¿Qué es un ensayo argumentativo? Ejemplos, definición y pasos 

En este artículo vamos a conocer todo sobre el ensayo argumentativo, su definición y vamos a realizar un ejemplo explicado paso a paso.

Hacer un ensayo argumentativo es una forma de expresar el punto de vista del autor o de los autores en torno a una idea o temática determinada. Mayormente se utiliza para generar una polémica o para dar a conocer algún aspecto subjetivo de un tema específico.

Definición de ensayo argumentativo

El ensayo argumentativo es aquel que se propone exponer una postura personal frente a un tema determinado. Dicho de otro modo, intenta convencer o persuadir al lector en relación a las ideas expuestas.

Tiene como objetivo o finalidad incitar en el lector una inclinación en relación con la opinión sugerida por el autor.

El ensayo argumentativo busca sustentar una hipótesis o tesis con argumentos lógicos o válidos. Es decir, que se sustenta en citas o explicaciones teóricas de otros. El mismo contiene elementos expositivos, dado que deberá el autor explicar su posición frente a una determinada problemática. En consecuencia, el autor, intentará justificar de manera coherente y lógica su punto de vista.

En ciertos casos, el autor podría presentar hipótesis o una tesis contraria a fin de darle más fuerza a su argumento posterior.

Lo más trascendente de este tipo de ensayos es la presentación del punto de vista del autor y la forma en que este presenta la argumentación.

Diferencia entre ensayo argumentativo y académico

Tal vez hayas notado que el ensayo argumentativo es muy parecido al académico. En realidad, la estructura en líneas generales de un ensayo, sea este filosófico, argumentativo, científico, académico, literario, etc. es similar.

No obstante, guardan algunas diferencias que es preciso señalar. En este caso, te contaremos la diferencia entre ensayo argumentativo y académico.

Si bien el ensayo académico utiliza redacciones de tipo expositiva – argumentativa, lo que diferencia a uno de otro es que el ensayo argumentativo aborda temática fuera del ámbito académico, pudiendo por ejemplo abordar temas de modo más genérico.

Mientras que el ensayo académico circula en un entorno en donde el receptor y el emisor se hallan dentro de un mismo entorno académico – universitario.

No obstante, debido a que no está establecida la definición consensuada, es posible que algunos autores empleen ambos ensayos como sinónimos.

Dicho esto, el ensayo académico se encuentra dentro de los ensayos argumentativos.

Por tanto, todo ensayo académico será argumentativo, pero no todo ensayo argumentativo será académico.

En síntesis, un ensayo argumentativo puede ser un ensayo académico, pero también puede contener una temática libre.

Un ensayo argumentativo puede o no convencer al lector del punto de vista del autor del mismo. Sin embargo, la finalidad del ensayo radica en que se reflexione sobre un tema determinado.

Ejemplo de ensayo argumentativo

Vamos a realizar un ejemplo de ensayo del tipo argumentativo paso a paso, recuerda que muchas veces depende

Educación: un camino arduo, sinuoso, pero que vale la pena recorrer

La educación latinoamericana ha sufrido devastadores golpes a lo largo de décadas desde el nacimiento de la educación como institución escolar.

Recordemos que, anterior a la escuela como lugar que albergaba a niños de diferentes edades, los lugares designados para tales fines educativos eran las iglesias parroquiales y los profesores eran los párrocos o sacerdotes.

No obstante, el nacimiento de la educación pública tal como la conocemos en la actualidad (con sus instituciones, jerarquía piramidal, reglas y normas)  tiene sus inicios a mediados del siglo XIX. Esta escuela del pasado, dista mucho de ser la escuela actual. Sin embargo, no podemos indicar que una sea mejor que la otra. Por otro lado, si pondremos en este ensayo, en tela de juicio algunos aspectos presentes y tradicionales que hacen la diferencia, muchos de los cuales deseamos erradicar como docentes a fin de construir una mejor institución educativa del mañana.

