Examen simulador EXANI II | Comprensión Lectora Versión 2.0

¡Saludos, aspirante! Te damos la bienvenida a la segunda versión del simulacro del EXANI II de Comprensión Lectora.

examen Simulacro EXANI II Comprensión lectora version 2

En el artículo de hoy resolveremos la primera parte, que abarca desde el ejercicio 1 hasta el 10. Fíjate muy bien en las soluciones para que entiendas cómo se resuelve cada reactivo.

Estructura del EXANI II

En el EXANI II hay dos áreas, que son los módulos específicos y el examen de habilidades y conocimientos. Se añade igualmente una prueba de inglés, pero es diagnóstica, de modo que no afectará tu nota final en el examen.

Examen de habilidades y conocimientos

El examen de habilidades y conocimientos representa la primera parte del examen. Está compuesto por las asignaturas de Español y Matemáticas

Todos los aspirantes al EXANI II tienen que presentar el examen de habilidades y conocimientos. Es un requisito importantísimo.

De manera resumida podemos decir que el EXANI II está estructurado como te indicamos a continuación.

Estructura de la guía del EXANI II y del examen de admisión

ÁreaReactivos
Habilidades y conocimientos
Pensamiento matemático30
Comprensión lectora30
Redacción indirecta30
Módulos de conocimientos específicos
Módulo 124
Módulo 224
Subtotal de reactivos138
Diagnóstico
Inglés30
Total de reactivos168

Conocimientos específicos

Los conocimientos específicos constituyen la segunda parte del EXANI II. Aquí los temas están directamente conectados con el área a la que pertenezca tu carrera.

En el caso de que elijas Medicina, por mencionar un ejemplo, tendrás que cursar el módulo de Premedicina.

El listado incluye 15 módulos. Para que sepas desde cuáles de ellos corresponden a la carrera que escogiste, lo más recomendable es que revises la convocatoria de tu universidad. En ella estarán incluidos todos los módulos.

La tabla siguiente contiene los 15 módulos que componen el área de conocimientos específicos:

1. Administración9. Física
2. Aritmética10. Historia
3. Biología11. Literatura
4. Cálculo diferencial e integral 12. Matemáticas financieras
5. Ciencias de la Salud 13. Premedicina
6. Derecho14. Probabilidad y estadística
7. Economía15. Química
8. Filosofía16. Psicología

Temario Comprensión Lectora EXANI II

La comprensión lectora tiene mucho protagonismo en el examen de admisión, así que debes ir familiarizándote con el temario de esta asignatura. Por ese motivo te lo dejamos abajo:

SubáreaTemaNúm.
de reactivos
Ámbito de estudioIdentificación de información12
Interpretación
Evaluación de la forma
y el contenido
Ámbito literarioIdentificación de información12
Interpretación
Evaluación de la forma
y el contenido
Ámbito
de participación social
Identificación de la información6
Interpretación
Evaluación de la forma
y el contenido
Total30

Recomendaciones para resolver el simulacro

Este simulacro ha sido diseñado para que lo utilices como práctica. Los reactivos y las opciones te brindarán una idea de cómo es el EXANI II, y a medida que practiques descubrirás qué tan bien preparado estás.

Pero, antes de que pases a ver los ejercicios, toma en cuenta estas sugerencias:

  • Haz el intento de resolver los ejercicios primero. No vayas directo a las soluciones.
  • Si cometes algún error, analiza en qué te equivocaste, para que no lo vuelvas a hacer.
  • Si no te puedes concentrar no serás capaz de solucionar los reactivos, así que búscate un lugar tranquilo y silencioso donde nadie te moleste.
  • Toma nota del tiempo que tardas en resolver todo el simulacro, y luego pregúntate cómo podrías completarlo más rápido.
25% OFF solo por hoy

Curso Exani II 2025

Estudia con clases en vivo de todos los temas y exámenes simulacro.
Código: EXANI1300
$4,000 MX
$3,000 MXN

Texto

Lea el texto que le mostramos a continuación y posteriormente responda las preguntas asociadas a él.

La bloguera perfecta

El día de ayer recibí la visita de una bloguera muy popular en mi ciudad: Anastasia Rivero. Esta mujer se dedica a escribir en su portal acerca de las noticias más relevantes a nivel internacional, y su exquisito ojo crítico a la hora de comentarlas le ha hecho ganarse el respeto de un público muy amplio. Es asimismo una conocedora extraordinaria de diarios, motivo por el cual no es extraño que haya dado con un artículo que publiqué recientemente en El Universal en el cual confieso que no redacto mis textos usando el ordenador, sino a mano. Apenas entró por la puerta me preguntó si decía la verdad o no, y le contesté que sí.

