¿Cómo hacer un calendario de estudios? Pasos y ejemplos

Un calendario de estudio, también llamado “Cronograma de estudio” es una herramienta que se utiliza para organizar las horas de las que se dispone cada día para estudiar, así como para distribuir las mismas de una manera en que se logre cumplir con las tareas y deberes pendientes.

IMPORTANCIA DE TENER UN CALENDARIO DE ESTUDIOS

A pesar de que pueda parecer una herramienta sencilla, la verdad es que su elaboración requiere de una gran planeación para lograr organizar tanto el tiempo como las materias de la forma más apropiada posible.

Los calendarios de estudio deben ser elaborados de tal forma que el tiempo se distribuya de manera equivalente y realista de acuerdo a las posibilidades de cada persona.

Como resultado obtendrás tranquilidad y enfoque al momento de estudiar. No es lo mismo estudiar presionado, que organizar tus tiempos de estudio, y hacerlo enfocado y con calma.

También te puede interesar: Técnicas de estudio: Conoce los mejores métodos de estudio.

¿Para qué sirve el calendario de estudios?

Los calendarios de estudio son instrumentos que sirven para organizar el tiempo de forma eficiente de acuerdo con las necesidades y posibilidades de cada estudiante.

La buena organización es uno de los factores de mayor importancia al momento de estudiar. No obstante, en muchos casos, no planificamos nuestras horas de estudio de manera apropiada. En consecuencia, nuestra productividad y resultados académicos se ven afectados.

Al hacer uso de un calendario de estudio, te será posible crear una rutina ordenada. A pesar de que en un principio te resulte un poco tedioso, luego de unas pocas semanas te acostumbrarás casi sin notarlo.

De esta forma, desarrollarás un hábito de estudio que influirá de forma muy positiva sobre tus calificaciones y tu productividad.

¿Cómo se hace un calendario de estudios?

Al momento de hacer un calendario de estudio, resulta muy importante mantener en consideración ciertos elementos que contribuyen a estructurarlo de manera apropiada.

Elementos del calendario de estudios

Este instrumento pedagógico debe contar con:

  • Los días de la semana, quincena o mes.
  • Las distintas horas que componen el día.
  • Fechas de la semana (opcional).
  • Objetivos (opcional).
  • Materias (opcional).
  • Adicionalmente, el cronograma puede incluir pausas y períodos de descanso.

No obstante, en caso de que, por ejemplo, te encuentres en clases o trabajando durante la mañana, todo este lapso de tiempo desaparecerá del calendario de estudio, ya que solo se debe considerar el tiempo del que realmente se dispone para estudiar.

El tiempo debe ser distribuido de acuerdo a las necesidades y capacidades reales del estudiante.

De esta forma, si regresas a casa a la 1:00 de la tarde, será aquí donde comenzará el período de estudio (Descontando el tiempo para almorzar, ducharse, entre otros).

Es importante tomar en consideración cuánto tiempo suele tomarte hacer una tarea o estudiar una asignatura.

Puede que al principio, te sea un poco difícil establecer este punto. No obstante, puedes utilizar un cronómetro para determinar el tiempo que te toma aprender una lección o completar una tarea de una asignatura en específico.

Esta información será muy importante para dividir las horas de estudio dentro del calendario de manera apropiada, así que no te presiones ni te apures.

Pasos para realizar un calendario de estudios

Si deseas elaborar un calendario de estudio de manera apropiada, será muy importante que sigas algunos pasos en específico que garantizarán la obtención de los mejores resultados. Siendo estos:

1. Determinar cuánto tiempo se tiene disponible para estudiar

  • Determinar cuánto tiempo se dispone realmente para esta actividad: Puedes registrar en una hoja de papel el tiempo que dedicas a cada una de tus labores diarias.
  • Las estimaciones no funcionarán: Es necesario que conozcas el tiempo real que te toma realizar una actividad en específico. Por ejemplo, no es buena idea colocar que te ejercitas de 8:00 a 8:30 cuando en realidad solo dedicas unos 20 minutos a esta actividad.

