Inicio » Carreras universitarias » Guía para elegir una carrera universitaria

Guía para elegir una carrera universitaria

Elegir una carrera universitaria es uno de los pasos más importantes en tu vida profesional, sin embargo, es a los que menos se les dedica tiempo, incluso cuando sientes que estas 100 % segura o seguro debes investigar sobre la carrera que vas a elegir, más aún, si tienes dudas sobre ella.

guia para elegir carrera en la universidad (1000 × 523 px)

En este artículo te brindaremos una guía completa para facilitar el proceso de decisión, eso sí, no creas que simplemente leyendo esta guía vas a poder tomar la decisión, para ello vas a quedarte con mucha tarea.

¿Por qué la gente se equivoca al elegir carrera?

La mayoría de las personas toman la decisión a ciegas, es decir, que no investigan nada al respecto, la vida profesional, el crecimiento que tienen en el sector, los trabajos que pueden tener, o si es posible emprender con los conocimientos que obtendrás durante tus estudios universitarios.

Dejamos de lado pasos muy importantes como revisar el plan de estudios, la duración y el campo laboral, es por eso que los primeros semestres de carreras como ingeniería o medicina, muchos estudiantes abandonan la universidad.

¿Cómo elegir mi carrera universitaria?

El primer paso es que pongas en duda todo lo que conoces (si no has investigado nada), muchas veces creemos que conocemos el trasfondo de las cosas, sin embargo, hasta que le dediques un tiempo considerable a investigar, podrás tomar la mejor decisión.

Antes de comenzar te recomiendo seguir estos tres consejos:

  1. Mantén la mente abierta y no descartes opciones que desconoces: Explora carreras que no habías considerado, ya que podrían sorprenderte y ajustarse a tus intereses.
  2. Tómate tu tiempo, no te apresures a tomar una decisión: Es una decisión crucial, pero no tiene que ser inmediata. Reflexiona y analiza tus opciones con calma.
  3. Lee esta guía en su totalidad: Incluso toma notas, y pon fechas límite para ejecutar cada paso.

Es común que quienes sean buenos en matemáticas piensen que ingeniería es la única opción que tienen, sin embargo, existen muchas otras en las que llevan matemáticas, por ejemplo, física, Químico Farmacobiólogo, entre otras.

Si ni siquiera has revisado el plan de estudios, quiere decir que no le has dedicado el tiempo suficiente a investigar, sigue estos puntos para tomar una mejor decisión:

1. Dedícale el tiempo suficiente

Este paso es igual de importante que prepararte para tu examen de admisión a la universidad.

Lo primero que te puedo recomendar es que le dediques tiempo, ¿cuánto? El necesario para sentirte convencido, y saber lo que te espera una vez que inicies clases en la facultad a la que ingreses.

Imagina cómo te ves trabajando en esa carrera en 5, 10 o 20 años. Piensa en tu estilo de vida, tus metas personales y profesionales y cómo la que elijas puede contribuir a ellas.

Por lo menos deberías de dedicarle un mes, eso suponiendo en que ya tenías pensado postularte a alguna universidad, si no es el caso, con tres meses pudieras llegar a tomar una buena opción para ti.

2. Comienza por conocerte

Antes de comenzar a investigar posibles carreras, es muy importante que te conozcas a ti mismo. Haz una autoevaluación de tus habilidades, gustos e intereses.

Por ejemplo, si no te gustan las matemáticas, ¿Consideras que una ingeniería es la mejor opción para ti?, ¿Si no te gusta la biología?, ¿Consideras que medicina es una buena opción?.

Analiza los siguientes puntos:

  1. Identifica tus Habilidades y aptitudes: Identifica las cosas que más te han gustado a lo largo de tu vida, desde las materias que más te llaman la atención, hasta las actividades que más disfrutas, aunque no lo creas, esto es muy importante, ¿Qué hace una persona que no le gustan los animales estudiando médico veterinario?
  2. Has una lista de tus pasatiempos e intereses: Analiza si se relacionan con la carrera que vas a elegir.
  3. ¿Cuáles son tus metas personales?: Reflexiona sobre tus objetivos y qué tipo de vida deseas llevar.

Este paso es el que casi nadie hace, ¿por qué? Debido a que pensamos que nos conocemos, pero cuando nos hacen alguna pregunta relacionada dudamos en la respuesta, lo mejor es que plasmes todo esto en un documento o en una hoja de tu cuaderno.