No me fue difícil notar la compasión con la que me miró al oír mi respuesta. “Pero ¿cómo haces para enviarle los textos al diario? No me digas que se los envías escritos a mano”. “No exactamente —le respondí—. Todo depende de la situación en ese momento. Lo más común es que un amigo mío me ayude a transcribirlo en la computadora. Sin embargo, hay casos en los que por una u otra razón no puede venir a darme una mano; en consecuencia, no me queda más opción que llamar al editor y dictarle el texto para que él se ocupe de transcribirlo.

“¡Dios mío! —exclamó Anastasia—, no se puede ser más anticuado”. Hizo un claro gesto de desaprobación con la cabeza. “¿Es que acaso vives en el siglo pasado? No, eso es poco decir: ya en el siglo XX se usaba la máquina de escribir para esto. Tú vives en una época mucho más lejana. Eres el ejemplo perfecto de las cosas antiguas”. “Puede que sí —intenté defenderme—, pero es que no se me da bien usar la tecnología actual”. Ella me preguntó si estaba hablando de internet. “Sí —le dije—. Creo que es muy complicado de manejar, y por eso lo evito”. A Anastasia los ojos se le pusieron como platos, clara señal de que se había sorprendido de oír algo así. Con todo, no dijo nada; tan solo se aclaró la garganta y prosiguió: “Cuéntame, ¿más o menos cuánto tiempo te toma escribir un artículo?”. De inmediato le expliqué que el tiempo variaba según mi conocimiento sobre el tema del que iba a escribir; luego señalé que, en líneas generales, me demoro al menos unas seis horas. “Y claro —agregué—, antes de enviarlo definitivamente lo corrijo, cosa que me toma una media hora extra”. Anastasia se cruzó de brazos y volvió a mirarme con desaprobación. “No puede ser —se quejó—. A mí me bastan unos quince minutos para escribir un artículo en mi blog; o veinte, como máximo, cuando el tema necesita un desarrollo más profundo”.

En la mirada de Anastasia, además de la ya mencionada desaprobación, podía notarse un notable desprecio hacia mi persona; aun así, yo intentaba ignorar esa expresión. “Es increíble que trabajes de esa forma. ¿Cómo puedes permitir que la falta de conocimiento te retrase tanto? Si no sabes de un tema basta con que revises en internet: allí está toda la información que podrías necesitar. Es tan simple como hacer un clic y ya”. Para defenderme le expliqué que las cosas prácticas suelen resultarme complejas; como era de esperarse, no se mostró convencida con mi argumento. “¿Y si tuvieras que hablar de la India o Pakistán? —me preguntó—. ¿Qué harías en ese caso?”. “Cuando es así —contesté— procuro hablar únicamente de lo que conozco. Y también busco entre mis recortes de diarios para ver si encuentro algo de información en ellos”. Anastasia suspiró. “Habiendo una fuente infinita de datos como lo es internet, y tú prefieres revisar unos recortes —me reprochó. Yo bajé la mirada, apenada—. Yo con un minuto dentro de internet puedo informarme sobre cualquier tema: actualidad, deportes, economía, guerra… —Hizo una pausa de un minuto. Pude ver entonces que se asomaba en su rostro una sonrisa llena de malicia—. La mejor parte es que no cometo ningún error, a diferencia de ti en un artículo que publicaste hace una semana”. Esa última parte me dejó desconcertada. Incrédula, no pude evitar preguntarle de qué artículo me estaba hablando. “Me refiero al artículo que publicaste el lunes, en el cual decías que las investigaciones recientes han demostrado que Cristóbal Colón era de origen catalán. ¡Gran equivocación de tu parte!, porque esa teoría fue elaborada hace muchos años; además, ya fue desmontada por otros expertos. —Se calló un momento. Luego continuó—: Errores así de enormes no te sucederían si recurrieras a internet, tal como hago yo. Y esa es la razón por la que en mi blog todos los datos son verídicos y confiables”.