Aunque parezca algo irrelevante, debes anotar cada minuto. De esta manera, podrás optimizar tu tiempo de estudio tanto como sea posible.

2. Elaborar el calendario de estudio

  • Luego de conocer la cantidad de tiempo de la que se dispone diariamente para estudiar, será necesario determinar qué tipo de estructura se le dará al calendario. Bien sea semanal, quincenal o mensual.
  • Después de esto, podrás crear tu calendario de la manera en que lo desees. Puedes hacerlo tanto manualmente como por computadora.
  • Inicialmente, será necesario anotar las horas del día que se encuentran ocupadas, como la hora del almuerzo, tu horario de trabajo, entre otras tareas diarias.
  • De esta manera, tendrás una visión completa del tiempo que inviertes diariamente a cada actividad, así como los momentos que podrás dedicar al estudio.
3. Asignar los espacios

A continuación, procede a asignar los espacios que se encuentren libres en tu calendario de estudio a las distintas asignaciones que tengas pendientes.

  • Distribución del tiempo: La distribución de tus horas de estudio debe ser tan clara como sea posible. Asignando el tiempo de la forma en que se considere más apropiada entre las distintas materias. Esto te ayudará a organizar tus sesiones de trabajo de forma efectiva.
  • Tomar en cuenta la dificultad: Es muy importante que definas las asignaturas a estudiar cada día de acuerdo con su dificultad. De esta forma, no es recomendable que coloques varias materias complejas en un mismo día, ya que el rendimiento de tu mente no será óptimo.
  • Elige si empezar con lo fácil o lo difícil: Esto es cuestión de gustos y de tu estilo de aprendizaje.
4. Establecer objetivos.

Una vez que hayas determinado en qué momento estudiarás cada asignatura, y cuánto tiempo dedicarás a ellas, será necesario que evalúes qué objetivos deseas alcanzar durante tus sesiones de estudio.

Por ejemplo:

  • Cuántas tareas planeas completar diariamente.
  • Cuántas lecciones deseas aprender cada semana.

De igual manera, es necesario definir prioridades claras. Por ejemplo, supongamos que debes estudiar para dos exámenes:

El tema de uno de ellos se te da bien y te resulta sencillo de comprender. Sin embargo, el otro se te hace mucho más difícil.  En este caso, la asignatura de mayor complejidad debe tener prioridad dentro del calendario de estudio.

Organizar el calendario cada semana

Todo este trabajo carecerá de sentido si no se sigue la rutina especificada en el calendario de estudio.

Una vez que elabores esta herramienta, debes intentar cumplir con la organización y los objetivos que has planteado en la misma.

El calendario no surtirá ningún efecto, ni notarás cambios positivos en tu productividad y desempeño académico si lo olvidas dentro de una carpeta y no sigues la organización que te has planteado.

Al mismo tiempo, el cronograma debe incluir un espacio de tiempo destinado a estructurar la rutina de estudio de la siguiente semana, quincena o mes.

La constancia y la disciplina al momento de utilizar esta herramienta serán factores clave para lograr el éxito.

De esta forma, podrás hacer un calendario de estudio de forma apropiada. No olvides que este instrumento es totalmente ajustable en caso de que ocurra algún imprevisto en tu día que te impida cumplir con la organización como lo habías previsto.

Ejemplo de calendario de estudios

Ahora que conoces todos los detalles con respecto a los calendarios de estudio, de seguro te encuentras preparado para elaborar uno y organizar tu rutina de forma eficiente.

calendario de estudios por actividades y horas

Ejemplo de calendario por actividades y horario

Sin embargo, en muchos casos puede ser de ayuda contar con una guía o incluso, una plantilla de estas herramientas que pueda utilizarse como base para su elaboración.