Al final de esta actividad pregúntate si tus intereses, valores y objetivos se alinean la opción que vas a seguir.

3. Conoce el perfil de ingreso

No se trata de estereotipos, pero si te das cuenta, por lo general los egresados de medicina tienen un perfil muy similar, son personas analíticas, formales y muy estudiadas.

Otro de los pasos que deberás realizar es revisar el perfil de ingreso de la universidad y carrera a la que vas a aplicar, en este perfil no solo se describen los conocimientos que debes de tener, sino también las habilidades y aptitudes.

Aunque esto no puede definir quién entra y quién no, es muy importante que lo leas, comprendas y analices.

Mi recomendación es que realices un examen de personalidad como el test de Holland, más adelante te daré más detalles, pero a grandes rasgos es un examen para conocer tus intereses vocacionales.

4. Has una lista de carreras

Una vez que tengas una idea de tus habilidades e intereses, comienza a investigar sobre o las carreras que te llamen la atención.

Por ejemplo, si te gusta la química, las matemáticas y sientes interés por el mundo de la ciencia, podrías tener en tu lista las siguientes:

  • Licenciatura en química
  • Química de materiales
  • Química ambiental
  • Ingeniería química
  • Biotecnología
  • Bioingeniería
  • Ingeniería de materiales
  • Ingeniería biomédica

Aunque si te sientes muy perdido, puedes comenzar por identificar las áreas de estudio, y a partir de ahí conocer las carreras que se encuentran en cada una de las áreas.

A manera de ejemplo aquí tienes algunas áreas del conocimiento (aquí puedes conocer la lista completa de carreras):

  • Ciencias de la salud
  • Arquitectura y diseño
    • Arquitectura
    • Diseño gráfico
    • Diseño industrial
  • Área contable administrativa
  • Ciencias sociales
    • Licenciatura en sociología
    • Licenciatura en economía
    • Derecho
  • Ingenierías
    • Ingeniero aeroespacial
    • Ingeniero civil
    • Ingeniero en electrónica
    • Ingeniero en mecatrónica
    • Ingeniero en software
    • Ingeniero industrial
    • Ingeniero mecánico

Si ya tienes definida una en específico es momento de comenzar con el punto número cinco, investigar a fondo.

5. Realiza una investigación ardua

En este punto es importante que tengas tu lista de carreras, o la que creas mejor para ti, deberás dedicarle bastante tiempo a la investigación, vamos a comenzar con lo fundamental.

Aunque nos estamos adelantando también te recomiendo que analices las opciones de posgrado; Explora las especializaciones y posgrados disponibles, ya que podrían ser necesarios para sobresalir en el campo laboral.

Conoce las 100 mejores universidades de México

Algunos puntos a considerar al investigar son:

6. Conoce el plan de estudios

Revisa las materias que se imparten en la carrera y si estas se alinean con tus intereses, esto lo vas a encontrar en el portal oficial de la facultad a la que vayas a aplicar.

Si estas tienes varias opciones de universidades, es buen momento para hacer un cuadro comparativo, con los distintos planes de estudios que tengan, si bien las licenciaturas se pueden llamar igual, es común que cada institución le dé un enfoque distinto.

Tambien te recomiendo que investigues en qué consisten las materias, más si no provienes de un bachillerato técnico, esto te servirá para darte cuenta de que tanto interés tienes en el plan de estudios.

7. Conoce la duración de la carrera

¿Por qué es importante? Muchos estudiantes de bachillerato quieren estudiar medicina, sin embargo, no toman en cuenta que dura por lo menos 7 años, eso sin contar la especialidad, que puede durar otros 4.

Verifica cuántos años te tomará completar la carrera y si estás dispuesto a dedicar ese tiempo a tus estudios.

Por lo general tienen una duración de entre 4 y 5 años, sin embargo, otras tienen mayor duración.

Si es tu caso, deberás de considerar que durante este tiempo es muy complicado trabajar, por lo que deberás contar con el apoyo de familiares.

8. Investiga el campo laboral

Investiga el estado actual del mercado laboral y las proyecciones futuras para la carrera que te interesa.