Me sentía muy apenada y sin capacidad de defenderme. Anastasia lo sabía. Era más que evidente que estaba disfrutando aquella situación. “Es verdad que la cantidad de temas que domino no es muy alta”, reconocí. “¡Y la única culpable de eso eres tú! —me recriminó inmediatamente—. Si no puedes hablar de otros asuntos es porque tú misma te niegas a esa posibilidad. Yo, en cambio, podría comentar la crisis actual de los contenedores e incluso la pésima gestión de la pandemia en el territorio chino. Necesitaría solo unos minutos para investigar todo sobre ello, y ya tendría la información en mis manos”.

“Por otra parte, soy igualmente capaz de hablar acerca de los problemas internos del partido republicano estadounidense —agregó poco después—, de los problemas electorales en Brasil y de la crisis económica y política del Reino Unido. En resumen, puedo escribir sobre lo que yo quiera. El uso de internet me convierte en una bloguera experta en cualquier área”.

Anastasia estaba en su máximo punto de soberbia. Se notaba fácilmente; y ella no hacía nada para disimularlo. Pocos segundos después carraspeó y empezó a caminar por la habitación. Su mirada se detenía en todos los objetos que conformaban mi humilde equipo de trabajo: las hojas llenas de apuntes, los lápices de diferentes colores, los recortes esparcidos por el suelo… Cada cosa la observaba con suma indiferencia; incluso parecía estar a punto de romper alguna.

Al cabo de unos cinco minutos, cuando ya había concluido su recorrido, me preguntó si podía tomarle fotos al cuarto y a los objetos. “Me servirá para publicarlas en una sección de mi blog que dedico a cosas de épocas pasadas. Así mis lectores tendrán una idea muy clara de cómo se hacía periodismo antes del siglo XXI”. Aunque me estaba haciendo sentir muy mal con sus palabras, no fui capaz de negarle lo que pedía. De esa manera, volvió a sonreír y buscó el teléfono en su bolsillo. Hizo aproximadamente unas veinte fotos; yo me mantuve siempre en silencio. “Cada vez hay menos personas como yo, ¿verdad?”, le pregunté sin mirarla. Anastasia asintió con la cabeza, luego de lo cual se guardó el móvil. “Con esto es suficiente —dijo satisfecha—. Ya va siendo hora de que me vaya”. Me dedicó una última sonrisa irónica y se marchó.

Cuando me quedé sola, me dirigí directo a la silla. Desde allí contemplé la habitación completa. En ese momento me acordé de que había querido escribir una crónica sobre el cambio de poder en Irán a raíz de las últimas protestas. Lamentablemente, pese a que estaba al tanto de que había sucedido eso, desconocía el contexto y las causas que impulsaron a los protestantes. Decidí entonces que no era una buena idea, por lo que la deseché. Con mucho dolor de mi parte, envidié a Anastasia. De haber estado en mi lugar, ella habría podido hablar a fondo del tema, sin cometer ningún error. Al final me di por vencida: nada de lo que yo pudiera hacer serviría para convertirme en una especialista de tan alto nivel como Anastasia.

Reactivo 1

¿Por qué Anastasia visita a la protagonista?

  1. Porque quería enseñarle cómo usar internet para escribir crónicas sobre la política actual.
  2. Porque necesitaba su ayuda para redactar un artículo sobre la sobrepoblación.
  3. Porque quería confirmar si era verdad que escribía sus textos a mano y no con el ordenador.

Solución

La opción que soluciona este primer reactivo es la c). Anastasia fue a ver a la protagonista para descubrir si era cierto que escribía los textos a mano. Esto lo podemos ver en el fragmento siguiente, que corresponde al párrafo 1:

  • El día de ayer recibí la visita de una bloguera muy popular en mi ciudad: Anastasia Rivero. […] no es extraño que haya dado con un artículo que publiqué recientemente en El Universal en el cual confieso que no redacto mis textos usando el ordenador, sino a mano. Apenas entró por la puerta me preguntó si decía la verdad o no, y le contesté que sí.

En esa parte del texto, podemos ver con mucha claridad que lo primero que hace Anastasia es preguntar por el tema de escribir a mano. Ese acto demuestra que el interés principal de su visita era ese. Si hubiera sido otro, no habría hecho esa pregunta apenas llegó.

Reactivo 2

¿Cómo entrega la protagonista los textos al diario para el que trabaja?

