correr con el pelo suelto. Corrió a su vez, parapetándose en los árboles y los setos, hasta distinguir en la bruma malva del crepúsculo la alameda que llevaba a la casa(3). Los perros no debían ladrar, y no ladraron. El mayordomo no estaría a esa hora, y no estaba. Subió los tres peldaños del porche y entró. Desde la sangre galopando en sus oídos le llegaban las palabras de la mujer: primero una sala azul, después una galería, una escalera alfombrada. En lo alto, dos puertas. Nadie en la primera habitación, nadie en la segunda. La puerta del salón, y entonces el puñal en la mano. La luz de los ventanales, el alto respaldo de un sillón de terciopelo verde, la cabeza del hombre en el sillón leyendo una novela(4).

Cortázar, J. (1964). Continuidad de los parques. Recuperado de https://narrativabreve.com/2014/07/continuidad-de-los-parques-cuento-cortazar-html

Reactivo 11

Indicar el superíndice que corresponde al fragmento del texto que contiene el clímax del texto.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4

Solución

La respuesta correcta aquí es la d).

Recordemos que el clímax es el máximo punto de tensión de una historia. Dicho punto, en el cuento que hemos leído, se halla representado en el fragmento del superíndice 4, ya que es el momento en el cual el amante se encuentra cerca del hombre al que quiere asesinar y está a punto de cometer el acto.

No sabemos qué pasa después, pero en ese final la tensión llega a lo más alto. Por lo tanto, podemos señalar que allí se encuentra el clímax.

Reactivo 12

Ordenar cronológicamente las acciones narradas en la lectura.

  1. Los amantes planean asesinar al esposo de la mujer.
  2. El protagonista comienza a leer una novela.
  3. El amante asesina al esposo de la mujer.
  4. Se establece una relación entre una mujer casada y un hombre.
  5. El protagonista retoma la lectura de la novela.

 

  1. 2, 4, 1, 5, 3
  2. 4, 2, 1, 3, 5
  3. 2, 1, 4, 3, 5
  4. 4, 1, 2, 5, 3

Solución

Para resolver este ejercicio debemos seleccionar la opción d). Tengamos en cuenta que nos piden que organicemos las acciones de forma cronológica, o sea, siguiendo el orden temporal de los hechos y no el orden de aparición dentro del cuento.

Siendo ese el caso, es evidente que primero se establece la relación que tienen los dos amantes y después se introduce al personaje que está leyendo, para luego llegar al asesinato:

  • Se establece una relación entre una mujer casada y un hombre.
  • Los amantes planean asesinar al esposo de la mujer.
  • El protagonista comienza a leer una novela.
  • El protagonista retoma la lectura de la novela.
  • El amante asesina al esposo de la mujer.

¿Quieres conocer todos los detalles de la convocatoria del Instituto Politécnico Nacional?: Descubre todo sobre la convocatoria del IPN

Reactivo 13

¿Qué idea explica la razón de que el título del texto sea “Continuidad de los parques”?

  1. La pasión secreta de los amantes estaba protegida por mundo de hojas secas y senderos furtivos
  2. El protagonista continúa la lectura de la novela en el estudio que miraba hacia el parque de los robles
  3. La esposa y el amante se encontraban en la cabaña del monte que se encuentra en el parque de los robles
  4. El autor usa la figura del parque como referente para establecer la continuidad entre las ficciones narradas

Solución

Una vez más la solución aquí se halla en la d). Pero para entenderlo debemos profundizar bien en el título del texto.

El autor utiliza el nombre “Continuidad de los parques” debido a dos cosas. La primera es que establece una continuidad entre las dos ficciones, la del hombre que está leyendo y la de los amantes como tal. De esto se desprende la palabra Continuidad que aparece en el título.

La segunda tiene que ver con el hecho de que el autor utiliza la figura del parque como un elemento en común entre las dos ficciones. Ya sabemos desde el comienzo que el personaje que lee está en un estudio desde el que puede ver hacia un parque de robles. Por otro lado, en la ficción de los amantes no se menciona el término robles; sin embargo, sí se deja claro que están rodeados por árboles.