Algunos puntos clave a considerar son:

  • Demanda laboral actual y futura: Algunas carreras pueden tener una alta demanda de empleo, mientras que otras podrían estar saturadas.
  • Salarios: Averigua el salario promedio de la profesión en distintos sectores tomando en cuenta la experiencia que piden. Esto te ayudará a tener una idea del potencial económico futuro.
  • Oportunidades de crecimiento profesional: Explora las posibilidades de ascenso y desarrollo profesional. Algunas profesiones ofrecen mayores oportunidades de crecimiento que otras.
  • Sectores en los que podrías trabajar: Conoce las distintas industrias y sectores en las que podrás trabajar una vez que te gradúes.
  • Oportunidades en México y en el extranjero: Ya sea para irte de intercambio o trabajar en otro país.
  • Posibilidades de emprender: Abrir un negocio es una posibilidad que todos tenemos, sin embargo, hay algunas que te facilitan el ingreso al mundo de los negocios.
  • Puestos disponibles en las bolsas de trabajo: Esta es la manera más certera de comprobar si actualmente hay trabajo en tu ciudad.

Aunque todo depende de ti, es importante por lo menos conocer el panorama general al que ingresaras una vez que termines la universidad.

Conoce la lista de las carreras mejor pagadas

Actualmente tener una licenciatura no te asegura un buen o mal salario, son muchas las habilidades que se requieren para tener éxito en la vida profesional.

9. Define qué tan difícil será para ti

No existen carreras fáciles o difíciles, todo depende del esfuerzo y las ganas que tengas de terminarla, de lo que si te debes de asegurar es de estar dispuesto a enfrentar los retos y desafíos que conlleva.

Considera aspectos como la carga académica, evalúa si estás dispuesto a enfrentar la carga académica que conlleva cada carrera. Algunas pueden ser más teóricas, mientras que otras son más prácticas o requieren habilidades específicas.

También puedes tener en cuenta los horarios y la flexibilidad que tendrás, más aún si tienes que trabajar durante tus estudios.

Por último, infórmate sobre los costos, ya que existen algunas que pueden llegar a requerir materiales demasiado caros, esto es importante que lo platiques con tus padres, o bien, que te prepares económicamente, la inscripción no es lo único que pagaras durante el semestre, te lo aseguro.

10. Habla con egresados de tu carrera

La mejor forma de conocer la realidad es hablar con egresados de la licenciatura o ingeniería que vas a estudiar, a mí personalmente me sirvió para darme cuenta de todas las cuestiones que hemos visto hasta al momento. Además de confirmar las cosas que creía que sabía.

No tengas miedo o vergüenza de hacerlo, pregunta sobre su experiencia laboral, satisfacción y consejos para alguien que está considerando seguir esa carrera.

Te dejo la siguiente lista de preguntas que les puedes hacer:

  1. ¿Por qué decidiste estudiarla?
  2. ¿Podrías describir brevemente el plan de estudios?
  3. ¿Cuál fue tu experiencia en la universidad? ¿Cómo fue el ambiente académico y social?
  4. ¿Qué habilidades y conocimientos consideras fundamentales para tener éxito?
  5. ¿Cuál fue la parte más difícil?
  6. ¿Qué tipo de prácticas o experiencias laborales realizaste durante tus estudios universitarios?
  7. ¿Batallaste para encontrar trabajo?
  8. ¿Consideras que el salario es bueno?
  9. ¿Qué consejos podrías darme para sobresalir?
  10. ¿Cómo ha sido tu experiencia laboral en el campo hasta ahora? ¿Ha cumplido con tus expectativas?
  11. ¿Existe algún aspecto que te hubiera gustado saber antes de entrar a la universidad?
  12. ¿Cuál es el equilibrio entre trabajo y vida personal en esta profesión?

Estas preguntas te pueden ayudar a obtener una perspectiva de primera mano sobre la carrera que deseas estudiar, así como consejos útiles y consideraciones para tomar una decisión informada sobre tu futuro académico y profesional.

11. Usa herramientas de orientación

En algunos bachilleratos implementan herramientas para que sus alumnos tomen una mejor decisión, independientemente de si lo hacen o no te recomiendo buscar por cuenta propia distintos canales que te ayuden al proceso de elección.