  1. La protagonista contrata a un escritor profesional que se ocupa de transcribir los artículos por ella.
  2. La protagonista recurre a un amigo que transcribe los textos o, en caso de no poder, llama al editor y le dicta el artículo.
  3. El editor del diario envía a su ayudante personal a la casa de la protagonista para que transcriba los artículos y después se los lleve a él.

Solución

Para resolver este reactivo debemos inclinarnos por la b). Fijémonos en el fragmento mostrado a continuación, que tiene lugar luego de que Anastasia le pregunte a la protagonista cómo envía los textos:

  • Lo más común es que un amigo mío me ayude a transcribirlo en la computadora. Sin embargo, hay casos en los que […] no puede venir a darme una mano; en consecuencia, no me queda más opción que llamar al editor y dictarle el texto para que él se ocupe de transcribirlo.

Allí leemos que la protagonista tiene dos opciones: aprovechar la ayuda de su amigo o llamar al editor. Justamente eso es lo que nos dice la opción b), así que hemos elegido correctamente.

Reactivo 3

En cierto punto de la lectura la protagonista dice que cada vez hay menos personas como ella. Considerando el contexto de la lectura, la razón que le impulsa a decir eso es que…

  1. sabe que, por su metodología de trabajo tan anticuada, no puede hablar de cualquier tema que desee ni manejar grandes cantidades de datos e información.
  2. está al tanto de que son muy pocos los periodistas que en la actualidad se limitan a escribir únicamente sobre lo que conocen, mientras que muchos se valen de internet para hablar de cualquier temática.
  3. es consciente de que resulta cuestionable y poco eficiente la idea de pedir ayuda a otras personas para poder transcribir los artículos en vez de hacerlo ella misma.

Solución

La opción a elegir esta vez es la a). Debemos tomar en cuenta el contexto en el que la protagonista dice la frase del ejercicio. Para ese punto ya Anastasia ha dejado ver qué la metodología de la protagonista es bastante anticuada en comparación con la suya.

El mayor énfasis en ese tema lo hace Anastasia cuando solicita poder hacer las fotos. Lo que la motiva a eso es que sabe que no todos los días podrá toparse con un cuarto como el de la protagonista, ya que en la actualidad son pocos los periodistas que usan el mismo método que ella.

La protagonista, desde luego, es consciente de todo lo anterior. Esa es la razón por la que dice que cada vez hay menos gente como ella. Por tanto, la opción a) es la correcta.

Reactivo 4

¿Cuál es el objetivo del autor al escribir el texto?

  1. Demostrar que la forma de escribir de los blogueros es más eficiente que la de los periodistas tradicionales.
  2. Resaltar el valor y la calidad de los métodos de escritura y búsqueda de información usado por los periodistas en otros tiempos.
  3. Contrastar dos maneras o metodologías distintos de hacer periodismo y escribir artículos.

Solución

Si bien este ejercicio ofrece cierta dificultad, la respuesta que debemos seleccionar es la c). Lo que busca el autor es establecer un contraste entre la metodología actual, representada por Anastasia, y la más clásica o anticuada, representada por la protagonista.

En ese sentido, desde el principio hasta el final del texto vemos que se comparan diferentes puntos entre ambos personajes: cómo consiguen la información, de qué manera envían los textos, etc. A partir de esos puntos descubrimos el método anticuado y el moderno y las diferencias entre ambos.

Lo que podemos deducir de esa estructura es que el relato está orientado a contrastar los dos métodos, y es por ese motivo por lo que no podemos elegir ninguna otra opción más que la c).

Reactivo 5

¿Cuál es la finalidad que persigue el autor al añadir ejemplos de los temas que maneja Anastasia?

  1. Mostrarle a la protagonista que la tecnología moderna le puede servir como una herramienta muy útil.
  2. Generar envidia en la protagonista al demostrarle que cualquier persona con internet puede manejar más temas que ella.
  3. Humillar a la protagonista y hacerle sentir que su rechazo hacia la tecnología es la razón de que esté tan atrasada en comparación con otros periodistas.

Solución

La solución en este caso se halla en la a). Desde el principio entendemos que la protagonista, además de ser anticuada, no está actualizada en lo que se refiere al uso de las tecnologías modernas. Ella misma dice en el párrafo tres lo siguiente:

  • «“Puede que sí —intenté defenderme—, pero es que no se me da bien usar la tecnología actual”. Ella me preguntó si estaba hablando de internet. “Sí —le dije—. Creo que es muy complicado de manejar, y por eso lo evito”».