La educación pública en Latinoamérica

La educación en Latinoamérica ha sido fuente de diversos cruces: políticos, económicos, sociales, etc que la ha dejado en medio de un mar de dudas. Incluso en la actualidad, autores como Javier García Pérez Morales hablan de la escuela devastada en tiempos post-pandémicos.

El término de escuela devastada hace referencia a la carencia de lugar institucional por parte del entramado social ausente durante los años de confinamiento en relación a la institución como eje o sostén de niños y adolescentes en la actualidad, dejando, muchas veces a merced de las familias cuestiones que la educación debía haber contemplado. No obstante, no es mi intención culpar a las instituciones educativas, pero sí es necesario detenerse en sus formas.

La escuela durante la pandemia

Durante la pandemia las escuelas han tenido que re-inventarse, la asistencia a las aulas se vio suspendida y luego modificada, las formas de relacionarse entre alumnos y docentes también han cambiado, así como también lo han hecho los docentes ante la forma de evaluar a los alumnos.

¿Cómo podemos pensar una escuela dentro de una caja boba? Ese ha sido el desafío de los docentes en pandemia. Y bastante han hecho, aunque, claro está, no con las herramientas adecuadas para hacerlo.

Lograr una escuela que se adapte a la realidad cambiante exige docentes y directivos que también lo hagan. Es decir, la escuela latinoamericana actual no se adapta a los cambios bruscos y vertiginosos dejándola en una pausa, ausente de tiempo y de perspectiva hacia el futuro.

Entonces ¿qué haremos de aquí en más para poder afrontar las consecuencias de una educación devastada antes y después de la pandemia?

Conclusión

Es importante poder involucrarse en la realidad de cada sociedad comprendiendo que así como las sociedades avanzan de forma acelerada, también así deben cambiar los planes de estudio, los programas y los desafíos al interior de toda institución escolar.

No podemos continuar creyendo que las escuelas estáticas, inamovibles y cargadas de protocolos antiguos (y a menudo obsoletos), deban ser el eje o centro por el cual circulan la mayoría de las políticas educativas en las escuelas latinoamericanas en la actualidad.

Un cambio drástico en la forma de educar en las escuelas del siglo XXI se está gestando; la batalla no será fácil ¡no lo es! pero el futuro de nuestros pueblos, de nuestras naciones y el de nuestros hijos necesitan que comencemos a dejar otro tipo de legado; uno que mire hacia adentro de las instituciones escolares con ganas de cambios y no con protocolos enquistados de tradición sin sentido.

¿Para qué se usa un ensayo argumentativo?

En principio el ensayo argumentativo sirve para convencer a los lectores en relación a la hipótesis que plantea el autor del mismo.

Se utiliza cuando una persona o grupo de personas desean dar a conocer su propio punto de vista sustentado en un marco teórico determinado. El mismo puede encuadrarse dentro de un entorno determinado: una institución educativa, religiosa, empresa u organización, sociedad, etc.

Muchas veces el tema que se aborda genera polémica. De ahí que el autor argumente en favor de su hipótesis o tesis inicial.

En este tipo de ensayo, si bien lo más importante es visualizar la postura del autor respecto de algún tema en particular, lo más destacable es que este debe basarse en sustentos teóricos teniendo en cuenta la forma en que el emisor razona para acompañar al lector hacia un razonamiento de conclusión. Por tal razón, puede convencer de que el punto de vista planteado es el correcto.

Adicionalmente, es importante que el argumento se sustente con cifras, citas, estadísticas y otro tipo de información de fuentes reconocidas mencionando de dónde obtuvo las mismas.

¿Cuando se usa?

Se emplea cuando existe cierta polémica entre teorías opuestas y el autor del ensayo desea poner en tensión las mismas para luego dar una conclusión relacionada con alguna de ellas o bien argumentando un tercer punto que hasta ese momento no se había considerado.

En consecuencia, el ensayo argumentativo se usa para persuadir o convencer al lector a fin de considerar como válida la postura del autor en relación a otras opiniones o puntos de vista.