Ejemplo de calendario de estudios por objetivos

Los objetivos y metas deben encontrarse especificadas en este  tipo de calendario y será importante intentar cumplir con ellas.

No establezcas metas que no creas poder alcanzar solo para presionarte.

calendario de estudios por semana

Ejemplo de calendario de estudios por objetivos

De igual manera, es necesario que te asegures de que tus objetivos sean realistas.  Si te estresas, la capacidad de tu cerebro para absorber información se verá afectada.

Ejemplo de calendario de estudios por materias

Los calendarios de estudio por materias son una variante de esta herramienta que, como su nombre lo indica, permiten organizar de manera eficiente el tiempo disponible para realizar los deberes de una asignatura en específico.

como hacer un calendario de estudios paso a paso

Son muy útiles al momento de estudiar materias que resulten complicadas, ya que facilitan establecer prioridades y objetivos para las mismas durante las sesiones de trabajo.
  • Para estructurarlo, tan solo resulta necesario elaborar una lista de las distintas tareas que se deben realizar, o las lecciones que se deben aprender para la asignatura en cuestión.
  • Luego de esto, las mismas se organizarán de acuerdo a su nivel de prioridad en bloques de estudio dentro del tiempo que se tenga disponible para estudiar durante la semana, la quincena o el mes, estableciendo metas realistas para cada período de trabajo.

Gracias al uso de estas herramientas, es mucho más sencillo cumplir con los distintos deberes de una materia en específico, particularmente si esta resulta un poco complicada para el estudiante.

Herramientas para hacer tu calendario

Existen bastantes opciones al momento de realizar tu calendario, NO TE COMPLIQUES TANTO, lo importante es trabajar con lo que tienes a la mano y seguir los pasos y recomendaciones. Algunas de las herramientas que puedes usar son:

  • Agenda: Si bien al día de hoy no se usan tanto como antes, son un recurso que puedes encontrar en cualquier miscelánea.
  • Cuaderno: No necesitas una agenda, si tienes un cuaderno normal puedes usarlo para dibujar tu calendario.
  • Google calendar: Es la herramienta por excelencia, y lo mejor es que es gratis.
  • Canva.com: Todos los diseños que viste en este post los hicimos con el uso de canva.

Razones para tener un calendario de estudios

Existen distintas razones por las cuales tener un calendario de estudios es algo muy recomendable. Entre estas se destacan:

  • Al elaborar un calendario de estudios, adquieres la habilidad de distribuir tu tiempo de la forma que consideres más apropiada.
  • Tendrás una idea mucho más clara y realista del tiempo que tienes disponible para estudiar.
  • Se evita la procrastinación por medio de la motivación de cumplir con los objetivos.
  • Facilita el enfoque y el alcance de los objetivos académicos.
  • Permite priorizar los deberes o las asignaturas que gocen de mayor importancia.
  • Al utilizar este tipo de cronograma será mucho más sencillo memorizar las fechas de las evaluaciones o de entrega para los deberes.

Ventajas de los calendarios de estudios

El uso de los calendarios de estudio conlleva a un muy importante número de ventajas, lo cual contribuye a que se le considere como una de las herramientas pedagógicas más útiles. Entre los principales beneficios de estos cronogramas se encuentran:

  • Facilitan la organización del tiempo a corto, medio y largo plazo.
  • El cronograma puede estructurarse tomando en cuenta el resto de las actividades que se llevan a cabo diariamente, así como también, ciertas fechas importantes o días especiales, como cumpleaños, fiestas, entre otros.
  • Al contar con un calendario de estudio, se reduce el estrés y la presión psicológica al estudiar, ya que se comprenden pausas y períodos de descanso entre los bloques de trabajo.
  • Las sesiones de estudio pueden modificarse y ajustarse en caso de que ocurran imprevistos que no permitan cumplir con los objetivos de la forma en que se habían planificado.
  • Su uso promueve la creación de una rutina de estudio que favorece el incremento de la productividad y el rendimiento académico.

Give a Comment