Como podemos apreciar, ya hay en la protagonista un rechazo ante la idea de utilizar la tecnología. Ahora bien, cuando Anastasia va hablando de todas las temáticas que puede manejar, queda en evidencia que herramientas como internet pueden ayudar al periodista a tener una fuente información constante. Así, la protagonista podría ampliar su abanico de temas sin caer en el error no ser una especialista real, que es lo que sucede con Anastasia.

En conclusión, la idea del autor es demostrarle a la protagonista que la tecnología digital puede brindarle ventajas, con el fin de que se anime a aprovecharla.

Reactivo 6

¿Cuál de los planteamientos siguientes se parece al que encontramos en el texto?

  1. El trabajo a distancia exige que una empresa brinde a sus empleados las herramientas que se necesitan para ello: un ordenador y una red privada que les permita acceder a la información de la empresa.
  2. El uso de las tecnologías virtuales en la enseñanza online podría ayudar a que la educación avance muchísimo. Debido a eso, es importante dominarlas y aprender qué técnicas se pueden aplicar con ellas.
  3. Uno de los propósitos que deben fijarse los colegios es implementar el inglés como segundo idioma. La lengua inglesa es la más usada en los negocios y la tecnología, por lo que al dominarla es más fácil acceder al mercado laboral.

Solución

En esta ocasión debemos inclinarnos por la b).

Para entenderlo debemos basarnos en el reactivo anterior, en el cual mencionamos que el autor busca que la protagonista valore y quiera usar la tecnología digital con el objetivo de ampliar sus posibilidades. Pues bien, lo que nos plantea la opción b) es precisamente utilizar una tecnología en concreto para hacer que progrese la educación.

El punto que une ambos planteamientos es el avance. El uso de la tecnología puede hacer avanzar a la periodista; lo mismo pasa con la educación. De ese modo, el planteamiento de la opción escogida se parece al que hallamos en el texto.

Los planteamientos de las otras opciones no guardan ninguna relación la lectura, por lo que quedan descartados.

 

Lea con cuidado el texto mostrado a continuación y posteriormente resuelva las preguntas asociadas con él.

La labor de editar ensayos

El 2 de noviembre de 1860 la escritora Katerina Gravanovna culminó la parte final de una obra que le había ocupado los últimos dos años de su vida: El brazo izquierdo. Al cabo de unos días el texto llegó a manos de la editorial Luna Nocturna, que no dudó en publicar la primera parte de la obra. En poco tiempo el libro se volvió uno de los pilares teóricos del comunismo, lo que convirtió a Gravanovna en una de las responsables de establecer e impulsar esta ideología. La segunda parte apareció en los últimos días del mes de diciembre; la tercera llegó a mediados de 1861. La última no salió sino hasta 1871, y ya para entonces había muerto la autora. Con El brazo izquierdo el editor jefe de Luna Nocturna, Fred Lewiski, consiguió sacar al mundo un libro cuya influencia acabó siendo histórica, ya que desde su primera publicación no ha dejado de tener impacto en las distintas generaciones de intelectuales. En pocas palabras, Lewiski cumplió el máximo sueño de todos los editores de ensayos.

Sin embargo, una obra tan importante no ocasiona solamente cosas buenas, sino también algunas malas. Como muestra se puede considerar la anécdota del editor finlandés Julius Kafell. Para el año 1945 este hombre estaba a cargo de la editorial Letras Rojas, y fue en esa época cuando tuvo la oportunidad de publicar el libro en su país. Así, se convirtió en el primero en hacer que llegara a Finlandia. Kafell tenía ciertas dudas al principio, pues temía un mal recibimiento. Todos esos temores se desvanecieron en la primera semana de ventas. El brazo izquierdo se volvió el libro más vendido en toda la historia de Finlandia, gracias a lo cual el editor logró comprarse una mansión en las afueras de Helsinki, la capital. Es un resultado que nunca se hubiera esperado Kafell, como tampoco que tan solo dos años más tarde se instauraría un Gobierno comunista que había tomado aquella obra como uno de sus pilares teóricos y que, siguiendo las directrices de la misma, ordenó quitarle su lujosa mansión.

Pero casos como el de Kafell no niegan el hecho de que muchísimas ideas que modificaron el curso de la historia surgieron de un texto. Los editores de ensayos saben muy bien eso, motivo por el cual están en una constante búsqueda de la próxima gran obra que, además de significar un punto y aparte, les haga inmortalizar su propio nombre en la historia universal. Lo que anhelan es formar parte de ese suceso histórico.