Pues bien, un parque, por definición, es una zona donde hay árboles y vegetación. Eso nos permite decir que los amantes se hallan en uno, al igual que el otro personaje. En consecuencia, estamos hablando de dos parques y no de uno solo. Este explica que el título sea “Continuidad de los parques” y no “Continuidad del parque”.

En conclusión, el nombre del título se debe a que el escritor utiliza los parques como un referente en común que le permite crear una continuidad para unir las dos historias en una sola.

Reactivo 14

El texto anterior es ______ debido a las características que presenta.

  1. un mito
  2. un cuento
  3. una novela
  4. una leyenda

Solución

La opción correcta en esta ocasión es la b). El texto es un cuento, dado que es breve y se centra en una sola historia.

Para que quede más claro, vamos a explicar por qué no podemos tomar ninguna otra opción.

Opción a): mito

Un mito se refiere a una historia protagonizada por seres heroicos o divinos en la que se intenta explicar un aspecto de la condición humana, una fuerza de la naturaleza, etc.

El texto no puede ser un mito, ya que los personajes que aparecen no son ni heroicos ni divinos. Y, además, la historia que se narra no es una explicación de ningún elemento de la vida real, sino un simple suceso ficcional.

Opción c): novela

La novela es un texto narrativo que se caracteriza por ser extenso y por su capacidad de desarrollar múltiples historias a la vez.

Esta clasificación tampoco nos sirve, debido a que, si bien en el texto encontramos dos historias y no una sola, el contenido en sí es breve. Esa extensión tan corta impide que podamos considerar que el relato es una novela.

Opción d): leyenda

La leyenda es un tipo de texto también narrativo cuya característica principal es que cuenta un hecho real, pero le añade elementos inventados o fantasiosos. Asimismo, lo más usual es que las leyendas formen parte de las tradiciones de un pueblo en particular.

Esta otra opción no nos sirve por el hecho de que el texto leído no se basa en ningún suceso real. Por si fuera poco, no representa una tradición de ninguna manera, sino que es la creación de un escritor.

 

De ese modo, las tres opciones restantes son incorrectas porque sus características no encajan con el texto que hemos leído. Esto significa que la a) es la única que podemos seleccionar.

Reactivo 15

¿Qué idea es compatible con el texto anterior?

  1. El asesinato del esposo iba a ocurrir antes, pero se pospuso debido a negocios urgentes
  2. La esposa y el amante habían planeado desde siempre asesinar al esposo para poder estar juntos
  3. La novela que leía el protagonista estaba tan bien escrita que lo atrapó en la realidad ficticia
  4. El lector de la novela tiene buena memoria porque retenía sin esfuerzo los nombres de los protagonistas

Solución

Para solucionar este reactivo debemos escoger la opción a).

Si analizamos detenidamente el cuento, podemos deducir que si el personaje lector nunca hubiera salido por sus negocios urgentes habría leído la novela mucho antes; y de haber sido así, su muerte hubiese ocurrido en un punto anterior. Pero, dado que tuvo que atender los negocios, se pospuso el asesinato.

Como vemos, la idea es perfectamente compatible con la lectura, así que hemos elegido bien.

Reactivo 16

Seleccionar la afirmación que es coherente con la lectura anterior.

  1. El lector tenía un carácter irascible y perverso
  2. La esposa realmente no quería asesinar a su esposo
  3. El mayordomo fue despedido ese día para que no estuviera
  4. El amante no estaba muy nervioso porque iba a cometer un crimen

Solución

Esta vez debemos tomar la opción b).

A través del texto podemos ir deduciendo que la mujer tenía ciertas dudas con respecto a la idea de asesinar al esposo. Como ejemplo de ello tenemos la siguiente cita, que corresponde al párrafo [1]:

  • “Hasta esas caricias que enredaban el cuerpo del amante como queriendo retenerlo y disuadirlo…”: la clave aquí se encuentra en el término disuadirlo, que nos da a entender que la amante estaba intentando convencer al hombre para que cambiase de parecer.

De esa manera, se entiende que la mujer no estaba dispuesta al mismo nivel que el hombre. Si así fuera, posiblemente ella hubiera sido la que cometiera el crimen. A la vez, cuando el amante se marcha a realizar su acto, ella se va sin voltear atrás. Esto último nos demuestra que no quería formar parte del asesinato.