Principalmente te recomiendo estos tres:

  1. Pruebas vocacionales: Los tests vocacionales son herramientas útiles para ayudarte a orientarte en la elección de tu carrera universitaria.
  2. Ferias universitarias: Asistir a ferias universitarias y jornadas de puertas abiertas te permite obtener información directa de las instituciones educativas y sus programas académicos.
  3. Visitar la universidad: Conoce la facultad a la que probablemente le vas a dedicar años de tu vida, incluso te invito a que hables con estudiantes para que te cuenten lo que están viviendo en ese momento.

12. Apóyate con test vocacionales

Toma en cuenta que es común que muchos estudiantes crean que únicamente con hacer un test vocacional es suficiente, si tienes la posibilidad de tomar un curso con un profesional certificado en orientación vocacional te darás cuenta de que estos forman parte de un proceso largo.

  1. Identificar tus habilidades: Los tests vocacionales evalúan tus capacidades y habilidades en diferentes áreas, ayudándote a descubrir en qué destacas.
  2. Conocer tus intereses: Estos tests también tienen en cuenta tus intereses y preferencias personales, lo que te permitirá explorar opciones que se ajusten a tus gustos.
  3. Orientación en el proceso de elección: Los resultados del test pueden brindarte una guía para investigar carreras que quizás no habías considerado previamente.

Incluso estos profesionales fungen como orientadores, al final eres tú quien decide, guiado por un proceso certificado, por lo que si lo que buscas es ayuda profesional lo que te recomiendo es que tomes un curso de orientación vocacional.

13. Evita errores comunes

En resumen existen una lista de errores comunes al momento de elegir carrera universitaria, la gran mayoría de ellos se solucionan si sigues los pasos y consejos anteriores, pero por si no te ha quedado claro aquí tienes algunos:

  • No investigar lo suficiente: Es fundamental que le dediques tiempo al proceso de decidir.
  • Dejar que otros decidan por ti: Aunque es importante escuchar las opiniones y consejos de padres, amigos y conocidos, la decisión final debe ser tuya. Es tu futuro, tus metas y tu decisión.
  • Guiarte solo por el salario: Si bien el salario es un aspecto importante, no debe ser el único factor en tu elección. las condiciones económicas y la demanda laboral pueden cambiar con el tiempo, por lo que basar tu decisión únicamente en el salario podría no ser lo más acertado.

Lo más importante es disfrutes de lo que haces y que te sientas realizado con tu trabajo.

¿Qué hacer si mis padres no están de acuerdo?

Toma en cuenta que tus padres te han apoyado durante toda tu vida, y suponiendo que es tu caso, quieren lo mejor para ti, es común que los padres se creen expectativas sobre lo que nosotros debemos ser, sin embargo, este paso es parte de madurar y de entrar en la vida adulta.

Más que ponerte a la defensiva, evita peleas o discusiones, y explícales con calma los motivos de tu decisión final.

  1. Mantén la calma: Si tus padres no están de acuerdo con tu elección, es importante mantener la calma y no tomar sus opiniones como un ataque personal. Recuerda que sus preocupaciones probablemente provienen de su deseo de verte feliz y tener éxito.
  2. Comprende sus preocupaciones: Trata de entender las razones detrás de su desacuerdo y aborda sus preocupaciones con información objetiva y bien fundamentada.
  3. Dales tiempo: Si tus padres aún no están convencidos, dales tiempo para procesar la información y reflexionar sobre tu elección. Pueden cambiar de opinión con el tiempo, especialmente si ven tu compromiso y dedicación.
  4. Explica tus razones: Comunica tus motivos y cómo se alinea con tus habilidades, intereses y metas personales. Sé honesto y abierto sobre tus expectativas y deseos.
  5. Muestra tus investigaciones: Comparte la información que has recolectado, incluyendo datos sobre el campo laboral, salarios y opciones de universidades. Esto demostrará que has tomado una decisión informada.

Por último voy a decir algo que a los padres no les va a gustar, lo anterior es algo que tus padres merecen, si tienen dudas explícaselas, sin embargo, debes dejar en claro que es tu decisión final (si hiciste tu tarea no vas a tener un gran problema).

Resumen

Estas por tomar una decisión muy importante, dedicale tiempo, esfuerzo, no te desanimes y sobre todo disfruta este proceso, en la mayoría de los casos es una cosa que solo vas a vivir una vez durante toda tu vida.