Prosiguiendo con esa última idea, conviene mencionar la crisis de España en 2010, que aumentó la brecha entre las clases altas y las bajas y, a la vez, obligó a muchos jóvenes a emigrar en busca de mejores oportunidades. Darse cuenta de lo primero resulta muy fácil al día de hoy, aunque no fue así en ese momento. El único que notó que aquel lamentable suceso estaba incrementando la distancia entre clases fue Paul Gatzn, un economista francés que para ese entonces estaba radicado en el Reino Unido. Gatzn publicó en 2011 un libro de 356 páginas en el cual desarrollaba el tema con una postura bastante objetiva (y, por suerte, fue traducido al inglés de la mano del editor chileno Gilberto Carrasal, quien trabajaba para la editorial El Planeta). A raíz de esta obra se empezó a hablar del mismo problema en la radio, en la televisión y en otros medios. Incluso algunos políticos y activistas lo tomaron como una temática recurrente en sus discursos. Curiosamente, Gatzn también se distanció mucho de su clase social, al menos a nivel económico, debido a que la obra acabo haciéndolo millonario.

Existen también muchos otros casos que se pueden tomar como ejemplo. Entre ellos está el de Isabel Parra, una exdiputada de Bolivia. Parra tuvo por años una pésima reputación por muchas acusaciones de malversación de fondos, las cuales la obligaron a dimitir en 2015. Todo dio un giro inesperado cuando publicó su libro de memorias, cuyo título es Reminiscencias de una diputada. Los lectores se impresionaron con lo que cuenta la autora en el texto, hasta el punto de que la gran mayoría cambió la opinión que tenían de ella; incluso se llegó a mencionar la posibilidad de darle su voto si volvía a postularse para ser diputada. Puede mencionarse también el caso del libro Occidente y su esencia. Este fue originalmente un artículo de opinión que apareció en un diario mexicano no muy conocido, pero terminó siendo uno de los textos filosóficos que moldearon el pensamiento de la población occidental a lo largo del siglo pasado. Por otro lado, está el caso del ensayo La redirección de la culpa, de la autora colombiana Josefa Kourt. En la obra se dedica a profundizar en la tendencia cultural de redirigir la culpa de las agresiones físicas a la víctima en lugar del agresor, costumbre que, según ella misma asegura, es muy común en Colombia. Todos esos libros son un perfecto ejemplo de obras influyentes que, además, han alcanzado las máximas ventas; sin embargo, no todos los casos son tan exitosos. Una muestra de ello es Catolicismo y libertad, del escritor Mariano Salas. El texto vendió menos de 1000 ejemplares en los primeros años, aunque reformó para siempre la noción que se tenía en Occidente sobre la falta de libertad del catolicismo. Dicho cambio fue posible por el hecho de que llegó a las manos de las personas correctas.

Por supuesto que no todos los editores tienen que aspirar a encontrar una idea del más alto nivel que los haga pasar a la historia. Muchas veces las más sencillas y aparentemente superficiales son suficientes para impactar en la sociedad. En lo personal, soy un editor que prefiere centrarse en temas simples, como por ejemplo el auge de los coches eléctricos. Esto es así porque me parece que los buenos editores debemos estar dispuestos a darles una oportunidad a los temas que muchos otros han ignorado de forma voluntaria. Igualmente, es nuestra obligación compartir cualquier descubrimiento con el resto del mundo, a fin de que las demás personas también sientan interés por esos hallazgos.

No hay manera de saber por qué Fred Lewiski se interesó en el texto de Gravanovna. Pudiéramos pensar que vio en él una oportunidad para hacerse millonario. Quizás lo que lo impulsó no fue el factor económico, sino la identificación personal que sentía con las ideas que planteaba la autora. O puede que su decisión no fuese más que un acto caritativo para con Gravanovna, quien para entonces no había podido publicar ninguno de sus libros. Todas esas opciones representan las causas más comunes de que un editor lleve a cabo la publicación de un libro; pero rara vez se dan todas al mismo tiempo. Claro está, siempre habrá editores que no podrán llegar a la cúspide, aunque sí nos brindarán una obra que sacuda el mundo por un cierto período.

Reactivo 7

Considerando lo que dice el texto, ¿qué afirmación puede ser considerada como correcta?