En vista de todo lo anterior, podemos concluir que, aunque la mujer colabora con su amante, no estaba totalmente segura de asesinar a su esposo.

Reactivo 17

De acuerdo con el texto, ¿qué inferencia es correcta?

  1. El lector leía novelas románticas constantemente para poder abstraerse y así olvidar por un momento su ajetreada vida
  2. Los amantes siempre hablaban y repasaban el plan para asesinar al esposo para no olvidar nada ni cometer ningún error
  3. El autor del texto expresa que el protagonista gozaba del placer casi perverso de leer la novela debido al desenlace del texto
  4. El sillón verde estaba colocado con la espalda hacia la puerta porque el lector disfrutaba mucho ver hacia el parque de los robles

Solución

La opción que resuelve el presente ejercicio es la c). El autor nos hace saber que el lector sentía placer al leer la novela, como se muestra en esta cita del párrafo [1]:

  • Gozaba del placer casi perverso de irse desgajando línea a línea de lo que lo rodeaba […]. Palabra a palabra, absorbido por la sórdida disyuntiva de los héroes, dejándose ir hacia las imágenes que se concertaban y adquirían color y movimiento, fue testigo del último encuentro en la cabaña del monte” (resaltamos en negritas las partes más importantes).

En ese fragmento del cuento podemos ver que el lector se siente complacido con el desenlace hacia el cual va la historia. La lectura lo entretiene por completo y hace que se olvide de lo que está a su alrededor.

Reactivo 18

De la lectura anterior, es posible afirmar que el plano real y el plano ficticio se ___________ por el desenlace del texto.

  1. vinculan
  2. fusionan
  3. confunden
  4. encuentran

Solución

Sin lugar a dudas, en esta ocasión la opción b) es la correcta. Los dos planos se fusionan, ya que se mezclan para dar lugar a una sola realidad. Es así como pasamos de tener dos mundos (por decirlo de alguna forma) a tener uno solo en el que conviven el lector y los dos amantes.

El verbo fusionan es el más correcto de las cuatro opciones debido a que nos brinda el sentido de mezclar. En cambio, los otros aportan sentidos muy distintos que no corresponden con lo que realmente pasa entre los planos del cuento.

Reactivo 19

¿Por qué los personajes no tienen nombre?

  1. Para poder mantener un texto corto y conciso de fácil lectura para todo público
  2. Porque al autor le interesa más el modo en el que está narrada la historia que la historia misma
  3. Le brinda la oportunidad a los lectores de que le coloquen el nombre que deseen a los personajes
  4. Debido a que el tema del texto gira en torno a las dos ficciones como espacios y no como historias

Solución

En este caso debemos seleccionar la opción d). Los personajes no tienen nombre debido a que la perspectiva del autor es plantear cada ficción como un espacio. Por esa razón no necesita nombrar a los personajes, sino señalar su función dentro de la ficción a la que pertenecen: el hombre, la mujer y el amante.

Reactivo 20

¿Qué figura retórica se observa en la totalidad del texto?

  1. Alegoría
  2. Paradoja
  3. Metáfora
  4. Antítesis

Solución

En esta ocasión debemos optar por la opción b). Antes que nada, debemos definir la paradoja. Básicamente, se trata de una figura literaria en la que se plantean un concepto y otro concepto que es su contradicción.

Aclarado lo anterior, veamos dos ejemplos:

  • “Gozaba del placer casi perverso de irse desgajando línea a línea de lo que lo rodeaba, y sentir a la vez que su cabeza descansaba cómodamente en el terciopelo del alto respaldo”: el personaje, a pesar de estar sumergido en la obra, no termina de sentir el entorno a su alrededor. Hasta cierto punto es algo contradictorio.
  • “Hasta esas caricias que enredaban el cuerpo del amante como queriendo retenerlo y disuadirlo, dibujaban abominablemente la figura de otro cuerpo que era necesario destruir”: aquí la acción de acariciar busca hacer que la otra persona cambie de idea, pero termina haciéndole recordar la necesidad de llevar a cabo el acto que pretende. De esa forma, la acción cumple justamente lo que intenta evitar, lo cual causa la contradicción.

Basándonos en casos como esos, podemos concluir que se usa la paradoja a lo largo del texto.