Recomendaciones para hacer un ensayo argumentativo

  • A diferencia de un ensayo académico, uno argumentativo puede ser leído por una persona tanto dentro como fuera de un ámbito determinado. Esta diferencia hace que el receptor pueda no tener tanto conocimiento sobre el tema que estás exponiendo. Por tanto, una sugerencia cuando hagas un ensayo de este tipo es que intentes explicar incluso aquellos aspectos que consideres obvios o evidentes.
  • Por otra parte, intenta ser concreto. Esto ayudará al lector a no distraerse.
  • Recuerda siempre tu hipótesis o tesis inicial. Esto evitará que te desvíes de tu objetivo.
  • No uses lenguaje técnico o complejo. Recuerda que el receptor puede no tener tanto conocimiento como tú y tu intensión es que éste entienda tu punto de vista. Si empleas lenguaje muy técnico o complejo, sin duda no comprenderá siquiera lo que está leyendo.
  • Usa fuentes de información confiables. Dentro de la temática que planteas, recuerda acudir a teorías o autores de renombre y reconocimiento social. Esto le dará mucho más prestigio y seriedad a tu ensayo.
  • Ten en cuenta el eje conductor de tu ensayo. Es decir, recuerda siempre tu hipótesis (punto de partida) y tu conclusión (punto de llegada o destino).
  • Uso de conectores. El uso de conectores permite que el ensayo sea de fácil lectura y comprensión.

9 Pasos para hacer un ensayo argumentativo

  1. En primer lugar es necesario delimitar el tema que vayamos a abordar. En este punto, es posible que establezcas una hipótesis o tesis principal. También puedes establecer más de una hipótesis secundaria.
  2. Investigación. Deberás escoger los autores que serán el sustento teórico de tu hipótesis. Es importante que sepas que no es necesario que la hipótesis se confirme; también al finalizar tu ensayo puedes dejar la misma abierta, de modo que tu hipótesis sirva como parte de otros ensayos. También puede suceder que la misma se refute. Es decir que al finalizar el ensayo termines por argumentar de forma negativa en relación a la hipótesis presentada. Recuerda que un ensayo argumentativo necesita que el autor exprese su punto de vista, por lo que ninguna de las 3 opciones será equivocada.
  3. Analizar la información. Una vez que hayas logrado recabar la información que utilizarás y logres hacer un resumen del mismo, puedes comenzar a analizar la misma en relación con tu hipótesis.
  4. Elaboración de la tesis. La investigación y puesta en relación de la misma junto con la hipótesis te llevará a la elaboración de la tesis.
  5. Primer borrador. En este punto es importante poder volcar tus ideas y variables en un borrador. Esto te ayudará a ordenar la estructura interna del ensayo.
  6. Utiliza párrafos. A medida que avances en el escrito borrador, es importante que establezcas la estructura de los párrafos. Recuerda que cada párrafo debe abordar un aspecto en particular y todos deben relacionarse hacia la conclusión que deberás plasmar en otro párrafo.
  7. La conclusión. Este es el párrafo que nos acerca a la postura del autor del ensayo en relación con el tema planteado al inicio. En otras palabras, es el párrafo que afirma, refuta o deja abierta la hipótesis o tesis que has planteado al inicio.
  8. Lectura objetiva. Haz una lectura objetiva. Para ello puedes leer tú mismo el ensayo o bien mostrárselo a otra persona para que ella pueda percibir si faltan algunos aspectos presentados sin explicación o bien si la redacción es clara y la conclusión comprensible.
  9. Revisión final. Es importante que revises la ortografía, gramática y el léxico que hayas empleado. Recuerda que todo ensayo argumentativo debe usar un tipo de redacción formal pero en primera persona tanto del singular como del plural. Así puedes escribir frases como: “Considero oportuno mencionar que…”, “Luego de esta información, percibimos que…”, “Creo oportuno decir que…”, etc.

Give a Comment