  1. La parte final de El brazo izquierdo salió a la luz 11 años después de que fuese publicada la primera.
  2. La tercera parte de El brazo izquierdo fue la que mayor influencia tuvo en los países de Sudamérica.
  3. El editor Fred Lewiski publicó El brazo izquierdo porque era pariente de Gravanovna.

Solución

Este es un ejercicio muy simple. La respuesta correcta es la a), y para probarlo vamos a fijarnos en el fragmento siguiente:

  • “El 2 de noviembre de 1860 la escritora Katerina Gravanovna culminó la parte final de una obra que le había ocupado los últimos dos años de su vida: El brazo izquierdo. Al cabo de unos días el texto llegó a manos de la editorial Luna Nocturna, que no dudó en publicar la primera parte de la obra. […] La última [parte] no salió sino hasta 1871, y ya para entonces había muerto la autora”.

Ahí podemos ver que la primera parte fue publicada a los pocos días de ser completada la obra. Es decir, apareció en el mismo año 1860. Por su parte, la última salió a la luz en 1871. Si restamos ambos años el resultado es 11.

De esa manera, es correcta la afirmación de que la parte final del libro fue publicada 11 años después de la primera.

Reactivo 8

Lewiski, Kafell y Carrasal son una prueba incuestionable de _______ que consiguieron publicar _______ que ocasionaron grandes cambios en la historia de la humanidad.

  1. editores – ensayos
  2. periodistas – crónicas
  3. psicólogos – dibujos

Solución

Este reactivo se soluciona solamente con la a). Para confirmarlo basta con completar los espacios en blanco:

  • Lewiski, Kafell y Carrasal son una prueba incuestionable de editores que consiguieron publicar ensayos que ocasionaron grandes cambios en la historia de la humanidad.

El contenido del texto es correcto, en primer lugar, porque los tres personajes mencionados fueron, en efecto, editores; y, en segundo lugar, porque las obras que llegaron a publicar y que cambiaron la historia fueron ensayos. Así, la combinación de la opción a) encaja perfectamente.

Los personajes no eran ni periodistas ni psicólogos; tampoco publicaron ni crónicas ni dibujos. En consecuencia, las opciones b) y c) quedan descartadas totalmente.

Reactivo 9

¿Qué finalidad persigue el autor al escribir el texto?

  1. Explorar las causas de la crisis que azotó a España en 2010
  2. Destacar la importancia que tienen los editores de ensayos
  3. Trazar una línea cronológica sobre los textos fundacionales del comunismo

Solución

La opción que hay que escoger esta vez es la b).

Si leemos bien el texto notaremos que el autor nos señala múltiples ejemplos de editores que publicaron obras que, de una u otra forma, tuvieron mucho impacto en la cultura, en la historia y en la sociedad como tal. Así, lo que consigue es resaltar que sin esos editores el mundo no habría cambiado tanto.

En resumen, la finalidad del autor es destacar la importancia que tienen los editores de ensayos. Con respecto a las otras dos opciones, si bien se mencionan la crisis de España (opción a) y el comunismo (opción c), no son nunca el tema central ni el objetivo fundamental del autor, sino una parte del texto.

Reactivo 10

La obra de Gatzn hizo que se empezara a conversar sobre…

  1. el aumento de la brecha entre las clases sociales de España
  2. la necesidad de crear editoriales en cada ciudad del país
  3. los beneficios de implementar el modelo comunista en Europa

Solución

La respuesta que resuelve este último reactivo no es otra que la a). Fijémonos en este fragmento:

  • […] conviene mencionar la crisis de España en 2010, que aumentó la brecha entre las clases altas y las bajas […]. El único que notó que aquel lamentable suceso estaba incrementando la distancia entre clases fue Paul Gatzn […]. Gatzn publicó en 2011 un libro de 356 páginas en el cual desarrollaba el tema […]. A raíz de esta obra se empezó a hablar del mismo problema en la radio, en la televisión y en otros medios. Incluso algunos políticos y activistas lo tomaron como una temática recurrente en sus discursos.

Hemos resaltado con negritas las partes más importantes.

Podemos leer claramente que el tema del libro de Gatzn era el aumento de la brecha entre las clases españolas, y que fue su publicación lo que ocasionó que dicho asunto se extendiera a los medios de comunicación y a la política. O sea, el texto hizo que se empezara a conversar sobre eso, tal como nos indica la opción a).